Vamos hasta Tokio para probar en primicia esta nueva entrega que pretende ser el cambio más radical que ha sufrido la saga en años.

Tras las decepcionantes ediciones de los últimos años de la saga Pro Evolution Soccer llegó PES 2010, que hacía las cosas bastante mejor que los años anteriores pero todavía no conseguía llegar a la altura de las excelentes entregas de los tiempos de PlayStation 2. Anunciado PES 2011 como "la revisión más radical de la historia de la saga" nos dirigimos a Tokio para probar el juego con curiosidad y escepticismo a partes iguales.

En el impresionante edificio de Konami en el centro de Tokio pudimos probar durante unas horas una versión bastante preliminar de lo que será PES 2011, de hecho es la primera vez que dejan probarlo a la prensa tan pronto. Antes de jugarlo asistimos a una presentación de las novedades jugables de parte del padre de la franquicia, Seabass, el que nos explicó que cosas han cambiado y se han mejorado en esta nueva entrega. Bastantes novedades las que se nos expusieron y que una vez a los mandos pudimos comprobar y descubrir otras tantas no mencionadas.
Pro Evolution Soccer 2011 (Adelanto 2010) Nota.

En la demostración se podía elegir entre algunos de los clubes y selecciones nacionales más representativos del mundo como el Real Madrid, Barça, Inter o Manchester y las selecciones nacionales más importantes en un menús renovados y bastante atractivos. Una vez elegido nuestro equipo por lo primero que sentimos curiosidad es por ver el nuevo sistema de configuración de alineaciones y tácticas, que como se nos había anunciado usa un novedoso sistema de arrastrar y soltar que no entendíamos muy bien cómo funcionaba hasta que no trasteamos con él.

Lo primero que nos encontramos al entrar en la configuración es que el juego nos pregunta qué tipo de táctica queremos para el equipo: ofensiva, equilibrada o defensiva. También podemos optar por una manual pero lo cierto es que este sistema de alineaciones automáticas funciona bastante bien, cambiando tanto el esquema como a los jugadores, esta opción ya se encontraba en PES 2010 pero no de una manera tan clara y directa y estamos seguros que en esta ocasión la gente va hacer un mayor uso de ella, sobre todo a los que no les guste perder mucho tiempo en la configuración del juego.

Una vez elegido el sistema se nos muestra un esquema del terreno de juego que ocupa casi toda la pantalla de manera muy vistosa donde veremos la distribución de nuestros jugadores por el campo. Manejando un puntero representado por una mano podremos cambiar las posiciones entre los jugadores arrastrándolos hacia su nueva posición o hacia el margen izquierdo y sustituirlo por uno que este fuera de la alineación titular.

Este nuevo sistema nos ha gustado mucho ya que resulta muy intuitivo y práctico, debajo del nombre del jugador podremos ver su dorsal, su valoración o su estado de forma, no faltando ninguna de las opciones de antaño, incluido el sistema de tarjetas de la anterior versión, con menos presencia y un poco más escondido al parecer en la edición de 2011, también se vuelve a repetir el hecho de que cuando varias la posición natural de un jugador su puntuación cambia drásticamente. En general un lavado de cara al menú de configuración del equipo que le ha sentado estupendamente y que nos pareció bastante acertado, haciéndote sentir como un entrenador que trabaja con su pizarra y que pensamos gustará al público.

informacion

Una vez en el terreno de juego y con ganas de pegar las primeras patadas al balón lo primero que nos llamará la atención justo antes del pitido inicial es la situación de la cámara, muy cercana y baja, que una vez el balón se ponga en juego se sitúa en una perspectiva más clásica, pero que se irá adaptando en el transcurso del partido, tomando una perspectiva ligeramente en diagonal cuando el juego de dispute en la línea de fondo o variando su altura dependiendo de las circunstancias. Hay que verlo para ver lo bien que queda pero nos ha parecido muy satisfactorio y uno de los mejores sistemas de cámaras que hemos visto en un juego de deportes, ya que no se nos pasó por la cabeza en ningún momento cambiarla por otra ya que es ideal y se adapta perfectamente a cada situación.

