'Uncharted 3' ¿confirmado? ¿para PC?


La noticia sería un bombazo de no ser porque era una de las más obvias de la historia de esta industria. Todos pensábamos que igual que algún día se dará a conocer PS4, ‘Gran Turismo 5’ llegará a las tiendas y ‘Duke Nukem Forever’ hará también lo propio, Nathan Drake volverá a aparecer en algunas de las consolas de Sony. La duda era cuándo sucedería tan magnífico evento.

Porque estaba claro que un caramelo como ‘Uncharted 3’ no se iba a pudrir en los cajones de la compañía nipona, pero tampoco esperábamos que lo tuviésemos a la vuelta de la esquina. Craso error, porque según se ha podido conocer, no sólo ya está en desarrollo, sino que además ya se está trabajando en su localización en distintos países. Ahí es nada.


La cagada monumental al desvelar el secreto vino de mano de Nolan North, voz del aventurero de Naughty Dog, pero ahora se suma a la fiesta Ghassan Ayoubi, de Rubicon Group Holding, una empresa encargada de modificar el contenido de distintos juegos para que no puedan ser vetados en países árabes, y entre los títulos mencionados para este tipo de cambio se encuentra el reciente ‘FIFA 11’ y el título que nos ocupa, la tercera entrega de la saga ‘Uncharted’.

“No serán sólo doblados al árabe, sino que se eliminarán cosas que puedan ser inapropiadas para la región, introduciendo uno o dos elementos específicos; quizá añadiendo un nuevo personaje. Esto no es censura… es personalizarlo para el mercado. No es desvirtuar el juego en sí.“

Lo cierto es que no me acabo de imaginar al bueno de Nathan con chilaba, así que no se muy bien a que se refieren con este tipo de cambios, y sobretodo no quiero pensar en el sobre coste que esto supondrá para las desarrolladoras. Por cierto, en relación a la imagen que ponemos en la cabecera, por si alguien aún guardaba cierta esperanza al respecto, dudo bastante que ‘Uncharted 3’ transcurra en Granada a no ser que la citada empresa decida cambiar la localización del título. Sí, no dudo que sería toda una sorpresa, pero mejor dejar las fantasías para las noches de desenfreno.