123.091 asesinatos en Venezuela en diez años de régimen ch

123.091 asesinatos en Venezuela en diez años de régimen chavista

"En Venezuela muere una persona cada nueve minutos víctima de la violencia. Tan sólo en el año 2009, en el país bolivariano se han registrado 19.133 asesinatos , cifra avalada por un estudio del Instituto Nacional de Estadísticas de Venezuela que difundió el diario El Nacional de Caracas un día después de que un tribunal de la capital modificó "parcialmente" una medida preventiva que le prohibía publicar "fotos, informaciones y publicidad" sobre violencia. El nivel de criminalidad en Venezuela es diez veces superior al de México, pese a que el país norteamericano está en la fase más dura de la guerra contra el narcotráfico.

Según un informe del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que la "impunidad" y "la corrupción" son las principales causas del aumento del crimen. En 2009 fueron asesinadas 16.047 personas en Venezuela frente a las 14.589 de 2008 y a las 4.500 de 1998. El documento, titulado "Una década de impunidad en Venezuela (1998-2009)" revela que en diez años de régimen chavista se produjeron un total de 123.091 homicidios; las estadísticas reflejan una continua alza desde los 4.550 asesinatos que se registraron en 1998. Tan sólo en los primeros tres meses de este año, se han contabilizado 4.527 homicidios en diez estados de Venezuela.

Ejecuciones sumarias y linchamientos
La inseguridad es la principal preocupación en Venezuela. Más de cien personas mueren asesinadas cada fin de semana. Lo que alarma a las organizacionnes defensoras de los Derechos Humanos es que hay un crecimiento tanto en el número de las ejecuciones sumarias por parte de los cuerpos de seguridad como de los linchamientos de delincuentes en los barrios populares de Caracas.

Más de 7.000 personas han sido asesinadas hasta mediados de noviembre de este año. Para más del 42 por ciento de la población el principal problema del país -y también el suyo propio- es la inseguridad, según una encuesta de la consultora Datanálisis.

Venezuela Posible, una organización no gubernamental, reclamó a la Defensoría del Pueblo que convoque a todas las instancias del gobierno para orientar todos los recursos humanos, técnicos y financieros a detener el derramamiento de sangre.

El diputado oficialista Carlos Tablante pidiò al Gobierno que declare una emergencia en materia de seguridad ciudadana, en atención al número de muertes durante los fines de semana y los informes sobre ejecuciones extrajudiciales por parte de la policía.

Entre las medidas propuestas por el parlamentario figura un desarme general, "porque hay un exceso de portes de armas, incluso en manos de gente acusada de crímenes, lo que muestra que en muchos niveles hay una asociación entre delincuentes y funcionarios".

El arzobispo Baltazar Porras, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, afirmó que no es responsabilidad sólo del gobierno emprender acciones para enfrentar el alto índice delictivo, porque son muchos los actores sociales involucrados que deben colaborar para resolver el problema.

Porras expresó que debe investigarse si existe una política de exterminio de delincuentes por parte de órganos de seguridad del Estado, en tanto consideró que los linchamientos constituyen un problema muy complejo. Ante las exigencias de investigar a presuntos escuadrones de la muerte, el fiscal general, Isaías Rodríguez, respondió que mientras estuvo en el gobierno como vicepresidente nunca se discutió una política de exterminio de delincuentes y "si alguien lo hubiera planteado, hubiese sido rechazada", aseguró.

En el primer semestre del 2000, fueron abatidos por los cuerpos de seguridad del Estado más de 500 presuntos delincuentes, una cifra que llamó la atención a la Defensoría del Pueblo, que alertó sobre el peligro de las ejecuciones sumarias o extrajudiciales.

El criminólogo Javier Gorriño destacó el cambio de actitud de la sociedad ante el delincuente, que antes lo veía incluso como "un Robin Hood que ayudaba a gente de la comunidad", mientras ahora se produce "el linchamiento de los 'malandros' en los barrios".

Desde hace cinco años, el gobierno de Caracas no da cifras globales sobre la criminalidad. El documento, titulado "Una década de impunidad en Venezuela (1998-2009)" revela que en estos diez años de régimen bolivariano se han contabilizado en Venezuela un total de 123.091 asesinatos. Más muertos que en una guerra. Y las estadísticas reflejan una continua alza.

Venezuela tuvo en 2009 una tasa de homicidios del 75 por cada 100.000 habitantes. En Colombia, donde hay un conflicto armado, se registran 32 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Pese a la violencia inusitada del narcotráfico, en México se han registrado ocho asesinatos por cada 100.000 habitantes.