Después de esta novedad visual donde primero notaremos los cambios es en el nuevo sistema de pases, que tanto largos, cortos como en profundidad cuentan con barra de potencia. Esto le da otra dimensión al título y parece mentira como un simple cambio puede variar tanto la dinámica de juego, y es que no es solo el hecho de poder controlar la fuerza con la que golpeas el balón al pasar ya que ahora los pases no van "teledirigidos" a tus compañeros, van a la zona donde has dirigido el balón, o por decirlo de otra manera, los jugadores son los que buscan el balón, no éste a los jugadores. Éstos cuando son objeto de un pase modifican su posición o se dan una pequeña carrera para recibirlo, algo muy visible en los pases largos, lo que da al conjunto una mayor sensación de realismo, coherencia y aumenta la dificultad, a la vez que da al jugar mucho mayor libertad para crear jugadas distintas.

games

Además de la potencia en los pases para los que quieran un mayor control del juego podrán realizar en cualquier momento pases manuales, pulsando L2 más el pase deseado. Un detalle que nos ha gustado es cuando nos internamos por la banda hasta la línea de fondo con un jugador de calidad con muy buen pase y realizamos un centro al área es que a veces sale un pase largo con efecto de fuera hacía dentro de la escuela de Beckham y Figo o el más de actualidad jugador del Getafe Pedro León, recurso este tan precioso como efectivo que estamos seguros hará las delicias de los amantes del juego aéreo ya que tuvimos la ocasión de marcar algún gol de muy bella factura. En general todas estas novedades en los pases hacen que el juego resulte mucho más satisfactorio al tener una mayor sensación de control sobre tus acciones, y le dan al juego un aroma mucho más realista y de "simulador" de fútbol.

La otra gran novedad jugable junto a los pases es el nuevo sistema de regates, que se realizan pulsando L1 más una dirección en el stick analógico derecho, teniendo para elegir tres configuraciones distintas de regates, pudiendo optar por la que más se adecue a nuestro estilo de juego ya que en cada una de estas configuraciones cambian por completo los regates asignados a cada una de las direcciones del stick derecho. Como es lógico la buena ejecución de los regates dependerá de la calidad del jugador que controles, aunque ni con el jugador más habilidoso del mundo estos son determinantes y no podrás regatear fácilmente a medio equipo, teniendo que hacer una buena combinación de estos junto a los cambios de ritmo y giros típicos de la saga.

ps3

Respecto al control empezamos jugando con la cruceta digital por defecto profesional para luego pasar a controlar el juego con el stick analógico y percatarnos que esta vez el juego sí cuenta con un control de 360 grados, aún por pulir y mejorar pero era obvia la diferencia entre jugar con la cruceta y el stick, y pese a llevar años jugando con la cruceta acabamos decantándonos por el stick por ser evidentemente mejor y plasmar con muchas más exactitud nuestras acciones, aunque con un problema de retardo que comentaremos más adelante.

El ritmo de juego es bastante pausado, muy similar al de un partido real, y por si esto no pudiera satisfacer a los jugadores que reclaman un juego más frenético y arcade se ha optado por volver a incluir la barra de velocidad de las entregas de PSone, cinco velocidades distintas de juego que podrán contentar a todo el mundo, ya que eligiendo la más alta se vuelve un juego frenético y muy directo, mientras que la más lenta convierte el juego en algo muy pausado y táctico. El contacto físico entre los jugadores ha sido muy potenciado en esta ocasión, produciéndose disputas hombro con hombro y hasta usando los brazos que algunas los jugadores sacarán a pasear incluso cuando un jugador ya les haya desbordado. Esta novedad se agradece pero aún estaba un poco verde y en algunas ocasiones los jugadores sufrían enganches un tanto extraños mostrándose más preocupados por cargar contra su rival que por el balón que ya se encontraba fuera de su alcance, un poco verde todavía pero con tiempo para mejorarlo.

También se ha modificado la entrada con el botón de pase que ya no es como en anteriores entregas en las que pulsábamos como locos el botón X hasta que robamos la bola, sino que tendremos que medir los tiempos a la hora de pulsarlo ya que los jugadores meten el pie y de hacerlo en el momento justo o no tendremos éxito o podremos cometer falta, por lo que ahora en situaciones defensivas tendremos una mayor sensación de control de la situación y más posibilidades de robar el esférico si medimos bien nuestras acciones que si nos limitamos a pulsar el botón frenéticamente.

