La Rioja vs. la minería china



“Corrimos a la Barrick, ahora vamos por los chinos” dice el comunicado por mail y mensaje de texto llegado a lavaca y difundido a todas partes por vecinos de Chilecito, Famatina y La Rioja Capital. La sorpresiva aparición en Chilecito de tres caminonetas de la Secretaría de Minería riojana, trasladando a dos señores de origen chino –más la actitud enigmática de todo el grupo- provocó un automático llamado a las asambleas riojanas, que resolvieron realizar sucesivos cortes en el camino que va a Mina El Oro para impedir –preventivamente- el paso de vehículos mineros hacia esa zona.


"Corrimos a la Barrick, ahora vamos por los chinos



Sonrisas y sospechas

El jueves 18 de marzo se detectó a los funcionarios mineros ejerciendo funciones remiseras, por así decir, de traslado de los ciudadanos chinos. Pararon en un comercio. Todos (burócratas y chinos) sonrieron sin querer revelar qué andaban haciendo por allí. La gente del negocio se comunicó con la Asamblea Ciudadanos por la Vida. El mismo jueves a la noche hubo reunión de las comunidades de la zona. Y el viernes 19 a las 18 comenzó el corte a 3.000 metros de altura, por 48 horas. Es el corte más alto del mundo, Y es el primero

Marcela Crabbe, una de las asambleístas, explicó a lavaca: “Hicemos esto durante el fin de semana, pero iremos incrementando la extensión de la medida a cuatro días, luego una semana, hasta hacerlo permanente si hace falta, para tener la certeza de que no empiecen ni con las exploraciones. No les vamos a dar tiempo”.

Del mismo modo había comenzado el corte en Peñas Negras, rumbo al Famatina, que acaba de cumplir tres años y detuvo a la minera Barrick Gold, de capitales difusos y apariencia canadiense.

Los vecinos de Chilecito hilvanaron el dato de la presencia china, con la construcción de un nuevo camino hacia Mina El Oro y anuncios gaseosos del gobierno provincial –en línea con el nacional- sobre proyectos mineros en la zona: “Al camino lo hicieron en menos de un mes” dice Marcela Crabbe, asombrada ante tanta eficiencia en la obra pública. En enero el gobierno había firmado acuerdos mineros con los chinos.

“Y para colmo, casualmente pasa cerca de dos propiedades del secretario de Minería provincial, Oscar Lhez”. Una de esas propiedades es de tipo turístico, y la otra es una mina, La Georgette, ya que Lhez es empresario del rubro. En un simpático blog de travesías 4×4 se informa que “Oscar es propietario del Cerro Negro en donde está emplazada Mina El Oro”.

Rumbo al corte

Los vecinos de Chilecito organizaron caravanas de ida y vuelta para ir hasta la zona del corte, en la Cuesta del Pique, cerca de Guanchín. “Lo que nosotros esperamos” informa Marcela Crabbe “es que frenen cualquier proyecto minero en la zona, y que nos devuelvan la ley 8137 de prohibición de la minería a cielo abierto”.

Esa ley tiene una historia digna de análisis político y/o psicopatológico. Surgió en 2007 como respuesta frente al corte de Peñas Negras y los reclamos de las diversas asambleas riojanas. El entonces vicegobernador y cacique de la legislatura, Luis Beder Herrera promovió esa ley, como parte de sus luchas contra su enemigo favorito, el entonces gobernador Ángel Mazza (que a su vez había sido Secretario de Minería de Menem y autor de las leyes pro mineras de los 90). Caído Mazza, Beder Herrera asumió la gobernación. Al poco tiempo derogó esa misma ley, y giró su postura hacia otra tan o más pro minera que su antecesor.

La ley de los medios

“El otro problema es que todos los medios aquí están comprados con la pauta publicitaria oficial y entonces tienen prohibido hablar de minería, salvo que hablen bien. Y mucho menos pueden informar sobre las asambleas” explica Marcela, cosa que por otra parte ocurre en línea con la política del gobierno nacional, ostensiblemente partidario de los proyectos mineros, y que vetó, a través de la presidenta Cristina Fernández, la ley 26.418, de protección a los glaciares. No se percibe en este tema oposición “medios vs. gobierno” según las polarizaciones de estos tiempos.

