Escándalo: mezcla coprofagia y referencias nazis en el retrato de un experimento-tortura que ya ha escandalizado en su estreno en el Reino Unido y Estados Unidos.


"El ciempiés humano", la película más asquerosa

noticia


Dos turistas americanas son secuestradas durante su idílico periodo estivo en Alemania por un maléfico cirujano con tendencias nazis especialista en separar siameses. Arranca The human centipede (el ciempiés humano) y una de las películas-impacto que más bolsas de plástico está llenando en los cines de medio mundo. En España esta película holandesa rodada por Tom Six se pudo ver en el pasado Festival Internacional de Sitges y después de su estreno en el Reino Unido el pasado 4 de agosto ha sido recibida por medios como la BBC, The Guardian o el sensacionalista The Sun como una de las películas más asquerosas de la historia del cine.


El maléfico cirujano tiene un plan. Quiere hacer que tres personas, las turistas americanas y un pobre desgraciado japonés, estén conectados los unos a los otros por sus organismos haciendo que el sistema digestivo de uno alimente a otro y que el sistema de ese otro alimente al último vía sonda implantada en la boca. O, como juntar coprofagia con fantasías de quirófano, casquería y mutilaciones en el último eslabón del cine repulsivo. Aviso a escépticos, la película se anuncia con la siguiente frase promocional en letras mayúsculas: "¡Es médicamente posible al 100%!"

Para la crítica se trata de "una estupidez" según el Time Out de Nueva York o "una película única en su género" según Entertainment Weekley. Afamados críticos como Roger Ebert del Chicago Sun Times se negaron a calificar la película y en el Reino Unido se habla de lo más abyecto que ha salpicado las pantallas mientras se contextualiza con otros clásicos de la amoralidad fílmica como Saló o los 120 días de Sodoma de Pasolini o Freaks de Todd Browning. Aquí, Nacho Vigalondo se declara fan confeso de la película y destaca que "es difícil pensar en algo tan disparatado y horripilante."

En declaraciones a la BBC, su realizador, antes realizador en el reality Gran Hermano de Holanda, anuncia una segunda parte que se rodará en el Reino Unido "con un ciempiés de doce personas", asegura que a pesar de las reacciones de asco en todo el mundo "en Japón se rieron durante toda la película", y que la película hay que leerla como una crítica a las atrocidades que los médicos nazis cometieron durante la Segunda Guerra Mundial.

Para muchos será otro timo más concebido a base de titulares express. Sin embargo, para otros, ojo a la blogosfera, se trata de otro escalafón más en el género llamado torture porn que ha encumbrado grandes burradas como Hostel de Eli Roth, Martyrs de Pascal Laugier o Wolf Creek de Greg McLean. Sea como fuera, la película ya tiene el recorrido asegurado en el circuito de DVDs y, síntoma fama y poder en la postmodernidad,ya tiene videojuego online y ya hay remake porno previsto para octubre de 2010: The Human Sexipede.

Fuente: elpais.com