Científico demuestra las causas de la homosexualidad

Hugo R. Mendoza, científico dominicano, demuestra en investigación que la preferencia sexual es transmitida por la mutación de un gen

Por varios siglos, el hombre se ha preguntado qué determina la orientación sexual de las personas. Desde las civilizaciones más antiguas se han conocido conductas homosexuales entre las personas, sin embargo, no se había estudiado las causas de estas ocurrencias. De hecho, el término homosexualidad fue utilizado por primera vez por David Halperin en un folleto de salud publicado en Leipzig, Alemania en 1869. Desde ese momento comenzó un debate que ha llegado hasta nuestros días. Durante todos estos siglos, la ciencia se ha debatido entre la definición de la homosexualidad como una conducta condicionada por el medio o una condición biológica irreversible.

Los estudios primeros estuvieron influenciados, por supuesto, por la forma de pensar de la época. En 1940, la homosexualidad era considerada una patología que podía ser tratada y cambiada. Los homosexuales eran considerados enfermos mentales y en 1956 cuando el primer estudio científico serio fue llevado a cabo. La doctora Evelyn Hooker se encargó de estudiar a 37 homosexuales desde sus casas, sus trabajos y la vida normal que llevaban. Fue el primer estudio que no estuvo dirigido desde un manicomio o desde la cárcel. La investigación de Hooker, realizada en Chicago, demostró que la homosexualidad no era una patología ya que los sujetos estudiados no sufrían de ninguna otra enfermedad y estaban en control de todas sus funciones mentales.

Pero los estudios no continuaron. Por mucho tiempo el tema de la homosexualidad era muy controversial para su estudio y fue en 1980 cuando el término “preferencia sexual” fue definitivamente cambiado a “orientación sexual” porque ya se iniciaba el pensamiento que predomina ahora y que comenzó en un laboratorio donde los sujetos eran moscas. Pero antes de que la genética se apoderara del estudio de la homosexualidad, existieron muchas investigaciones que estudiaron las hormonas y la exposición hormonal del feto en el vientre materno. También se realizaron exámenes comparativos a los cerebros femeninos, masculinos y homosexuales pero las diferencias encontradas no tenían que ver con la orientación sexual de las personas.

Bailey y Pillard
En 1963, Kulbir Gill estudiaba la fertilidad femenina en la Universidad de Yale. Gill expuso a las moscas a los rayos X y detectó que las crías de éstas preferían cortejar a otros machos. Diez años después, el biólogo Jeffrey Hall continuó con estos estudios en la Universidad de Brandeis, la búsqueda por el gen homosexual había comenzado. Michael Bailey y Richard Pillard son dos de los autores más importantes en esta materia. Ambos trabajaron juntos y de forma independiente en varios experimentos sobre la herencia y la homosexualidad. Entre los resultados encontraron un gen mutado en el cromosoma X en varones homosexuales. La unidad mutada se conoce como q28 y es transmitida por la madre. Otro de los importantes estudios de estos investigadores confirmó distintivamente que gran parte de la conducta homosexual se hereda.

Los investigadores estudiaron un grupo de gemelos idénticos u homocigotos, gemelos no idénticos o heterocigotos y hermanos adoptivos. Los investigadores descubrieron que entre los gemelos idénticos la incidencia de homosexualidad para ambos es de un 70%, para los heterocigotos de un 22% y para los hermanos adoptivos de un 11%.

Estudio de Cenismi
De la misma forma, el doctor Hugo R. Mendoza, del Centro nacional de Investigaciones en Salud Materno Infantil CENISMI, estudió la ocurrencia de la homosexualidad en nueve familias dominicanas para determinar la incidencia hereditaria.

“La observación de las nueve familias estudiadas pone de manifiesto la existencia de una tendencia homosexual expresada en algunos individuos, sin especificar un factor hereditario determinado”, explicó Mendoza en el Boletín Científico de Cenismi de Enero-Abril de este año donde fue publicado el estudio. “Los hallazgos genealógicos señalan la evidente tendencia hereditaria del fenómeno así como su obediencia potencial a cambios genéticos aún no aclarados, apoyado por el hallazgo de la mutación genética GAY-1 en homosexuales masculinos y localizados en el locus Xq28, de alta prevalencia en la población en general (11%) y que a pesar de la controversia respecto al mismo, como factor determinante de la homosexualidad masculina, no deja de reforzar la organicidad de la situación homosexual”, agregó el galeno.

“Las evidencias de existencia de factores hereditarios en los homosexuales suscita estudios más precisos no sólo clínicos sino moleculares, sin dejar de reconocer las dificultades sociales, culturales y éticas para su estudio”, concluyó el doctor en su estudio.

Incidencia de la homosexualidad en las familias estudiadas
Familia 1: se encontraron dos homosexuales, el padre y el hijo varón.
Familia 2: tres personas homosexuales, el padre, un hijo y una hija
Familia 3: padre e hijo eran homosexuales
Familia 4: cuatro miembros homosexuales, un hijo, una hija, un tío materno y una prima paterna.
Familia 5: dos homosexuales, una hija y un tío materno.
Familia 6: dos miembros, una hija y un tío materno.
Familia 7: dos homosexuales, una lesbiana y un tío materno.
Familia 8: un tío y una sobrina.
Familia 9: un tío paterno y un sobrino.

