La crisis del sistema penitenciario


Cada preso le cuesta al país unos 4600 pesos por mes


Aun así, la mayoría de las cárceles están superpobladas y en pésimo estado, y no son seguras


Cuanto pagan los argentinos por cada Preso?


El Estado y las provincias disponen anualmente de inmensas partidas presupuestarias para sostener ese sistema. El gobierno nacional destina unos 4600 pesos por mes por cada uno de los 9510 presos que tiene a su guarda en las unidades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) en todo el país.
Esa es la cifra que surge de dividir por la cantidad de internos el presupuesto total anual del servicio: 530 millones de pesos, que comprenden salarios del personal penitenciario en actividad y retirado, traslados de detenidos, medicamentos, mantenimiento de cárceles y fondos para la construcción de nuevos centros de detención. En el Ministerio de Justicia de la Nación –del que depende el SPF– sostienen que el costo promedio por recluso federal es de 14.400 pesos por año, es decir, 1200 pesos por mes, pero sólo en concepto de comida y alojamiento.
Traducido a cifras internacionales, lo que el SPF gasta en todo concepto por cada preso equivale a 17.862 dólares anuales. A modo de comparación, en Estados Unidos, uno de los cuatro países con mayor población carcelaria del mundo, el mantenimiento de cada uno de sus 2,2 millones de presos le cuesta 27.300 dólares por año al gobierno federal. Su presupuesto anual penitenciario es de 60.000 millones de dólares.
“A mayor rigurosidad del sistema, más caro sale mantenerlo. El sistema carcelario con penales de máxima seguridad resulta muy costoso. En cambio, el sistema semiabierto es más barato, pues las condiciones de seguridad disminuyen, ya que no se necesitan tantos agentes penitenciarios, ni tanta infraestructura", explicó una importante fuente del Ministerio de Justicia de la Nación, que solicitó mantener su nombre en reserva.
Los 40 pesos diarios que le cuesta cada preso al Estado son los que el Ministerio de Justicia le debe pagar al gobierno mendocino por alojar en las cárceles de esa provincia a presos acusados de delitos federales.
Resulta un poco más que los 11 dólares diarios que cuesta mantener un preso en México o en Chile. Pero bastante más barato que lo que gasta España, que paga casi 80 euros (320 pesos) diarios por preso.
Más gastos
"El sistema penitenciario también es caro porque hay que tener en cuenta que todo lo que ocurra con el preso es responsabilidad del Estado, que está obligado a garantizar los derechos y la vida del interno. Además, en otros países los servicios penitenciarios no tienen personal para el traslado de los detenidos, debido a que esa tarea la realiza la policía. Tampoco tienen profesores o maestros ni médicos, como es el caso del SPF", explicó la fuente consultada.
De hecho, entre el 60 y el 70 por ciento del presupuesto del servicio corresponde al pago de salarios y jubilaciones del personal penitenciario. Si se toma como base que cada preso "cuesta" 14.400 pesos, el presupuesto para alojamiento y comida llega a casi 137 millones de pesos.
"Resulta muy difícil calcular exactamente cuánto cuesta mantener a un preso. Porque a aquella cifra también habría que sumarle lo que el Estado gasta en el servicio de justicia [traslado y custodia de detenidos en tribunales], y eso es casi imposible de estimar", sostuvo la calificada fuente ministerial.
Entre los factores que influyen en los costos figuran la relación entre la cantidad de presos y los agentes penitenciarios. El SPF tiene 9510 presos alojados en sus distintas unidades federales, y cuenta con 9000 guardias, lo que representa una relación de un agente por preso. De su presupuesto sale también el pago de las remuneraciones de 9500 agentes retirados.
En Buenos Aires
En tanto, en Buenos Aires, donde estalló la última crisis carcelaria, el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) cuenta con casi 15.000 efectivos para custodiar a 24.600 detenidos, lo que representa una relación de casi un penitenciario cada dos presos.
De los 540.123.000 pesos del presupuesto anual del SPB, 427 millones se gastan en sueldos del personal penitenciario, y 56 millones, en alimentos.
Esto significa que el gobierno bonaerense gasta 1866 pesos por año, o 155 por mes, en dar de comer a 24.600 reclusos y a 5000 agentes.
La policía bonaerense mantiene en los calabozos de sus comisarías a 4000 presos. Es, virtualmente, el cuarto servicio penitenciario del país.
Con algunas comisarías superpobladas, en las que los presos incluso han debido turnarse para dormir por la falta de espacio, la manutención de los detenidos resulta mucho más barata.
El Ministerio de Seguridad provincial no tiene un presupuesto específico para la alimentación de los presos. En la mayoría de los casos, sus familiares deben llevarles la comida. Sólo en algunas comisarías los presos comen lo mismo que los policías.
Otro rubro en el que se gasta mucho es en el mantenimiento de las cárceles. En cada revuelta o motín se producen grandes destrozos, además del deterioro diario provocado por las reacciones de una importante cantidad de presos cuando pierden la libertad.
Eso, amén del lógico desgaste de cualquier construcción, sobre todo en tendidos eléctricos y de agua.
"Hay que entender que en la cárcel no rige la lógica de afuera. El preso no cuida su calabozo como cuidaría su casa. Cuando se hace el cálculo de lo que cuesta mantener a cada preso también se debe tener en cuenta todo el sistema penal, porque el servicio penitenciario es el último eslabón de la cadena", concluyó el especialista en temas carcelarios.
Costo en las provincias
En Córdoba , hay en la actualidad 5498 presos detenidos que representan un gasto total de 40,79 pesos por día para el gobierno provincial.
En La Rioja , el gobierno provincial gasta alrededor de 15 pesos por día en la alimentación de cada preso.
En la provincia de Formosa no existe un servicio penitenciario propio, pero según el Ministerio de Gobierno, Justicia y Trabajo, cada preso le cuesta 37 pesos por día.
En la provincia de Salta , el gobierno gasta aproximadamente 37 pesos por día para mantener a cada presidiario.
En Entre Ríos, el costo para mantener un preso es de casi 46 pesos. El gobierno paga 1380 pesos mensuales para mantener a cada uno de los 903 reclusos alojados en las cárceles provinciales.


fuente=http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=849860