Los autos más caros que circulan en TucumánmastucumancarosdeautosLos autos más caros que circulan en Tucumánmastucuman

Pasan desapercibidos por sus diseños sobrios pero cuestan más de $ 400.000. No son 4×4 sino vehículos de lujo que se compran en otras provincias. Cada vez son más los que adquieren autos de alta gama: profesionales, empresarios y políticos.

Junto con la inflación crece la brecha entre ricos y pobres: cada vez son menos pero más poderosos los ricos y cada vez son más y están peor los pobres. Proporcionalmente, el parque automotor en Tucumán que registra crecimiento desde 2006 (de nuevos y usados) muestra más tucumanos que tienen autos de lujo cuyo valor supera los $ 400.000.

Deportistas, políticos, empresarios y comerciantes pasean en estos vehículos.

Como no hay concesionarias que comercialicen en Tucumán esas marcas, los compradores viajan y traen ellos mismos los vehículos, que se encuentran en estacionamientos céntricos y countries de Yerba Buena.

Se trata de autos que cuentan con la última tecnología: sistema de GPS (que gracias a los sensores y servicios de monitoreo que se pueden contratar pueden ser localizados en cualquier parte del mundo), cajas de cambio automáticas de última generación de siete marchas, presentan sistemas de navegación, climatización, entretenimiento y comunicación que se controlan mediante un comando, teléfono, heladera, pantallas Led en el respaldo de los asientos, consolas de videojuegos, entre otros.

Una novedad, por ejemplo, es el sistema de seguridad de avanzada con el que cuentan camionetas como la Porsche Cayenne en el que trabajan en forma conjunta el cinturón de seguridad, la butaca y el volante. Se activa cuando el vehículo se sale de las líneas de carril de la ruta. Para alertar al conductor comienzan a vibrar el volante y el asiento y, en forma simultánea; para evitar vuelcos en caso de una maniobra brusca se activa automáticamente el control de tracción de las ruedas para que el auto no pierda estabilidad. Y, como si fuera poco, el asiento del conductor se inclina en sentido contrario al de la camioneta para garantizar que durante esos segundos de maniobras de riesgo permanezca derecho con respecto al suelo.

Un nicho que crece


Según informó a el periódico el presidente de la Cámara Automotor de Tucumán, Naum Alperovich, no hay estadísticas sobre el número de vehículos de alta gama que circulan en la provincia porque las marcas que los producen (como BMW, Porsche, Mercedes Benz, etcétera) no tienen concesionarios. “No tenemos datos porque la gran mayoría se compran afuera. Solo hay una concesionaria que trabaja una sola de estas marcas pero próximamente se instalará otra para cubrir ese segmento”, anunció. Se trata de una concesionaria instalada en Yerba Buena que actualmente cubre exclusivamente el mercado de motos de grandes marcas y prevé expandirse.

De acuerdo a lo manifestado por Alperovich, estos autos y camionetas todo terreno se comercializan en Buenos Aires y otras provincias argentinas y, solo a veces, son registradas en Tucumán. “Siempre hay gente que hace lo que no debe; lo correcto es inscribirse aquí si son tucumanos”, precisó el presidente de la cámara.

Tendencia

Evidentemente, lo que sucede en Tucumán es parte de una tendencia nacional ya que las cifras demuestran que están dadas las condiciones para que este año haya un nuevo récord de 0 km vendidos. La Asociación de Concesionarias de Automotores (ACARA) reveló que las ventas de autos 0 Km se encaminan a establecer una nueva marca histórica: las ventas acumuladas ya superaron la cifra de todo 2009, con 515.791 autos.

“La demanda creciente y la disponibilidad de las unidades por parte de las concesionarias son las claves que están permitiendo ir hacia el final de 2010 con nuevas marcas históricas”, sostuvo el titular de ACARA, Dante Álvarez.

