FIESTA NACIONAL DEL SOL / MARÍA EMILIA CORREA

"Pensé que como me falta una pierna, no iba a poder participar"
Pensó que por su discapacidad no la iban a aceptar en el certamen, pero ya está en carrera para representar a Santa

Le falta una pierna y quiere ser Reina Nacional del Sol

María Emilia Correa está por terminar el secundario, tiene 19 años, mide 1,70 metros de altura, nunca fue Reina ni Virreina del Sol, es soltera y no tiene hijos y es de Santa Lucía; cumple con todos los requisitos para ser Reina Nacional del Sol. Sin embargo, cuenta que "cuando vine a inscribirme esperaba que no me dejaran participar. Pero decidí dejar de lado el pensamiento negativo, porque en el fondo tenía esperanzas". Es que la chica perdió una pierna cuando tenía 13 años y camina con muletas. Sin embargo, no hay ninguna normativa que le impida ser candidata. Así, a través de su iniciativa y de sus ganas de seguir adelante, María Emilia sentará un precedente en la Fiesta del Sol, ya que es la primera vez que una persona que padece una discapacidad forma parte del certamen de belleza.

san juan

El viernes pasado, justo el último día estipulado en primera instancia para el cierre de inscripciones para las precandidatas, María Emilia llegó a la Municipalidad de Santa Lucía con una amiga. Ambas iban con el propósito de llenar el formulario y postularse para ser reina y las dos cumplieron su misión. "Cuando vino, comprobamos que cumplía con los requisitos y la inscribimos. Después llamamos a la Comisión de Reinas, para ver si había alguna normativa que impidiera que María Emilia fuera candidata y nos dijeron que no", cuenta Carla Martinazzo, de la Municipalidad de Santa Lucía. Y María Emilia confiesa que "quería presentarme hace tiempo, pero me daba miedo. Pensé que como me falta una pierna, no iba a poder participar. Pero me decidí porque no quería quedarme sin intentarlo".

sol

Con simpatía y jugando con la trenza que sostiene su pelo morocho, la chica cuenta que muchos de sus allegados le dijeron que no iba a poder ser candidata, pero algunos de sus amigos y su novio le dieron la fuerza. "Mi intención, además de hacer algo que me gusta, es que los demás nos acepten a las personas que tenemos discapacidades, que se den cuenta de todo lo que podemos hacer y de que somos todos iguales", dice María Emilia para explicar el porqué de su participación.

fiesta

Ella recuerda que a los 11 años descubrieron que tenía un tumor en el fémur que la obligó a hacerse sesiones de quimioterapia y a comenzar un tratamiento en Buenos Aires. En principio, los médicos le dijeron que iban a poder salvar su pierna, pero la aparición de una serie de nódulos en los pulmones comprometió aún más su salud. Como consecuencia, a los 13 años tuvo que someterse a una operación en la que le amputaron la pierna derecha. "Que me sacaran la pierna fue un alivio, porque sufría mucho por los dolores", cuenta.

A partir de eso, tuvo que aprender a vivir de nuevo, pero eso no fue impedimento para que desarrollara una vida normal. "Me faltan dos materias para recibirme del secundario y estoy estudiando en el Instituto Cervantes. El año que viene, me gustaría estudiar Contador Público", dice María. Y cuenta que le encanta cuidar su imagen: practica natación, va al gimnasio, hace pilates y visita muy seguido un centro de estética.

emilia

"Otra cosa que disfruto es viajar. Por mi discapacidad tengo pases gratis en los colectivos para mí y un acompañante. Por eso vamos con mi novio a Mendoza, a Córdoba, a Barreal, paseamos por todos lados", dice la precandidata santaluceña.

Ahora, todas las ilusiones de la chica están centradas en el certamen. Dice que le encantaría ganar la elección. Y que cumplirá con todo lo que le pidan. "No sé cómo voy a desfilar. Tengo una pierna ortopédica, pero yo me siento más cómoda y segura con las muletas, aunque estoy dispuesta a hacer lo que me pidan", contó María Emilia pensando en lo que se viene. Y es que su participación en el certamen seguro moverá el avispero y generará planteos diversos, sobre todo a la hora de la elección, por ser la primera vez que se da una situación de este tipo. Sobre el tema, el secretario de Turismo, Dante Elizondo, opinó que "creo que hay que destacar el espíritu de lucha y superación que tiene esta chica. Que no se sienta menos por su discapacidad y se anime a hacer lo que quiere es una enseñanza para todos".

Fuente: http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=421802