Daddy Yankee: "Me gusta mucho la cumbia villera"




Entrevista La estrella del reggaetón En su país, el popular músico de 33 años, habló de su nuevo álbum, Mundial, que sale mañana a la venta en la Argentina, de sus planes para cine, de la "confesión" de Ricky Martin y se compara con Elvis Presley.




Daddy Yankee:"Me gusta mucho la cumbia villera"

DE PUERTO RICO PARA EL MUNDO DADDY YANKEE (O RAMÓN "RAYMOND" AYALA) ASEGURA QUE QUIERE SEGUIR APRENDIENDO TODO EL TIEMPO. "QUIERO SER UN GRAN MÚSICO", DICE.





Oficina porteña: play al track 12 de Mundial, el nuevo disco de Daddy Yankee, y la frase "me siento como el nuevo Elvis Presley" sale del parlante y le infla el pecho al puertorriqueño. 48 horas después, debajo de una gorra de baseball y con la cara de tu primito de 14, Daddy se justifica con humildad desde un piso 12 de Puerto Rico. "Es que me siento como imparable. No quiero que lo lleves con la connotación de ego, sino que me siento imparable en términos de que todo el tiempo estoy haciendo algo. Yo te digo con el mejor sentido de la palabra: soy un fajón.
¿Me entiendes?"

No.

¿Qué es un fajón? Un luchador. Yo sé que soy un luchador y me siento imparable. Y creo que todo el que tiene un espíritu así, de mucha energía y de mucho enfoque, se siente igual. Tu me entiendes. Bien seguro del trabajo que está haciendo. Eso es lo que quise decir.

En 2004, el disco Barrio fino impulsó a Daddy y popularizó el reggaetón a niveles globales. Desde el Caribe y con ayuda de los Luny Tunes, el dúo de gurúes de la producción, Daddy explicó qué era el perreo en hits fundamentales para el género como Gasolina y Lo que pasó, pasó. Pasta de clásico para éxitos que sonaron en el 2005 en Villa Lugano y en un bar de Estambul.

¿Embajador? "Claro, me siento un embajador. Y se ha demostrado, ¿me entiendes? Porque los hechos hablan por sí solos. Pero yo no le estoy diciendo a la gente que por eso soy mejor que nadie, sino que yo me siento imparable porque sé que trabajo duro. Y así como Elvis Presley en sus mejores tiempos que trabajaba, trabajaba, trabajaba, así estoy yo trabajando sin parar".

Daddy, o Ramón "Raymond" Ayala, está lanzando Mundial, su octavo álbum de estudio. Y suena a latitudes diversas en pos de acaparar un público surtido. ¿Hay rastros argentinos en el disco? No, pero en la computadora de Yankee, sí. "Fíjate, hay un género que me gusta mucho. Y es la cumbia de calle, je. La cumbia villera me gusta mucho. Hay un montón de temas que hacen de nosotros y los convierten. Pues a muchos de estos músicos les sorprendería saber que los estoy escuchando. Me gusta el sonido bien lento, como que tienen algo que atrapa. Me bajo esas canciones que interpretan, esas que son nuestras pero convertidas.

¿Sabés tocar algún instrumento?

Toco el piano. Aunque todavía me falta un año y pico para graduarme. Eso me ayudó a trabajar en este álbum. Una vez que tu expandes tu mente musical, ves la música de otra manera. Antes tú me hablabas de sostenido, de octavas, de melodías y yo decía "¿de qué tu me estás hablando?" Ahora lo puedo ejecutar. Y lo entiendo completamente. Y la verdad es que eso me ayudó muchísimo, hasta pude participar en la producción.

¿Qué tipo de música te gusta tocar al piano?

De todo. Pero me inclino más para el jazz, que es la base. Y es lo más difícil que se me hace. Y es bien complicado. Te tiene que gustar y a mí me gusta. Tomo lecciones para recibir ese conocimiento y después aplicarlo.

¿Para qué estudiás? Podés largar todo sin problemas.

¡Noooo! Al contrario. Es como un mecánico: tú tienes un taller, pero si quieres tener muchos talleres, pues sigue estudiando mecánica. Yo soy músico y quiero ser un gran músico. Así que tengo que estudiar.

¿En qué momento tu carrera se convirtió en plan?

Yo creo que el plan es el plan del mercadeo. Pero, en realidad te miento si para la música tengo un plan. La música la creo bien espontánea. "Vamos a trabajar hoy, ¿qué sale?" Ah, la vibra. Pero después que termina el arte empieza un negocio. Entonces, el arte y el negocio no se llevan. Pero si tu logras entender el mundo del arte y del negocio y ponerlos en función, vas a tener, quizá, el éxito que tu quieres tener. Ninguna persona que haga arte quiere que le exploten su arte y otro se haga del dinero. El que es artista y piensa "ay, ojalá pudiera hacer dinero con mi arte" ... ¡Eso es lo que yo hago! Al principio sufrí pero comprendí. Y no dejo que nadie tome ventaja de mi negocio, sino que soy yo mismo el que toma ventaja. A tu pregunta te respondo que el plan estructurado está en el negocio, en la manera de mercadeo: ¿Qué vamos a hacer? ¿Cómo vamos a promocionar a este artista? Es bien importante, pero la música no se planea. Para nada. Yo trabajé Mundial porque tuve una visión vamos a hacer una idea: vamos a utilizar las mayores músicas que podamos y fusionarlas con la música urbana.

Bueno, pero incluiste un tema, "Grito mundial" está diseñado para sonar en el Mundial de Fútbol.

Sí, es una canción para un evento. Aquí, en Puerto Rico, la usaron para eventos deportivos. No importa donde estés, en algún evento deportivo la van a poder. Yo la hice con esa visión. Logramos lo que yo quería lograr: que la canción tuviera vigencia en el deporte. Con ese concepto, con esa idea uno puede trabajar. Pero tu no puedes decir "vamos a hacer esto pa'vender". Si tu vas con el pensamiento de vender y hacer una música para vender vas a fallar porque estás haciendo una música falsa. Yo hago la música desde siempre porque vivo apasionado de la música. Pero una vez que la termino comprendo que empieza un negocio de ahí en adelante. Y te repito: también quiero tomar parte de él. ¿Entiendes? Y por eso he aprendido a dividir los dos mundos, pero sacarle ventaja a los dos.

Pasaron seis años de "Gasolina". ¿Te gusta seguir cantándola?

Esa canción me la piden como si fuera ayer. Y comprendí que significa lo que significó Thriller para Michael Jackson o Born in the USA para Bruce Springsteen o Livin' la Vida Loca para Ricky Martin. Yo siempre supe que eso era solamente el principio.




Fuente:http://www.clarin.com/diario/2010/04/26/espectaculos/c-02187668.htm