Un capricho

Un punto valioso a considerar es que, generalmente, los propietarios de estos vehículos no tienen un solo auto sino dos, tres y hasta cinco, por lo que la mayoría supera el millón de dólares gastados únicamente en transporte. “Si tiene ese auto, lo que será la casa”, piensan algunos, pero a eso hay que sumarle las vacaciones en familia y los gastos diarios (desde la comida hasta la educación de los hijos).

Un caso de público conocimiento, que deja en evidencia que los autos lujosos son sólo un capricho, es el de la actual presidente Cristina Fernández de Kirchner que compró (importó) un Roll Royce valuado en 470.000 euros.

Hay tucumanos que tienen autos que no se comercializan aquí, que no llegan a la Argentina y los hacen traer aunque eso signifique pagar aduana, traslados y gravámenes especiales para registrarlos aquí. Un caso local es el de un empresario tuerca que importó un BMW 850; el BMW deportivo más caro que hizo esa marca… fue una edición limitada y solía estar estacionado en la guardería de un hotel ubicado en 25 de Mayo.

Costos fijos

Mantener un auto de u$s 100.000 demanda tener cierto dinero de respaldo para cubrir necesidades. No se trata de cargarle el tanque de nafta, sino también de pagar el impuesto automotor (bimestral), el seguro (mensual) y la verificación técnica vehicular (anual), que son montos variables según el modelo y el costo del vehículo.

Para tener una referencia, vale decir que la patente significa el 2% anual del valor del vehículo que, en un auto 0 km de 100.000 dólares suponen 2.000 dólares anuales. Por tanto, el propietario de ese rodado debe pagar bimestralmente $1.333 de impuesto y alrededor de otros $1.300 mensuales ($15.600 anuales) en costos de seguro.

“El valor del seguro de un auto depende del valor del rodado, del modelo, de la tasación del mercado y de las estadísticas de accidentes. Si hablamos de una camioneta que sale 100.000 dólares las cuotas mensuales pueden rondar desde los $ 500 (por la responsabilidad civil)

hasta los $ 2.500 por mes (seguro total). Pero al revés de lo que muchos pensarían, generalmente, esos autos llevan cobertura básica porque sus propietarios sienten que tienen espalda suficiente para hacerse cargo de los daños y en vez de pagar una cuota alta que cubra robos u otro tipo de casos, eligen un punto medio”, contó a el periódico José Zavala, propietario de una aseguradora.

Un gusto para pocos

Empresarios azucareros encabezan la lista de compradores

Los autos de alta gama son un lindo juguete para los más adinerados de la provincia y en la mayoría de los casos forman parte de una flota de autos destinada al uso personal.

Paradójicamente se descubrió que los que no se permiten el gustito son los del Poder Legislativo y funcionarios de segunda línea que se cuidan de andar con autos ostentosos.

No cabe duda que uno de los íconos tucumanos es la Ferrari del empresario Santiago Khon, quien sufrió los avatares de las condiciones de las calles de San Miguel de Tucumán.

La Volkwagen Touareg de la senadora Beatriz Alperovich es también muy codiciada.

Los empresarios azucareros y los del sector industrial se inclinaron por los BMW X5 y X6, vehículos que oscilan en unos u$s 170.000.

Es de público conocimiento que una exitosa familia hotelera también tiene debilidad por los autos de alta gama y se dedicaron a coleccionarlos.

Los empresarios de las construcción también se dan estos gustos caros y dos de los más exitosos optaron por el Audi A8 mientras que otros del mismo ramo prefirieron BMW x5.

Por su parte “Pirincho Giménez prefirió darse corte con un deportivo Mini Cooper, considerado no uno de los más caros pero sí el más vistoso.

“Los que compran estos vehículos son personas muy adineradas y en su mayoría son empresarios”, manifestó Juan Carlos empleado de una de las agencias de automóviles de alta gama de barrio Sur.

