Un adolescente gana US$130.000 vendiendo carcasas blancas para iPhone 4




Apple las venderá recién en 2011. El joven de 17 años consiguió una fábrica en China que las produce y las revende. No para de facturar.


Adolescente gana US$130.000




Rápido. Vio el negocio y lo puso en marcha. Y se sabe -sobre todo en el mundo de la tecnología- que el que pega primero pega dos veces. Un adolescente de Nueva York lleva ganados más de 130.000 dólares con la venta de carcasas blancas para el teléfono iPhone 4, el celular que Apple.

Las Macs, los iPods y casi todos los diseños de Apple tienen su fuerte en el blanco inmaculado. Sin embargo, hasta ahora el iPhone 4, el último teléfono que ha lanzado no viene en ese tono.

La empresa de la manzanita tenía previsto lanzar en julio pasado la versión blanca del teléfono, pero por problemas de producción tuvo que reprogramar el lanzamiento para el 2011.

Según publica hoy el diario New York Post, Fei Lam, un joven de 17 años de origen chino que todavía estudia en la secundaria, vende a través de Internet un paquete que incluye las carcasas frontal y trasera en color blanco para ese teléfono inteligente por 279 dólares.

El joven, que se compromete en su web a enviar sus productos a cualquier parte del mundo por 20 dólares, comenzó su aventura empresarial hace unos meses después de recibir un correo electrónico en el que le ofrecían desde China repuestos para el iPhone 4 en ese color.

"No solía leer los miles de correo que me llegaban todos los días ofreciendo los repuestos para el iPhone 4 en blanco, pero un día decidí abrir uno de ellos", relató Lam. Vio el negocio y arrancó con un pedido.

El estudiante descubrió entonces la oportunidad de hacerse con los clientes que demandan el teléfono móvil en ese color.

"Pensé un poco y creé la página ese mismo día, pero nunca creí que se volvería tan popular", añadió Lam, quien vende desde entonces las piezas en blanco que ofrecen ciertas compañías.

En su página web afirma que ya ha vendido 470 paquetes de carcasas blancas, lo que eleva sus beneficios hasta ahora a 131.130 dólares.

Según explicó el adolescente al diario, un investigador privado se puso en contacto con él en nombre de Apple por medio de un correo electrónico en el que se le acusa de vender piezas robadas del iPhone.

Lam, quien afirmó que "nada es robado", se preguntó cómo iba a saber esa empresa quiénes eran sus proveedores y lamentó que no cuestionasen también a las otras personas que venden repuestos del iPhone 4 en color blanco como él.