Un funeral a cajón cerrado
Si bien se acostumbra a tener el ferétro abierto cuando se despide a un ex Presidente, el caso del santacruceño fue distinto. Qué dice el protocolo.

Un velorio a Cajón Cerrado


Las miles de personas que se acercaron al salón de Los Patriotas Latinoamericanos de la Casa Rosada para despedir al ex presidente Néstor Kirchner esperaban ver por última vez su rostro. Pero para sorpresa de muchos, el cajón estaba cerrado, algo poco habitual cuando se despide a un ex presidente. Sin embargo el protocolo oficial no obliga a tenerlo abierto.

Perfil.com consultó a un especialista en ceremonial que trabaja en los cortejos del Estado quien explicó que "si bien casi siempre se hace a cajón abierto, esta vez lo mantuvieron cerrado".

"La decisión muchas veces pasa por la familia. Cuando es un ex presidente se suele hacer en el Congreso y esta vez se realizó en Casa de Gobierno. Fue todo muy distinto", explicó. A pesar de esto, consideró que es necesario tener en cuenta que "la esposa no es cualquiera, sino la presidente en funciones. Tranquilamente puede negarse incluso a los honores que le corresponden".

Otra de las causas que pudo haber pasado, según el especialista, es que haya habido problemas para embalsamar el cuerpo debido al viaje que realizaron los restos de Kirchner desde Santa Cruz hasta la Capital Federal el mismo día que falleció. A diferencia del velorio de Raúl Alfonsín que se mantuvo abierto el cajón, el del ex presidente Néstor Kirchner fue al revés. Los honores son los mismos.


fuente