Tendrán que montarlas los propios reos

Según informaba ayer el New York Post, diversos estados norteamericanos han acordado realizar un pedido conjunto a IKEA. La famosa marca de muebles suministrará a dichos estados un conjunto de 30 sillas eléctricas Tuësta de color haya. La noticia ha levantado cierto revuelo entre la prensa progresista estadounidense, que sospecha que serían los mismos reos los que tendrían que montarlas. Ante las críticas, el gobernador de Louisiana, Jeremy Riddle, se ha limitado a comentar que “es increíble que en esta cajita tan pequeña quepa una silla eléctrica”. El resto de gobernadores ha intentado desvincular el pedido hecho a IKEA de futuras ejecuciones, argumentando simplemente que la operación ha salido muy bien de precio. “Nosotros ahorramos y los presos ganan en diseño y confort, redecorando sus últimos segundos de vida”, insiste Riddle.

“IKEA no vende en sus tiendas sillas eléctricas, hay que encargarlas. Así que nos hemos puesto de acuerdo diversos estados para que el coste de los portes nos salga más barato. Si tuviéramos que pedir cada uno la suya y además de una en una, IKEA no merecería la pena y podríamos haber encargado una silla eléctrica de toda la vida a cualquier carpintero” explicaba ayer Tim Pawlenty, gobernador de Minnesota.

Los medios europeos han criticado este nuevo episodio, que reabre los debates en torno a la legitimidad de la pena de muerte y a la relación calidad-precio de IKEA. “El problema es que la madera es de mala calidad, queda todo mal ensamblado y muchas veces, como es el caso de estas sillas, la superficie viene sin pulimentar y es necesario barnizarla o darle una manita de pintura”, ha declarado el defensor inglés de los Derechos Humanos Bernard Shawn.

“¿A esto llamamos civilización del siglo XXI?”, se preguntaba el periodista francés Pierre Donpie. “Es inhumano que una persona pueda obligar a otra a montar un mueble de IKEA. Por eso dejé a mi mujer”.

Los responsables de la empresa sueca, ajenos a la polémica sobre quién montará los muebles, recuerdan que éstos se elaboran bajo la filosofía de crear un impacto mínimo en el medio ambiente así como de garantizar las mejores condiciones laborales. Además, se han comprometido a ofrecer, gratuitamente, todo el salmón ahumado que los reos soliciten para sus últimas cenas.


Estados Unidos encarga 30 sillas eléctricas a IKEA

http://www.elmundotoday.com/2010/06/estados-unidos-encarga-30-sillas-electricas-a-ikea/