Una ONG pide que los cabarets no figuren en la lista de boliches


La asociación civil Las Diversas presentó una nota ante la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia para solicitar que los night club sean excluidos de los folletos turísticos de la ciudad.


Los cabarets no deben figuren en la lista de boliches


La asociación civil Las Diversas presentó un pedido a la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe con respecto a “la publicidad de wiskerías por parte de la Municipalidad de Santa Fe” en la folletería de turismo, que las incluye en la lista de locales bailables.

“Adjuntamos la publicidad de un night club de Santa Fe, que en realidad la ciudadanía lo referencia como un prostíbulo. También adjuntamos la publicidad de este prostíbulo y de otras wiskerías desde el folleto de turismo de la Municipalidad de Santa Fe en su tapa y en el interior dentro del rubro Diversión dichas wiskerías. Este folleto se entrega en oficinas públicas”, señalaron desde la organización no gubernamental.

Las Diversas enumera también en el material enviado a Derechos Humanos los links de las páginas de internet donde también se publicitan estos lugares: “La página oficial municipal, donde se puede apreciar que están los boliches bailables en orden alfabético, y que los últimos tres boliches son precisamente las wiskerías Cristóbal Night Wiskería, El Stud Wiskería y Místico Night Club”.

Y agregaron: “Se puede apreciar que esta página está actualizada porque en el folleto municipal figura Club Privado Night Club, que cerró recientemente, pero en la página oficial ya no sale”. Por otro lado también la Secretaría de Turismo de la ciudad de Santa Fe, desde su página las publicita, dentro de Servicios y desde allí el rubro Dónde Bailar.
La ONG hizo referencia “a una batalla que la Secretaría de Control de la Municipalidad de Santa Fe mantiene contra los vendedores ambulantes; representantes de esa misma Secretaría hace un año le dijeron a la asociación que en Santa Fe «no hay prostíbulos ni cabarets»”. Y sentenciaron: “ Sabemos que no es así”.
“Nos preguntamos... así como se persigue a estos vendedores, que están ganándose la comida diaria, ¿por qué no se persigue al proxenetismo, y por qué no hay un control real en cuanto a las habilitaciones de estos lugares?”, indicaron Las Diversas en un comunicado.

La nota de la asociación civil a la secretaria de Derechos Humanos de la provincia, Rosa Acosta, expresa: “Tenemos el agrado de dirigirnos a usted, con la intención de solicitarle que interceda y apoye nuestro pedido a la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Santa Fe para que retire de la página web y folleto turístico que se entrega en oficinas oficiales, la publicidad de las wiskerías y night club de esta ciudad”.

Y continúa: “Estos lugares habilitados con falsos eufemismos, son de público conocimiento prostíbulos, que como usted bien sabe se encuentran prohibidos en la Argentina (Ley Nº 12.331)”.
Por último, la ONG relata su parecer en relación al accionar municipal en relación a este tema y opina: “La Secretaría de Control de la Municipalidad de Santa Fe tampoco controla estas habilitaciones, dicha secretaría ha establecido en estos días una batalla contra por ejemplo, vendedores ambulantes, pero no persigue a los proxenetas-dueños de estos prostíbulos. Sabemos que en estos lugares se encuentran muchas de las mujeres y niñas que estamos buscando, víctimas de las redes mafiosas de trata para la prostitución”.

Un centenar
“En Santa Fe hay más de cien prostíbulos, y eso no es poco”. El dato, lanzado por los integrantes de Amuyen, una red nacional que trabaja sobre el problema de la trata de personas, sobresalió durante un congreso sobre la temática que se desarrolló en la capital provincial, coordinado por Acción Educativa de Santa Fe e Indeso Mujer de Rosario.

El seminario se tituló “La trata con fines de explotación sexual: una forma de esclavitud que se profundiza en el siglo XXI”. Entre los objetivos de la capacitación se señaló la necesidad de fortalecer el eje de género dentro de la red, logrando transversalizarlo en el marco de los derechos humanos e incorporar a este proceso de formación y capacitación a las organizaciones sociales con las que cada ONG está trabajando.

Las organizadoras expresaron que “en Santa Fe la trata existe, pero hablar de esto es mala palabra. Generalmente lo que dicen es que hay prostitución «como siempre» o «como en todos lados». Es decir, se aborda como algo absolutamente naturalizado sin reconocer que la trata es una mafia organizada que tiene un objetivo económico”.

En la provincia, la ruta Nº 1 brinda un camino privilegiado para este negocio, porque se puede salir del puerto de Rosario y llegar hasta Paraguay. De esto se habló en el seminario, donde aseguraron que en la zona de la costa, por el turismo sexual, la trata está sin que los habitantes la reconozcan.

El objetivo del seminario fue plantear líneas de trabajo para las ONG de la red. En ese sentido, “en Santa Fe se está discutiendo cuáles son los desafíos en lo local, lo regional y lo nacional”. Y uno de los primeros desafíos es la capacitación de recursos humanos (policía, docentes, médicos, equipos de salud). Porque si no, dicen, “el tema queda en manos de muy pocas personas y con una mirada muy sesgada. El problema es muy complejo porque las mujeres son las víctimas, y es muy importante y hay que conocerlo para poder atenderlo”.

Ellas hablan de establecer “señales de alerta. O sea, entender que nadie está exento de este problema y todos pueden hacer algo para prevenirlo”. Otro eje es ver de qué manera se pueden hacer campañas contraponiendo las que “promueven, a través de clasificados, televisión e internet, todo lo que es oferta sexual”. Y también plantean la importancia de la capacitación de adolescentes y jóvenes para que no se conviertan en los futuros consumidores de prostitución.

Fuente: http://www.unosantafe.com.ar/contenidos/2010/03/30/Una-ONG-pide-que-los-cabarets-no-figuren-en-la-lista-de-boliches-0050.html