Mujer extorsiona a empresario para no mostrar un video porno


video porno


Mujer extorsiona a empresario para

no mostrar un video porno


Una mujer irá a juicio por extorsionar a un empresario con el que mantuvo relaciones sexuales. Puso cámaras en su casa para grabar el encuentro y luego le pidió dinero para evitar que divulgue las imágenes.


que HDP


Quedó al borde del juicio oral y público acusada de reclamar 10 millones de pesos a un empresario para no difundir imágenes que filmó cuando ambos tenían relaciones sexuales.

La mujer había colocado cámaras de filmación estratégicamente ocultas en su casa y con ellas se filmó teniendo sexo con un empresario del rubro inmobiliario, añade el sitio.

Ahora, quedó imputada por "extorsión en grado de tentativa, en concurso real con el de robo en poblado y en banda", ya que además fue asaltada la vivienda del extorsionado.

La Sala IV de la Cámara del Crimen confirmó lo dispuesto en primera instancia por el juez de Instrucción Osvaldo Rappa, quien dispuso procesar a la mujer. Según la resolución, el empresario sufrió un robo en su domicilio el pasado 14 de mayo, y la investigación apuntó a esclarecer el caso como si fuera otro de inseguridad habitual.

Al poco tiempo, el hombre recibió un video en el que aparecía teniendo sexo con una mujer, quien exigía "un depósito a su favor por diez millones de pesos o tres millones de dólares, bajo amenaza de mostrar dichas imágenes a todo el mundo", informa Infobae.

Luego, la investigación arrojó que la mujer -junto a un cómplice aún no identificado-, "colocó estratégicamente las cámaras en los distintos ambientes de su vivienda, grabó varias escenas de sexo explícito y culminó con el video donde habla en primer plano".

En las filmaciones "se aprecia la participación de una persona de sexo masculino que guardaría gran similitud fisonómica con uno de los sujetos que participó del desapoderamiento que sufriera", señalaron los jueces.

Tras el hallazgo, a raíz de las "filmaciones que se lograran extraer del disco rígido de la computadora secuestrada al allanarse el domicilio donde reside la imputada", ambos hechos quedaron estrechamente vinculados.

Como elemento de prueba, los jueces recordaron el "trozo de papel manuscrito que oportunamente aportara el denunciante, y que fuera reconocido por (la acusada) como de su puño y letra, pues allí consignó el número de cuenta, la suma requerida y la fecha en la que debía ser depositada".




bocajrsbok