El Registro Civil de Buenos Aires concretó la primera inscripción de un niño nacido en el seno de una pareja de mujeres lesbianas, que contrajeron matrimonio bajo el amparo de la nueva ley de matrimonio igualitario recientemente sancionada.

De esta forma, se reconoció legalmente a dos madres con iguales derechos y obligaciones. Las gestiones para lograr la inscripción fueron iniciadas por las organizaciones sociales Lesmadres, 100% Diversidad y Derechos y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que siguieron de cerca la implementación de la ley de matrimonio entre personas de un mismo sexo.

El nuevo ciudadano obtuvo su partida de nacimiento y Documento Nacional de Identidad (DNI) anotado con el nombre de Vicente, aunque no se registró el doble apellido, uno por cada cónyugue, según lo indica el artículo 36 de la nueva norma.

Organizaciones no gubernamentales que patrocinaron la inscripción indicaron que iniciarán acciones judiciales para reclamar por el registro del doble apellido.