Estadísticas y resultados
De los 92 familiares estudiados, 14 resultaron homosexuales masculinos (15%) y siete resultaron homosexuales femeninos (8%). Siete de las nueve familias tenían homosexuales de uno y otro sexo y cinco de las familias estudiadas tenían un tío homosexual.

“Determinamos que en cinco de estas familias el gen era pasado a través de la madre, es decir, herencia materna. De ahí concluimos que la conducta homosexual es hereditaria al ser influenciada por factores genéticos. El presente estudio evidencia la frecuencia de tíos paternos homosexuales observados en cuatro de las familias estudiadas (44%); y en cinco de ellas se observa una transmisión materna (55%). El hecho de la evidente variabilidad hereditaria apoya, por otra parte, lo heredable de la homosexualidad aún sin que conozcamos aún el factor genético preciso.

Fuente:
http://www.perspectivaciudadana.com/contenido.php?itemid=4473

Extra: Otro Estudio de una Universidad Italiana

La genética de los “gays”
Los homosexuales tienden a hacer a sus madres más fértiles


A pesar de que los nuevos resultados aluden a un incremento en la fertilidad materna, los científicos aseguran que no existe un solo gen gay sino varios patrones genéticos que definen desde el vientre la orientación sexual.

Para los homosexuales que exigen igualdad de derechos y la aceptación de los demás, existe una paradoja que arruga el largo camino que tienen que recorrer. Para ellos, ser “gay” no es una opción ni un estilo de vida sino una forma de ser que los caracteriza desde sus más tempranas recolecciones.


Para explicar esta delicada situación, la ciencia ha estudiado la biología del homosexual para encontrar allí las respuestas. Sin embargo, los descubrimientos recientes se han encontrado con las críticas que explican que si existiera un “gen gay” sería eliminado por la selección natural, ya que para los genes, toda mutación que no sirva en la reproducción debe ser eliminada prontamente.

Pero esta paradoja ha encontrado una pequeña luz al final del túnel. Un estudio reciente llevado a cabo en la Universidad de Padua, en Italia, ha descubierto un definitivo patrón genético en el mundo homosexual.

De acuerdo con los resultados, este patrón sólo ocurre en el lado materno del hombre gay y explica elegantemente lo que gana la naturaleza al pasar estos factores genéticos de la madre al hijo.

Los resultados del estudio no son los primeros sobre el tema ni serán los últimos. De hecho, el año pasado, El Caribe publicó otro estudio realizado en el país que sacaba las mismas conclusiones.
“Al parecer, la naturaleza intercambia posibilidades genéticas entre la madre y el feto varón. Hemos descubierto que las madres y las tías de los varones homosexuales son más fértiles que las familiares femeninas de los hombres heterosexuales. Estos factores genéticos homosexuales son intercambiados por mecanismos que hacen a la madre más fecunda.

Esto explica la paradoja de la existencia del gen gay o los factores genéticos homosexuales”, explicó el investigador Andrea Camperio-Ciani.

Pero los científicos no creen que exista un gen gay sino una combinación de patrones que se encuentran esparcidos por varias regiones del cromosoma X, que los hombres heredan de sus madres.

“Creemos que existe un conjunto de genes que, en los varones, puede influenciar su orientación sexual mientras que en la madre incrementa su fertilidad”, explicó el científico en el diario de la Sociedad Real de las Ciencias Biológicas, en Gran Bretaña.

Un estudio similar en la RD

El año pasado, El Caribe publicó los resultados de un estudio realizado por el doctor Hugo R. Mendoza para el Centro Nacional de Investigaciones en Salud Materno-Infantil, CENISMI.

Los resultados del doctor resultaron muy similares a los hallados por los científicos en Italia ya que también encontró una relación entre la homosexualidad y la herencia materna.

De acuerdo con los resultados del estudio de Mendoza, de los 92 familiares estudiados, 14 resultaron homosexuales masculinos (15%) y siete resultaron homosexuales femeninos (8%). Siete de las nueve familias tenían homosexuales de uno y otro sexo y cinco de las familias estudiadas tenían un tío homosexual.

“Determinamos que en cinco de estas familias el gen era pasado a través de la madre, es decir, herencia materna. De ahí concluimos que la conducta homosexual es hereditaria al ser influenciada por factores genéticos. El presente estudio evidencia la frecuencia de tíos paternos homosexuales observados en cuatro de las familias estudiadas (44%); y en cinco de ellas se observa una transmisión materna (55%)”, expresó el médico entonces.

Novedad

Factores importantes en el análisis

Los investigadores en Italia estudiaron 200 hombres y sus familiares, en total, 4,600 personas participaron. La mitad de los hombres analizados era homosexual y la otra mitad no.

El estudio concluyó que la madre pasa estos factores genéticos al hijo a cambio de un incremento en la fertilidad. Otro factor importante que salió a relucir asegura, además, que la mayoría de los homosexuales son los hijos más pequeños de familias numerosas.

Fuente:
http://ogm.elcaribe.com.do/articulo_caribe.aspx?id=29251&guid=DE9E1BAEDBE845F0A648EE3AC8E0EBCE&Seccion=13

0 comentarios - Científico demuestra las causas de la homosexualidad

Los comentarios se encuentran cerrados