El motivo porque Megan Fox no estará en Transformers 3 :

DICEN ESTA DEMASIADO DELGADA


El motivo porque Megan Fox no estará en Transformers 3

fox


Los rumores se han desatado definitivamente en Hollywood y parece que no van a cesar hasta cobrarse su próxima víctima. En esta ocasión se trata nada más y nada menos que de la actriz Megan Fox que, si todo se confirma, no protagonizará la tercera parte de la saga 'Transformers'. La razón: que el director del filme, Michael Bay, considera que Fox ha llegado demasiado lejos en sus avinagradasa dietas de adelgazamiento. Por lo pronto, Megan se viene despachando a gusto desde hace algunas semanas y ha llegado a calificar de 'nazi' a quien la llevara por primera vez al estrellato.

megan
Transformers



Tenía que ser Megan Fox. Sus excentricidades -tragar cantidades de vinagre para controlar la línea y bajar peso; deprimirse profundamente al perder más del que esperaba...- están haciéndole mella. Ni las numerosísimas portadas y encuestas en las que aparece como "la más sexy" han servido para nada: Michael Bay parece convencido de que Fox no tiene ni mucho menos el aspecto de la primera parte de la saga.

Ha sido el diario británico The Sun el que se hace eco de unos rumores que revelan lo más obvio: Fox mantuvo una agria discusión con Michael Bay poco después de saber que este se planteaba seriamente su continuidad en una saga que fue la que la dio a conocer al mundo cinematográfico. Y la plantilla del rodaje, cuya producción comienza el mes que viene, coincide con el director.

Un Michael Bay que fue tachado de nazi por Fox en declaraciones a un magazine, en las cuales comparó al cineasta con Adolf Hitler. Bay no se lo tuvo en cuenta, en principio: "Le garantizo a Megan Fox que ningún robot alienígena le va a hacer nada durante el rodaje de la tercera película". Pero ahora parece que ni siquiera cuenta con ella.

¿Es este el fin de la carrera de Fox? Probablemente no. Más de un mecenas querrá promocionar a esta actriz y modelo, que ya ha hecho su agosto en innumerables anuncios y galas. Pero parece claro que Fox tendrá que cambiar su actitud: no todo se consigue a base de vinagre. ¿Aprenderá la lección?