El número de homicidios en relación a cada 100.000 habitantes es el coeficiente internacional usado para indicar la violencia en un país.

La violencia crece en Venezuela: en 2009 hubo 19.133 asesinatos. La cifra ubica al país como el de mayor violencia en Latinoamérica. Según estudios privados, hubo 4 mil homicidios más que en 2008. Los pobres, los más afectados.

En una semana en la cual volvió a tensarse la relación entre el gobierno y los diarios de Venezuela por la prohibición oficial de publicar noticias referidas a la inseguridad en el país, el diario El Nacional de Caracas reveló cifras oficiales según las cuales en 2009 hubo 19.133 asesinatos, lo que equivale a una muerte cada 30 minutos. El guarismo, que no fue desmentido por el gobierno de Hugo Chávez, pone a Venezuela como el país con más altos índices de violencia de toda América Latina.

El informe del diario se basó en un trabajo del Instituto Nacional de Estadísticas que fue encargado por la vicepresidencia del país y que no ha sido divulgado por las autoridades, que no dan datos sobre el tema desde 2005.

La información se conoce en medio de las presiones que el gobierno ejerce sobre la prensa para que no publique imágenes o informaciones ligadas a la violencia.

Según informa el diario El Nacional , hay en Venezuela una tasa de 75 asesinatos por cada 100 mil habitantes, lo que supera a los países que, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o la Organización de Estados Americanos (OEA), lideran el ránking de la región: El Salvador y Jamaica.

Según el informe publicado en Caracas con datos oficiales, el 80,7% de las víctimas tenían entre 15 y 44 años y los sectores pobres fueron los más castigados. El 79,5% de los asesinados lo fue por un arma de fuego, mientras que el 83,6% tuvo lugar entre los sectores más pobres de la sociedad venezolana. Las muertes sólo afectaron al 2% de la población con mayores ingresos.

Según informes privados, en 2009 hubo 4.000 muertos más que en 2008, lo que hablaría de un importante salto en este tema. Venezuela ha tenido históricamente tasas altas de criminalidad, en especial en Caracas, la capital. Pero según el BID y la OEA, El Salvador, Jamaica, Guatemala, Honduras y Colombia la superaban. Ahora, las cosas han cambiado.

Tensión con los medios de comunicación
La información de El Nacional se da en un contexto de tensión con los medios. La publicación de una foto de cadáveres amontonados en la morgue de Caracas por los diarios El Nacional y Tal Cual derivó en una prohibición oficial para que esos medios publicaran fotos, informaciones y publicidad ligada a contenidos que aludan a la violencia. El veto fue extendido luego a toda la prensa. Ante la ola de críticas y de denuncias de censura que cayó sobre el gobierno, el mismo Tribunal 12 de Mediación y Sustanciación suspendió parcialmente el fallo hasta que se resuelva el fondo de la cuestión y permitió que se publicaran informes –pero no imágenes– ligadas al tema.

Por su parte, el editor del diario El Nacional que reveló las cifras, Miguel Henrique Otero, afirmó que "el tribunal retrocedió, parcialmente, en su decisión" porque "quedó para todo el país" la prohibición de publicar fotos de violencia, lo que dijo es "censura previa".

La escena se repite cada lunes en la morgue de Bello Monte, un depósito de cadáveres situado en un céntrico barrio residencial de Caracas. Ante la puerta, unas 50 personas esperan para recuperar el cadáver de un padre, hijo o hermano, impotentes ante el drama de la delincuencia que crece en medio de una total impunidad.

Un robo que termina mal, un tiroteo, un ajuste de cuentas o una bala perdida: los familiares cuentan sus historias ante los reporteros y muestran que la violencia no conoce edad ni clase social en Caracas, donde la inseguridad limita el ocio y deja las calles desiertas a partir de las 10 de la noche.

De manera extraoficial se informó que en el mes de julio ingresaron a la morgue de Bello Monte 469 cadáveres, 35 en un solo fin de semana. Se maneja un promedio de 54 asesinatos en sábado y domingo, sólo en la capital.

Fin de semana del 12 al 15 de marzo: 59 asesinados; fin de semana del 2 al 4 de julio: 65 homicidios; fin de semana del 30 de julio al 1 de agosto: 54 muertes violentas... El conteo lo realizan los periodistas de sucesos que se apostan los viernes a las puertas del tanatorio de Bello Monte. Nada es oficial.

En Carabobo se han contablizado 977 homicidios en lo que va de año; En los estados Aragua, Lara y Zulia se registra un promedio de 11 a 15 muertes violentas por cada fin de semana.