Jugados varios partidos y una vez acostumbrados a las nuevas mecánicas de juego y movimientos y asimiladas todas las novedades las sensaciones fueron buenas, un tempo de partido bastante pausado en el que da tiempo a pensar y medir las acciones, en el que da gusto mover la pelota de una lado a otro gracias al nuevo sistema de pases y buscar esos huecos imposibles emulando a jugadores como Xavi o Guti con pases en profundidad que esta vez podemos realizar a nuestro antojo con la inclusión de la barra de potencia, por lo que se incentiva más que nunca nuestra creatividad a la hora de elaborar fútbol.

pro evolution soccer

El juego aéreo nos ha dejado satisfechos gracias a esos nuevos pases con rosca que son un placer rematar, y los tiros siguen siendo igual de buenos de siempre aunque podría decirse que incluso más exigentes que nunca a la hora de tener el cuerpo del jugador bien orientado respecto a la posición del balón, vital para la buena ejecución del tiro a la par que el buen ajuste de la barra de potencia. El sistema de regates está ahí, funciona pero no es determinante, es un buen añadido para el que lo quiera usar ya que en algún uno contra uno te puede resolver la papeleta pero olvidaros de que os sirva para iros de medio equipo, es bastante complejo de dominar que no se usar y deberemos jugarlo más en profundidad para valorarlo en su justa medida.

Los partidos ya fuera contra la máquina o contra otras personas se resolvían en resultados cortos y no había grandes goleadas, aunque el poder aumentar la velocidad del juego y acelerar el ritmo de los partidos puede ser una solución para los que demanden un juego más arcade y alocado con una sucesión de ataques en ambas áreas, bastante de agradecer el que el jugador pueda ajustar el juego a lo que demande en cada momento, aunque para los amantes de los simuladores la velocidad por defecto es realmente buena.

La mejora en el contacto físico es evidente pero tiene mucho que mejorar ya que no se ven en un partido normal repetidas situaciones en las que dos oponentes se enfrenten con sus hombros durante largas carreras casi desentendiéndose del balón, bienvenida es esta inclusión pero esperamos que se corrija ya que podría convertirse en más que una virtud un defecto, como otros que presenciamos que seguiremos observando si se corrigen en las futuras demostraciones del juego. Porteros erráticos, tan pronto pasan de ser dioses a pobres diablos, o defensores a los que se les cruzan los cables cual Perea y que nos dejan vendidos en defensa. Errores evidentes de una versión temprana pero solucionables, aunque de todos el que más nos molestó por su capacidad para emborronar el resto del trabajo bien hecho fue la lentitud en la respuesta de los controles.

De nada sirven tantas mejoras y añadidos, los nuevos regates y pases, si luego nuestras ordenes con el mando no se plasman con la inmediatez necesaria, si los jugadores tardan siempre unas décimas de más en girarse, en recortar. Es algo que molestó a mucha gente y una de las grandes lacras de la versión del 2010 y que sigue ahí, y pensamos que era lo primero que se tendría que haber solucionado.

Falta inmediatez y fluidez en la ejecución de las acciones, no es escandaloso ni muy visible a simple vista, y no afecta demasiado a la elaboración del juego desde la defensa hasta pasado el medio campo, pero cuando estamos encarando los metros finales en donde la defensa rival está cerrada y tenemos que realizar combinaciones y movimientos de los jugadores muy rápidas para poder superar a los defensores es cuando este error se muestra en todo su esplendor fastidiándonos enormemente la lentitud de los jugadores a la hora de reaccionar. De solucionarse este gran punto negro y pulirse otros más pequeños depende de que este PES vuelva a ganarse el favor del público, de momento habrá que mostrarse cautos ya que todavía que mucho tiempo de desarrollo, aunque en la entrevista que pudimos realizar a Seabass este nos dijo que están trabajando intensamente en mejorar el control.

xbox360

En el aspecto visual además del nuevo sistema de cámaras y una mejor iluminación general del terreno de juego donde se aprecian rápidamente novedades es en las nuevas animaciones, que son bastantes numerosas sobre todo por la cantidad de nuevos regates y de cómo estos se enlazan con el resto de acciones, así como todo el nuevo repertorio de animaciones que aporta el renovado sistema de contacto físico. El mayor logro en este aspecto es cómo enlazan las animaciones unas con otras, de una manera mucho más natural y fluida que en pasadas entregas, afectando también de manera muy positiva a la jugabilidad. Una cosa que se agradece bastante es que los jugadores ya no corren tan "raro" y antinatural como en la entrega del año anterior, y los porteros han sufrido un lavado de cara con nuevas y espectaculares paradas muy convincentes y realistas, algunas para enmarcar por su belleza plástica, aunque todavía adolecían de problemas de inteligencia artificial y tanto nos otorgaban momentos de auténtica inspiración como extrañas y desesperantes cantadas.

