Mujer asesina a golpes a una bebé recién nacido en una clínica en Colombia



Mujer asesina a golpes a una bebé recién nacido
Decenas de personas la atacaron hoy también al acudir a la Fiscalía para entregar su testimonio de los hechos y tuvo que ser escoltada por una tanqueta de la Policía.



Una bebé de apenas dos horas de nacida fue brutalmente asesinado en la ciudad colombiana de Santa Marta (norte) por una estudiante de enfermería que, al pensar que era el hijo de su marido con una amante, golpeó repetidamente la cabeza de la pequeña contra el suelo hasta dejarla sin vida.

El suceso ocurrió la víspera en la puerta de la Clínica de La Mujer de Santa Marta, en el departamento de Magdalena (norte), hasta cuyas instalaciones acudió Eileen María Reyes, de 25 años, quien irrumpió en la sala de neonatos y a la fuerza le arrebató la niña a una enfermera.

La joven salió corriendo con la niña en brazos y al salir la lanzó contra el suelo, pero las personas que estaban presentes no pudieron hacer nada para impedirlo, informó hoy el diario Hoy de Magdalena.

Varios "mototaxistas" aparcados en las inmediaciones de la clínica bajaron de sus motos y comenzaron a insultar y arremeter contra Reyes que al ver que varias personas se venían encima suyo salió corriendo para resguardarse dentro del centro asistencial, donde minutos más tarde fue sacada por personal de la Policía.

Reyes fue agredida por varias de las personas que fueron testigos de la agresión cuando era trasladada por la patrulla policial.
"Eso le pasó porque las personas no aceptaron el acto tan repugnante como este que acaba de ocurrir", declaró un testigo del hecho.

Según la Policía del Magdalena, Reyes trabajaba en la Unidad de Cuidados Intensivos pediátrica del Hospital Fernando Troconis y cursaba el último semestre de Enfermería Superior en la Universidad Cooperativa de Colombia, en Santa Marta.

Decenas de personas la atacaron hoy también al acudir a la Fiscalía para entregar su testimonio de los hechos y tuvo que ser escoltada por una tanqueta de la Policía.

FUENTE