Para Raúl (36 años) , empleado de uno de los talleres especializados en estos autos,“ los empresarios azucareros usan estos vehícluos pero también algunos sojeros traen sus Mercedes o sus BMW para los servis”. También destacó que se los ve mucho en abogados, y en médicos muy poco.”Los políticos no traen autos tan caros aunque prefieren autos de alta gama pero de menor valor”, agregó.

La Hummer que circula por Yerba Buena está patentada en Bolivia y pertenece a un empresario del sector privado y despierta admiración de los curiosos, al igual que el Jaguar que normalmente aparece en la city bancaria.

Según el personal de la agencia El garaje SA “la lista de compradores la encabezan empresarios sojeros, seguido por los azucareros, empresarios dedicados a las finanzas y dueños de boliches. También algunos médicos los eligen”.

“El BMW X1 es el auto del momento ya que es el elegido por las amas de casa de maridos adinerados y tiene un costo de u$s 63.000”, comentó Héctor García, de la Agencia El garaje SA.

Costos para mantener autos de alta gama

Un servis obligatorio de estos autos cuesta entre $ 3.000 y $ 7.000

Un service completo a los autos de alta gama oscila entre los $3.000 y los 7.000 y deben realizarse con seguridad pasados los 10.000 km de uso.

Los autos de lujo no solo son onerosos en su valor sino tambien en los costos que conlleva mantenerlos. Los service y la mecánica obligan a los propietarios de estos vehículos a remitirse a talles especializados, pagar altos costos por los repuestos, que en general deben ser traídos de fuera de la provincia, pagar montos elevadísimos en concepto de Impuesto al automotor y utilizar servicios de seguro total para resguardar el capital sobre ruedas que conducen.

Un service completo a los autos de alta gama oscila entre los $3.000 y los 7.000 y deben realizarse con seguridad pasados los 10.000 km de uso pero son pocos los talleres que realizan el servicio en la provincia.

Desde la compra del automóvil de alta gama, el dueño goza de una garantía por dos años que cubre desperfectos mecánicos en los talleres que tienen el service oficial pero la dificultad de conseguir repuestos y tener la tecnología adecuada hace que sean cautivos en muchos casos de los service que brindan las mismas agencias que lo vendieron. “Eso pasa en todas las marcas” comentó Marcelo (42 años) empleado de uno de los talleres especializados.

“Cada 10.000 km el auto debe recibir un acondicionamiento que se basa en los cambios de aceites y de filtros. Los costos de este mantenimiento mínimo tiene como base unos $ 3.000 pero tratamos de no realizar todos los cambios juntos y los vamos prorrateando para que sea más cómodo para pagar”, comentó el mecánico.

“El beneficio de los autos de alta gama es que el mantenimiento que se realizaba cada 5.000 Km hoy se lo realiza cuando se cumplieron los 10.000 recorridos ya que estos vehículos trabajan con aceites sintéticos de última generación y eso prorratea también los costos” explicó.

Un capítulo aparte merece el pago del impuesto al automotor que deben enfrentar los dueños de estos vehículos. El pago bimestral de estos autos de alta gama es el equivalente al pago del alquiler de un departamento en el centro de la capital tucumana.

Según Héctor García, de la Agencia de autos de alta gama El garaje, el service mínimo tiene un costo entre U$S 500 y U$S 600 en el caso de lo BMW, pero agregó que desde la compra del vehículo tiene una garantía de 100.00 km o 2 años, por lo que están cubiertos.

El pago de las patentes de estos autos es el 2% del valor del vehículo dividido en 6 cuotas anuales. Un ejemplo es el BMW X5 por el que se está pagando de impuestos $ 8.000, es decir $1.500 bimestrales.

En el caso del Mercedes Benz sl65, el costo de pago por la patente implica U$S 6.700. Otro caso emblemático es el pago de patente que debe enfrentar el dueño de un Mercedes Benz cls350, quien debe pagar u$s 2.600, dividido en 6 cuotas.

