Un juez fijó el 23 de septiembre como la fecha de ejecución de Teresa Lewis, quien se convertiría en la primera mujer ejecutada en Virginia en casi un siglo.

Pagó con sexo y dinero para que mataran su marido
Teresa Lewis, sentenciada a muerte por asesinar a su esposo e hijastro.

jueves, 29 de julio de 2010

La ejecución de una mujer de Virginia, que utilizó sexo y dinero para persuadir a dos hombres a que mataran a su esposo y a su hijastro y así cobrar un seguro de vida de 250.000 dólares, fue fijada para dentro de dos meses, y se convertiría en la primera ejecución de una mujer en Estados Unidos en los últimos cinco años.

Lewis ofreció a dos hombres tener relaciones sexuales con ella y con su hija de 16 años a cambio de que mataran a su esposo y a su hijastro, según las acusaciones.

Lewis también es señalada de haberles proporcionado el dinero para comprar las armas y estuvo presente cuando asesinaron a su esposo Julian Clifton Lewis Jr., de 51 años, y su hijastro Charles J. Lewis, de 25, en el condado de Pittsylvania de Virginia en el 2002.

Lewis hurgó entre los bolsillos de su esposo en busca de dinero mientras éste agonizaba de sus heridas y esperó casi una hora antes de llamar a la línea de emergencia 911. Los asesinos Rodney Fuller y Matthew Shallenberger fueron sentenciados a cadena perpetua. Shallenberger se suicidó en prisión el 2006.

La hija de Lewis, Christie Lynn Bean, permaneció cinco años en prisión pues conocía el plan y decidió quedarse callada. Lewis será la primera mujer ejecutada en Estados Unidos desde que Frances Newton murió por inyección letal en Texas.

Newton asesinó a su esposo y a sus dos hijos pequeños para cobrar dinero de un seguro. Lewis será también la primera mujer ejecutada en Virginia desde 1912 cuando Virginia Christian, de 17 años, murió en la silla eléctrica tras haber asfixiado a su empleador.