“Mientras tanto todas las comunidades siguen trabajando en red, para estar atentos a cualquier movimiento minero. No los vamos a dejar pasar”, anuncia Marcela, en la extraña posición de una comunidad que debe defenderse no sólo de las empresas, sino de quienes se supone que son sus representantes. A la vez, las asambleas empiezan a funcionar como un mecanismo de participación más directo y democrático de los ciudadanos, aunque medios y los políticos, todos unidos las ignoren.

El trabajo en red permitió, por ejemplo que los vecinos de Chilecito detuvieran en enero el paso de vehículos de otra minera, Yamana Gold, que pretende instalarse en Esquel, pese al plebiscito que rechazó la minería, y en Andalgalá, donde la prepotencia de Yamana sumada a la de la policía local y los funcionarios políticos y judiciales, fue motor de la represión a la comunidad y la posterior pueblada ocurridas en esa ciudad catamarqueña. Yamana Gold también es de apariencia canadiense.

Autógrafos chinos, Andes canadienses

El antecedente de lo que ocurre en la Mina El Oro puede buscarse en enero. El gobierno nacional, impermeable a los reclamos de las comunidades que no otorgan licencia social a la minería, firmó un convenio con diversas empresas chinas al que le puso la firma el Secretario de Minería y también empresario del rubro, Jorge Mayoral. Fue en el marco de un encuentro realizado en China, llamado “Minería Argentina: Oportunidades de Inversión”.

Las empresas chinas son todavía un tanto misteriosas para el público profano. Según la página de la propia Secretaría, Betec Group Pr, por ejemplo, firmó el convenio para realizar trabajos en La Rioja, y eso es uno de los elementos que alarma a los vecinos.

Pero hubo más. En el caso de la empresa MCC, su represente Yon Wang Guang puso el autógrafo junto a Oscar Azcurra, titular de la estatal sanjuanina IPEEM. (Detalle: debe recordarse que en febrero último el gobernador sanjuanino José Gioja cruzó la Cordillera a caballo, portando las banderas argentina, chilena y la canadiense. En el propio blog de Gioja joseluisgioja.wordpress.com aparece la foto y se explica que en la comitiva participaron entre otros, un ex rugbier, el embajador de Canadá y 28 gendarmes. Las páginas web ambientalistas titularon: “Esto es demasiado”. En San Juan se lleva a cabo el proyecto binacional argentino-chileno Pascua Lama, que en realidad está en manos de una canadiense: otra vez Barrick Gold. En la travesía no se constató la presencia de símbolos patrios chinos que quizás queden para la próxima).

Capitalismo comunista

Siguiendo con las empresas chinas, Jilin Dequan Cement Group, firmó un convenio con una empresa presentada por el gobierno como “jujeña”, llamada Minera Jinding (la búsqueda de datos sobre todos estos logos es un tanto laberíntica).

Otro caso extraño es el del convenio minero jujeño con San He Hopefull Grain & Oil Group Co. Ltd, empresa china que en realidad se conoció como asociada al grupo SOCMA de Franco Macri en el ferrocarril Belgrano Cargas, y es una de las principales importadoras chinas de soja argentina, aunque parece haber incorporado a la minería como otra industria extractiva en su menú de opciones. El capitalismo comunista, o viceversa, no es muy claro al respecto.

En el caso riojano, los vecinos se reunirán tras la experiencia de este fin de semana para definir la continuidad de la medida. Si continúa el actual estado de las cosas, el próximo fin de semana cortarán la ruta durante cuatro días. Marcela: “El paisaje es tan hermoso, las vertientes, las montañas, que es un placer estar aquí. Y te refuerza en la idea de defender el agua, el aire y la tierra”.


FUENTE