Otros de los gastos a tener en cuenta a la hora de mantener estos gustos caros es el pago del seguro del automotor.

Los seguros contra siniestros que deben de contratar también son más elevados que los comunes; el tradicional seguro contra terceros no corre para estos autos de lujo. Por lo general se contrata el servicio de seguro total que cubre robo, accidentes de tránsito, vandalismos y desastres naturales.

Más del 40% de los compradores de autos de lujos tienen deudas fiscales

En un operativo, la AFIP relevó a 847 personas que compraron autos de alta gama por un valor total de $ 255 millones, con un promedio de $300.000 por unidad, y detectó que el 44% presentó irregularidades ante el fisco.

El 25% no está inscripto en Bienes Personales; el 14% está registrado como monotributista y 5% no figura en las bases de datos de la AFIP.

En el caso de los monotributistas, “se observó que siendo en su mayoría la única actividad que desempeñan, no concuerda con los topes de ingresos establecidos por el Régimen Simplificado y que la capacidad contributiva declarada no es acorde a estas adquisiciones”, indicó el organismo.

En tanto, el 5 por ciento que no está registrado en la AFIP compró automotores por $ 180.000.

El organismo relevó a 326 sociedades que adquirieron autos o camionetas de lujo por 112 millones de pesos a un precio promedio de $340.000 por unidad.

“En estos casos -advirtió la AFIP- los contribuyentes deberán acreditar la disponibilidad de fondos, el destino del automotor y la imputación de crédito fiscal y gastos acorde a las limitaciones establecidas por las leyes del Impuesto al Valor Agregado y el de Ganancias”.

Volkwagen Touareg. Cuesta entre u$s 95.000 y u$s 120.00


caros

El gobernador José Alperovich suele circular por la ciudad en una de estas; pero no se sabe si va solo o acompañado porque lleva los vidrios polarizados. El Toureg cuenta con un sistema de audio-navegación que incluye un sistema de radio/CD con pantalla táctil de 6,5 pulgadas y un cambiador de 6 CDs y como opcional el sistema de navegación “RNS 850 con una pantalla táctil de 8 pulgadas, disco duro de 40 GB, reproductor de DVD, control por voz , inferfaz Bluetooth para el teléfono, un interfaz Media Device para reproductores de MP3, iPod/iPhone, TV y un equipo de sonido Dynaudio por lo que Alperovich puede mantenerse informado y entretenido a la vez mientras maneja por las transitadas calles tucumanas.

Además, esta camioneta tiene un sistema “Area-View” que le permite explorar el entorno a través de cuatro cámaras para ver en detalle el estado de las recién pavimentadas calles y garantizarle un grado de seguridad adicional al de los 9 airbags.

BMW X5. Precio u$s 130.000

de

Es la que más se ve en Tucumán de las camionetas BMW. Es un todo terreno pero con diseño urbano por sus cubiertas de perfil bajo y porque es de gran velocidad. El ex vicegobernador Fernando Juri pasea en una como esta por el centro y las calles de barrio norte. Es un vehículo veloz, potente, fuerte pero no tiene la resistencia y la vida útil de una pick up, que está hecha para el campo.

Cuesta entender para qué un político puede necesitar este tipo de vehículo (sobre todo por su costo). El concepto del X5 desde que nació fue el de presentar una gran berlina con carrocería elevada y tracción integral del segmento Premium y en su presentación interior está cargada de lujo y equipamiento. Cuenta con la tracción inteligente a las cuatro ruedas; un sistema que ofrece una distribución continua y variable de la fuerza motriz entre los ejes delantero y posterior utilizando información procedente de los sensores de las ruedas y de los sensores del sistema de regulación de la estabilidad DSC. Todo ello permite una importante mejora de las características de agarre a la carretera.

