Los Kirchner mejoran su imagen en las últimas encuestas

Los Kirchner mejoran su imagen en las últimas encuestas

La oposición argentina no consigue capitalizar su avance en las legislativas

Néstor Kirchner sigue siendo uno de los posibles ganadores de una primera vuelta en las elecciones presidenciales de 2012, según la mayoría de las encuestas realizadas por grupos consultores argentinos. Tanto la presidenta, Cristina Fernández, como su marido, han mejorado en los últimos meses su imagen, al mismo tiempo que aumentan las expectativas personales de los ciudadanos. La oposición, que ganó las legislativas de junio de 2009, tiene todavía que consolidar un modelo político y elegir a sus candidatos, lo que deja el panorama electoral muy abierto.



"Una cosa es que Kirchner haya consolidado su minoría, importante, gracias al momento excepcional que vive Argentina desde el punto de vista económico, y otra, que sea capaz de ganar las elecciones en una segunda vuelta", asegura Diego Guelar, jefe de Relaciones Internacionales del PRO, partido liderado por Mauricio Macri.

"Si se pregunta a los argentinos que digan cual es su político más valorado, entre el 55 y el 60% contesta que ninguno", explica Fabián Perechodnik, de la consultora Poliarquía. "Lo que se plantea es la continuidad o el cambio, pero no es posible aun hacer cálculos sobre ese escenario porque la oposición, mejor dicho 'los espacios opositores' no se han definido todavía", asegura.

Según los últimos sondeos de Poliarquía, la presidenta se mueve en torno a un 35-40% de valoración directamente positiva, por encima de la de su marido. Sin embargo, el candidato más seguro sigue siendo él, salvo que sus recientes problemas vasculares aconsejen otra cosa. En la oposición, los dos políticos mas valorados son el radical Ricardo Alfonsín y Mauricio Macri.

La última encuesta publicada por el diario La Nación indica que el capítulo más valorado de la etapa krichnerista es la inclusión social: dos millones más de personas reciben pensiones de jubilación y se ha implantado una asignación universal por hijo. Además, se desarrolla una intensa política de subvención al consumo. En segundo lugar se valora la política de derechos humanos de los Kirchner, que anularon los indultos concedidos en la época del también peronista Carlos Menem y animaron la reapertura de juicios contra los implicados en la represión militar.

"Nosotros no hacemos encuestas desde un punto de vista de posicionamiento ideológico, como se harían en Europa, por ejemplo, porque no es posible entender la política argentina desde bases de izquierda-derecha. Lo más que se podría decir es que los Kirchner son identificados con un modelo progresista", mantiene Perechodnik.

"El gran éxito de Néstor Kirchner desde su derrota en las legislativas ha sido su capacidad para manejar la agenda y lanzar a la escena pública temas que, por un lado, obligan a la oposición de contestar y, por otro, dificultan que plantee sus propios temas", explica. Así sucedería, por ejemplo, con las acusaciones de enriquecimiento ilegítimo de los Kirchner y la batalla contra los dos principales medios de comunicación, por tierra mar y aire, que ha lanzado el gobierno.

Según el análisis de este analista, los grupos opositores no han elaborado aún una respuesta frente al modelo político K. "La falta de respuestas claras hace que aumente la confusión". "En 2012 se darán dos circunstancias nuevas: los partidos están obligados, por ley, a celebrar internas para designar al candidato presidencial; y es casi seguro que, por primera vez, habrá una segunda vuelta. Desde que se reimplantó la democracia, los sucesivos presidentes han sido elegidos en primera ronda, bien porque sacaran más del 50% de los votos, bien porque los demás candidatos se retiraran. Esta será la primera ocasión con dos contrincantes, mano a mano".

Diego Guelar, describe así la situación: "Néstor Kirchner se consolida como candidato oficialista, sin pasar por unas primarias, porque todos sus críticos peronistas irán "por fuera"; una alianza radical-socialista, presidida por Ricardo Alfonsín, que domina el aparato de su partido (salvo que Julio Cobos crea que tiene apoyo suficiente como para disputarle las primarias de agosto próximo) y un tercer candidato, que deberá salir de un acuerdo entre el peronismo critico o "federal" y el propio PRO. A la segunda vuelta, que es segura, solo pueden presentarse dos, fruto de nuevas negociaciones", afirma.

nestor

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Kirchner/mejoran/imagen/ultimas/encuestas/elpepuintlat/20100925elpepuint_1/Tes