En 2009 el número de homicidios por armas de fuego en Venezuela se situó en 16.094, 1.265 más que el año anterior, la cifra más alta registrada en el país durante los últimos 11 años, según las cifras de la dirección de estadística de la policía científica, publicadas por el diario El Universal.

Cuarenta y cuatro venezolanos murieron tiroteados cada día de 2009, según cifras extraoficiales de la misma policía científica. Caracas es la ciudad más violenta de Venezuela, con 2.897 homicidios por armas de fuego, 372 más que en el año 2008.

Según datos del Instituto de investigaciones de convivencia y seguridad ciudadana, recogidos por el mismo periódico caraqueño, el 60% de las víctimas recibieron cinco disparos o más. Además, el 36% de las personas que murieron acribilladas tenían entre 15 y 29 años.

El gobierno chavista contribuye con su exacerbación e irresponsabilidad en el manejo del lenguaje, a aumentar el clima de violencia. No sólo es tolerante con las agresiones sino que las estimula y profundiza.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, general Francisco Belisario Landis, expresó que al evaluar las cifras de homicidios que debe considerarse el "incremento excesivo'' que ha tenido la violencia. Landis declaró que la violencia ha aumentado "a todo nivel (...) en las relaciones interpersonales, en la familia; el problema ha "adquirido ribetes peligrosos'' que obligan a los cuerpos de seguridad y al gobierno a "acentuar'' los programas de prevención.

Según Landis, se ha desarrollado una suerte de "triángulo diabólico'' conformado por la excesiva ingestión de bebidas alcohólicas, la distribución y consumo de drogas y el aumento del tráfico de armas de fuego.

La "impunidad", de acuerdo al reporte, es la primera causa del aumento en el número de homicidios desde 1998. Mientras se incrementa el número de homicidios disminuye el de detenciones. Según el análisis del OVV, dirigido por el sociólogo Roberto Briceño-León, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), el 91 % de los homicidios ocurridos en 2009 quedó en total impunidad.

En 2007, 2008 y 2009, apenas fueron detenidos 9 sospechosos por cada 100 homicidios, frente a los 58 de 1998, agrega el estudio, que cita como fuente el archivo de la Policía Científica.

"Chávez tiene la idea de que su revolución debe quebrar estructuras y que la violencia es también una lucha de clases, un conflicto de pobres contra ricos.Roberto Briceño-León, director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), organización que facilita cifras sobre inseguridad en el país bolivariano, recalca que "lo que hay son pobres matando pobres".

Según el OVV, en los últimos tres años habrían quedado sin castigo más del 91% de los asesinatos. Mientras en 1998 se detuvieron a 5.017 personas en relación con 4.500 homicidios, en 2009 se arrestaron a 1.491 personas pese a que se contabilizaron más de 16.000 homicidios.

"Parte de la batalla contra la delincuencia tiene que ver con la lucha contra la impunidad, que impacta negativamente sobre la seguridad de las personas, y sobre la confianza en el sistema de justicia", admitió el director de Prevención del delito del ministerio de Interior, Edwin Rojas.

Fuentes cercanas al gobierno reconocen que esta cuestión es uno de los factores que ha mermado la popularidad de Chávez en los últimos meses, lo cual puede afectar los resultados de las elecciones legislativas del 26 de septiembre. En los últimos meses, el gobierno ha incentivado su lucha contra la inseguridad, incrementó la presencia de las fuerzas de seguridad y creó la policía nacional. El propio Chávez, quien evitó referirse a la violencia durante mucho tiempo, ya reconoce que la violencia es "una amenaza para la revolución bolivariana".

"Tenemos que organizarnos mucho mejor para derrotar el crimen, para prevenirlo primero y, cuando haga falta, usar la fuerza", explicó Chávez.

Pero según Briceño-León, uno de los errores del gobierno ha sido "politizar la policía". "Se califica a la policía nacional de socialista y bolivariana, lo quela hace perder legitimidad y fuerza", afirmó, subrayando que a esto se une que los funcionarios policiales están muy mal pagados, lo cual aumenta la corrupción.

