Sociedades protectoras dicen que la castración de perros es un tema de salud pública


Preparan un proyecto integral que contempla castraciones masivas, gratuitas y extensivas a todos los barrios.

la castración de perros es un tema de salud pública


La superpoblación de animales no sólo se evidencia a través de los perros y gatos que andan libremente por las calles sin dueño, sino también en las casas de voluntarios que albergan a los animales. En la Capital salteña, un promedio de 35 animales por casa, en algunos casos más, albergan a perros y gatos adultos, cachorros abandonados, enfermos y lastimados.

La Asociación Protectora de Animales (Apan) tiene 5 hogares provisorios, cuidados por voluntarios que ofrecen infraestructura y tiempo por los animales. Mirta Coro, presidenta de Apan, dijo que “la única manera de reducir la superpoblación es con las castraciones”.

Para alcanzar ese objetivo, en enero de 2010 se encaró un proyecto de trabajo a través de la Unión de Protectoras Animales de Salta (Upas) integrada por Apan, Fundación por el Bienestar Animal Salta (Fubas), Protan y Fundación San Roque. La iniciativa propone que se trabaje sobre esterilización, legislación y educación humanitaria.

Las castraciones de perros y gatos en la ciudad de Salta están reglamentadas por la ordenanza municipal 12476 sancionada en 2005. La ordenanza establece que “las castraciones serán gratuitas para las personas de escasos recursos” y además se prevé “campañas masivas, sistemáticas y extensivas geográficamente”.

El proyecto de trabajo presentado por Upas propone, además, que “las campañas de esterilización para caninos y felinos deben ser inexorablemente masivas, sistemáticas, extendidas, anticipadas y gratuitas”. Aunque el proyecto de Upas se presentó ante las autoridades municipales de la ciudad, “no tuvo respuesta, ni de la Municipalidad ni de Medio Ambiente provincial”, afirmó la presidenta de Apan.

Mónica Guantay, integrante de Fubas, dijo que “el éxito de otros programas en el país se basa en que se realizan las campañas de manera continuada y masiva”.

Según las entidades defensoras de los animales, en la ciudad de Salta hay unos 200.000, entre perros y gatos. Apan no maneja estadísticas oficiales, pero Coro explicó que “trabajamos en los barrios y vamos contabilizando los animales por casa y por cuadra”.

Apan registró que la superpoblación de animales está concentrada en el área de periferia, sobre todo en las zonas del sudeste y norte. Se calcula un promedio de 5 a 7 animales por vivienda.

Elena Rosas, abogada colaboradora de las asociaciones, dijo que “el tema de la superpoblación de caninos y felinos también es un tema de salud pública porque si estuviese controlado no habría excremento en las calles, parásitos, pulgas o rabia”.

Lorena Ayala, colaboradora y voluntaria, explicó que en Villa Chartas organizan grupos y hacen las castraciones, “pero no alcanza, hay que hacer un esfuerzo conjunto”.

Los referentes de las asociaciones protectoras destacaron que sólo con la castración se puede controlar la super población

Explicaron que la importancia del control radica en que la provincia de Salta está en una zona de frontera.

Consideran necesario tener un cordón sanitario que evite el contagio de rabia en animales y en las personas.

Las entidades defensoras de los animales siguen esperando alguna respuesta oficial a la propuesta presentada.


La tenencia responsable es lo principal

El municipio de Almirante Brown, provincia de Buenos Aires, es un distrito que las entidades salteñas de defensa de los animales tomaron como ejemplo para elaborar el proyecto que aún no tiene respuesta. Se basaron en la forma de trabajo utilizada para el control de la población animal sustentado en la progresión de animales que se reproducen sin control, partiendo de que cada perra tiene crías hembras en el 50 por ciento de las pariciones. Si se consideran sólo dos pariciones en el año para perros y gatos el resultado es: una hembra y su descendencia en 7 años llega a 5.432 cachorros (perros), mientras que en los felinos, una hembra y su descendencia en 7 años llega a 509.097 gatitos. En los caninos las hembras entran en celo dos veces al año mientras que en los felinos, antes de los dos meses; después de la parición inician de nuevo el celo.
Elba Moreyra, de la Fundación San Roque, planteó sus dudas sobre los resultados de la aplicación del método utilizado por Almirante Brown. “Me parece buena la forma que ellos encontraron para resolver el problema, pero no sé si acá la gente va a colaborar como debe, ni si tenemos la infraestructura necesaria. Es un tema a analizar”, dijo Moreyra.

“La idea es trabajar en conjunto”

La secretaria de Control Comercial y Participación Ciudadana, Cristina Fiore, explicó que la idea es que se trabaje sobre tres ejes que marca la ordenanza municipal vigente, una es sobre la castración masiva, la vacunación y, además, la concientización al ciudadano sobre la castración y el cuidado responsable de los animales.

“Lo que se hizo ya es pedir un informe a Zoonosis para ver cuántas castraciones se pueden hacer hasta diciembre con los insumos que se tienen desde el Estado y además que es lo que se necesita”, dijo.

Y agregó: “Luego de la presentación del informe la idea es que haya una reunión con las protectoras para compatibilizar ideas y trabajar juntos”.


http://www.eltribuno.info/salta/diario/hoy/salta/sociedades-protectoras-dicen-que-la-castracion-de-perros-es-un-tema-de-salud-publica