Se ha mejorado en general el diseño de los jugadores contando con unas buenas proporciones físicas, unas ligeras mejoras en sus rostros sobre todo en los relacionado con la iluminación y una gran mejora en el diseño de los trajes, estando mejor proporcionados los pantalones, que ya no parecen bermudas, y contando las camisetas con unas arrugas y pliegues muy bien representados. En el caso del Barça, equipo que parece que idolatran bastante los desarrolladores del juego ya que fue objeto de todas las presentaciones, todos sus jugadores están diseñados a la perfección, incluso los no tan populares internacionalmente como Pedro que tienen un parecido enorme, por lo que esperamos que en el tiempo que queda de desarrollo consigan la mismas excelencia con el resto de equipos. Otros detalles técnicos son una iluminación más lograda y menos saturada que en la anterior entrega y la inclusión de un efecto "motion blur" o desenfoque en las repeticiones que queda bastante bien y las hace más vistosas.

En esta entrega la barra de potencia es omnipresente y toma vital importancia al estar tanto en pases como en tiros y hasta en los saques de banda, por lo que se ha optado por una mejor representación visual, esta vez debajo del jugador que ejecuta la acción en forma de una línea semicircular de color azul a rojo, muy visible y práctica pero sin entorpecer la acción, una decisión que creemos contentará a casi todos. Otro de los detalles que nos llamó la atención es que ahora durante el partido debajo del marcador se nos muestran estadísticas del encuentro como los tiros a puerta de ambos equipo tanto fuera como a portería, algo que aporta a la diversión y al pique mediante los comentarios jugando contra un amigo que podremos realizarle sobre estos datos que vendrán a demostrar en números el baño que le estamos dando.

Por último comentar algunos detalles más de los que nos percatamos como la mejora gráfica de la afición en las primeras filas de las gradas que esta vez es más protagonista que nunca ya que debido a la nueva cámara dinámica se originan más ángulos de visión donde se nos muestra el graderío y este no desentona con el buen aspecto del terreno de juego. El motor gráfico se muestra muy robusto en todo momento y no sufre en ningún caso caídas significativas en la tasa de imágenes por segundo, pese a las mejoras de la iluminación. En cuanto al sonido no es uno de los apartados en los que uno más se fija en un primer contacto pero sí que apreciamos cánticos nuevos de las aficiones pertenecientes a los equipos con los que jugábamos y una significativa mejora en el sonido que se produce al golpear el balón, más real y convincente que en pasadas ediciones que llegó a ser un tanto extraño y molesto.

Hemos comentado muchas novedades y aspectos positivos, todos ellos muy acertados y que hacen subir el título un par de escalones en cuanto a cotas de diversión y realismo, pero el juego todavía tiene mucho que pulir y algunos errores que solucionar, en subsanar esto radica que el juego por fin vuelva por sus fueros o se quede en otro buen intento. Como en la entrega del 2010 el juego vuelve a adolecer de cierta lentitud de reacción a nuestras ordenes, un pequeño retardo en ejecutar las acciones, así como una lentitud a veces un tanto desesperante a la hora de realizar giros y orientar el cuerpo de nuestros jugadores, por lo que todo lo bueno hecho en el nuevo sistema de pases quedaba un tanto deslucido ante esta falta de agilidad al ejecutar nuestras acciones.

e3

La IA de las defensas hacía cosas muy raras y tan pronto se cerraban muy bien como daban cantazos al igual que los porteros. Hay que comprender que era una versión bastante preliminar ya que nunca se había mostrado PES a la prensa tan pronto, por lo que esperamos que en la siguientes ocasiones que podamos disfrutarlo vayamos viendo cómo se van solucionando todos estos errores, aunque lo que podemos decir de PES 2011 es sin duda que nos dejó con ganas de jugarlo más tiempo, que es lo mejor que se puede decir de cualquier juego.

Lo que es innegable es que se pudieron palpar las ganas y el trabajo hecho para aportar suficientes novedades y dar el golpe de timón definitivo para volver a contentar tanto a la crítica como a los seguidores de toda la vida, el juego cuenta con grandes mimbres y muy buenas ideas y se aprecia un giro definitivo hacia la simulación que contentará a muchos, pero esperemos que estos últimos meses de desarrollo decisivos conviertan lo que ahora mismo es una grata promesa en una gran realidad, como lo fueron las antiguas entregas hasta la llegada de la actual generación de consolas. Una tarea nada fácil ante unos seguidores desgastados por las incansables promesas anuales del "este año sí", cada vez más escépticos pero con más ganas que nadie de que PES vuelva a recuperar sus tiempos de gloria.

ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO NOTICIA RECIEN SALIDA.
FUENTE_: VANDAL.NET