Chávez y algunos de sus más estrechos colaboradores menosprecian las denuncias sobre la violencia e inseguridad que se vive en Venezuela. En ese afán de negar lo obvio, Chávez afirmó que la criminalidad que se sufre en Venezuela "era mucho, pero mucho, mayor durante la Cuarta República". También fueron escandalosas las "carcajadas" de burla del director de la cadena estatal Telesur, Andrés Izarra, durante un programa de CNN een el que se hablaba del aumento de la delincuencia en Venezuela. La escena fue patética pues Izarra se burlaba y cuestionaba las cifras que todo venezolano sabe que son ciertas. A lo que se añade la medida cautelar de un tribunal de control que de hecho impuso censura previa para la difusión de información e imágenes sobre la violencia. Medida que fue "suavizada" por la reacción generalizada en contra que suscitó.

El caso es que las cifras que manejaron durante una semana los expertos en el tema de la violencia, quedaron cortas antes las del un estudio que develó el diario El Nacional, titulado "Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Ciudadana 2009″. Según este informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), 19.113 ciudadanos perdieron su vida a manos de la delincuencia en 2009 (3.076 homicidios más que los que refleja la ONG Observatorio Venezolano de la Violencia citadas por el sociólogo Roberto Briceño León). El estudio que se realizó a lo largo de 12 semanas con encuestas en más de 20.000 hogares. Otros datos de interés que facilitó el informe:

1) La violencia cobra más vidas de hombres (81,13% de las 19.113 víctimas de asesinato), que de mujeres (18,87%).

2) Los grupos más vulnerables se encuentran entre los 25 años y 44 años (44,12% de las víctimas). Seguidos de los jóvenes entre 15 años de edad y 24 años (36,61%).

3) De las víctimas, 56,52% pertenecían al estrato IV de población con menos recursos(10.802 ciudadanos) y 27,12% al estrato V con 5.183 venezolanos asesinados, En el tercer lugar están los del estrato III, con 2.376 víctimas, que representan 12,43% del grupo.

4) el 79,48% de los crímenes fue perpetrado con armas de fuego.

La "impunidad", de acuerdo al reporte, es la primera causa del aumento en el número de homicidios desde 1998 y subraya que, mientras se incrementa el número de homicidios disminuye, paralelamente, el de detenciones.

Según el análisis del OVV, dirigido por el sociólogo Roberto Briceño-León, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), el 91 % de los homicidios ocurridos en 2009 no derivó en ninguna detención. En 2007, 2008 y 2009, apenas fueron detenidos 9 sospechosos por cada 100 homicidios, frente a los 58 de 1998, agrega el estudio, que cita como fuente el archivo de la Policía Científica.

Según datos del Instituto de Investigaciones de Convivencia y Seguridad Ciudadana (Incosec), los venezolanos tienen en sus domicilios entre nueve y quince millones de armas.

La corrupción de los cuerpos policiales es otro factor fundamental que provocan el aumento de la criminalidad, algo reconocido por el propio ministro de Interior, Tarek el Aissami, quien ha admitido que hay policías y militares involucrados en el 20 por ciento de los homicidios, incluida la Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuerpo de seguridad creado por el Gobierno para hacer frente a la inseguridad.

Chávez, anunció la creación de la PNB en diciembre pasado con el objetivo de luchar contra la inseguridad, el principal problema que preocupa a la ciudadanía, por delante de la crisis económica o las fallas energéticas, según todos los sondeos.

La violencia generalizada afecta a todos los sectores de la sociedad como lo muestra el secuestro de la secretaria del ministro de Finanzas venezolano, Jorge Giordani, por parte de agentes de la Policía Metropolitana (PM) de Caracas. Jaklin Arcia, secretaria de Giordani, fue secuestrada cuando se dirigía en su vehículo a trabajar por cuatro hombres que pidieron 45.000 dólares por su liberación. La policía judicial fue informada por los familiares de Arcia y en el momento de la entrega del dinero logró detener a uno de los delincuentes, que resultó ser un miembro de la división motorizada de la PM y que actuó con otros tres agentes que lograron fugarse.

F!

Fuentes de Información - 123.091 asesinatos en Venezuela en diez años de régimen ch

Dar puntos
2 Puntos
Votos: 1 - T!score: 2/10
  • 0 Seguidores
  • 8.221 Visitas
  • 0 Favoritos

4 comentarios - 123.091 asesinatos en Venezuela en diez años de régimen ch

@Clawdidr Hace más de 1 año
Ya van a llegar los pseudo-zurditos de T! a decir que es mentira de la CIA y la derecha venezolana
P.D.: Vine a revivir este post
@newfull2010 Hace más de 1 año
binner tiene la respuesta
@mariclimentmunoz Hace más de 8 meses
Dan mucho asco los venezolanos al menos los que hay en españa no conozco ni uno que sea buena gente.
@CrapTank Hace más de 8 meses
123.091 asesinatos en Venezuela en diez años de régimen ch