BMW X6. Precio u$s 170.000

autos

Estas camionetas llegan a tener hasta 12 airbags por vehículo y en su interior cada pasajero tiene su televisor con plasma, butacas eléctricas reclinables y calefaccionables, con masajeador, equiparable al confort de primera clase de un avión. Tienen heladera y una serie de sensores incluidos en la red de datos del control de estabilidad («DSC») que, en caso de que se pueda producir un vuelco, tensa los cinturones de seguridad, y activa los airbags de cabeza. En una visita por Tucumán, al ministro de Salud de la Nación y vicegobernador de la provincia, Juan Manzur se lo vio bajar de este vehículo, estacionado frente a una elegante parrillada de calle Laprida. Al parecer su sueldo como funcionario nacional le alcanza ahora para andar en este vehículo de lujo que, entre otros chiches, tiene sistema de estacionamiento automático (se estaciona con solo presionar un botón y pisar el acelerador) y es, aparentemente, la preferida de los políticos.

Audi A8. Cuesta u$s 155.000

Los autos más caros que circulan en Tucumán

Tiene faros construidos 100% con tecnología LED y un interior de elegante diseño, cuyo acabado se sitúa a un nivel artesanal. Posee un sistema de información al conductor, Multi Media Interface MMI que incorpora una revolucionaria novedad: al combinarse con el sistema de navegación opcional integra una superficie táctil para un manejo más sencillo y cómodo.

El MMI navigation plus (opcional) está conectado en red a los sistemas de asistencia y de seguridad siendo capaz de leer la ruta con antelación y suministrar así los datos necesarios a los dispositivos de control del cambio automático, de los faros y del ACC con función Stop & Go.

Jaguar. Cuestan entre u$s 95.000 y u$s 160.000

mas

Son reconocidos como autos finos, de diseño sobrio pero aquí llaman la atención por su exclusividad más que por su precio. Son muy pocos los Jaguar que hay en Tucumán (probablemente sólo dos). Un empresario tucumano, del rubro inmobiliario, tiene estacionado en su casa este vehículo que ocasionalmente usa por las calles tucumanas. Es una marca inglesa que denota distinción, de una mecánica con mucha precisión, una terminación de materiales excelentes, una calidad de ensamblaje muy buena.

Mercedes Benz ml 500. Cuesta u$s 120.000

tucuman

Entre las características más sobresalientes de este vehículo se puede destacar su sistema de tracción integral permanente que le da más estabilidad al vehículo en situaciones límites. En 5,8 segundos alcanzan una velocidad de 100 kilómetros por hora. En Tucumán hay varios modelos de este; principalmente de color azul y gris. Se trata de un rodado fiel y de diseño clásico, acorde a lo que vende la marca que suele seducir a públicos diversos: Andrés “el Pigu” Romero conduce un mercedes.

Mercedes Benz cls350. Cuesta u$s 130.000

caros

Al mediático empresario Jorge Rocchia Ferro se lo vio en un vehículo de estos. Aunque no es uno de los modelos más caros, el prestigio y el estatus que simboliza tener un rodado de esta marca es lo que suele importarle a sus compradores. Se trata de una marca que, en Tucumán, eligen los financistas y gente de alto poder adquisitivo que los renueva con periodicidad. Los Mercedes se caracterizan por un diseño más exquisito (porque hasta el botón de la baliza es importante); ya que trabajan la forma y hacen hincapié en el diseño ergonómico, al igual que otras grandes marcas de alta gama como BMW.

Mercedes Benz sl65 amg. Cuesta u$s 335.000.

de

En Tucumán hay uno de estos y es quizás el auto más caro que hay en la provincia. No se lo ve con frecuencia en las calles porque normalmente lo usan para viajes. Tarda 11 segundos en llegar hasta los 200 km/h desde parado y su velocidad está limitada electrónicamente a 320 km/h.

El cambio de cubiertas de un auto Mercedes cuesta aproximadamente u$s 5.000 y el seguro básico contra terceros ronda los u$s 4.500 anuales.

Pertenece a un profesional, que heredó mucho dinero.