Escuchar a Mozart no ayuda a ser más inteligente


El resultado fue que la música del niño prodigio no tenía siquiera un efecto positivo en la capacidad de representación espacial de los participantes, informó hoy la universidad.

La música de Mozart no influye en la inteligencia: los científicos de la Universidad de Viena acaban de desmontar definitivamente uno de los grandes mitos de la psicología, el llamado "efecto Mozart", por el que las composiciones del genio de Salzburgo ayudaban a potenciar la inteligencia.

Los investigadores vieneses llegaron a la conclusión tras examinar un total de 39 estudios con más de 3.000 personas. El resultado fue que la música del niño prodigio no tenía siquiera un efecto positivo en la capacidad de representación espacial de los participantes, informó hoy la universidad. Los resultados serán publicados en la revista "Intelligence".

Ya en 1999, el psicólogo estadounidense Christopher Chabris estudió la influencia de la música clásica en las personas y no pudo demostrar que tuviera efecto alguno en los coeficientes de inteligencia.

"Recomiendo a todo el mundo escuchar la música de Mozart, pero la esperanza de que con ello aumenten sus capacidades cognitivas es en vano", dijo el director de la nueva investigación, Jakob Pietschnig.

En 1993, la psicóloga estadounidense Frances H. Rauscher publicó un estudio en "Nature" sobre la mejora de las capacidades tras escuchar la música de Mozart. Según explicó, escuchar las sonatas para dos pianos en Re mayor (KV 448) tenía efectos a corto plazo en la mejora de la capacidad espacial.

El artículo tuvo una gran resonancia internacional y desde entonces las composiciones de Mozart se utilizaron con medio mágico para potenciar el coeficiente intelectual de los niños.

FUENTE