El productor de cine porno y propietario de Hustler Larry Flynt fue denunciado por no exigir a sus actores el uso de preservativos.

Demandan al "rey del porno"


Un grupo de activistas presentó una demanda laboral contra el rey del porno, Larry Flynt, a quien acusan de no obligar a los actores a ponerse preservativos en las películas que financia, informó hoy la prensa local.

La Fundación contra el sida (AHF, en inglés) decidió dar este paso tras revisar 100 de las películas de Flynt y comprobar que tan sólo en una de ellas uno de los actores llevaba protección.

Según la asociación, estos filmes demuestran una conducta "de riesgo". La demanda se presentó este jueves en el Departamento de Relaciones Industriales, una división de la Administración para la Seguridad y la Salud Ocupacional de los Estados Unidos..

"Consideramos que es nuestro deber actuar respecto a este problema de seguridad en el trabajo; en este caso, mantener sexo sin protección en lugares de trabajo no tradicionales", dijo el presidente de AHF, Michael Weisntein, en un comunicado.

"Estas películas demuestran claramente actividades que pueden propagar patógenos por transmisión sanguínea", sostiene la demanda.

La entidad quiere que las autoridades obliguen a la industria pornográfica de California, la mayor del mundo, a que todos sus actores hagan uso del condón en estas películas. Las autoridades sanitarias del condado de Los Ángeles informaron en junio de 2009 de 25 casos de actores infectados en los últimos cinco años.

Larry Flynt es el fundador de la revista Hustler y comenzó a producir filmes X en 1998. El actor Woody Harrelson le encarnó en la película The People vs. Larry Flynt, de Milos Forman, en 1996.

El presidente de Larry Flynt Productions, Michael Klein, consideró en un comunicado que la demanda no es razonable ya que la audiencia de este tipo de películas no quiere ver a los actores usando condones.

"No vamos a ceder en cuanto a las producciones sin condón", dijo en un comunicado. "Eso es lo que quiere el consumidor y nosotros lo proporcionamos", añadió.

Las leyes federales requieren que todos los actores pornográficos se sometan a análisis de sida 30 días antes del rodaje de cada película, y Klein aseguró que su empresa se adhiere a esos controles. Además recordó que ninguno de sus actores ha dado positivo por sida.

Según el Departamento de Salud del condado de Los Ángeles, los trabajadores de la industria pornográfica son diez veces más propensos a contraer enfermedades de transmisión sexual que la población general.

El Departamento documentó 2.013 casos de clamidia y 965 de gonorrea en la industria entre 2003 y 2007.

http://vos.lavoz.com.ar/content/demandan-al-rey-del-porno-0