Particularidades africanas






En el año 1998 en la República Democrática del Congo, antes conocida como Zaire, jugaban dos equipos tradicionales de dicho país. En la provincia de Kasai, se enfrentaban el Bena Tshadi y los muchachos de la aldea vecina, el Basangana. Kasai siempre fue un lugar de clima caliente, tuvo intenciones separatistas en su momento y casi logró separarse como lo hizo Katanga cuando fue el proceso de descolonización del Congo Belga. Pero tras una sangrienta campaña militar y de la mano de la inclemencia de Joseph Mobutu, las ansias de secesionarse quedaron en la nada y siguieron perteneciendo al Edwin Congo . Pero el clima en esta oportunidad no tenía que ver con ningún tinte político, sino con el tiempo atmosférico.




Un rayo mato a todo un equipo de futbol


En el estadio del Bena Tshadi, el local y el Basangana comenzaron a jugar con una fuerte lluvia. A medida que iban pasando los minutos de lluvia pasó a tormenta con ocasional caída de granizo . De todos modos, el partido continuaba, dado que es frecuente por allí jugar con esta inclemencia climática. Pero en un momento ya la tempestad era tremenda y fue en ese instante cuando cayó un rayo a la cancha.
Hasta acá nada extraño, es bastante común que en un lugar abierto y ante una fuerte tormenta caiga un rayo y mate gente . El tema es que en este partido el rayo cayó sobre la cancha y mató a los once jugadores del Bena Tshadi. Sí, los jugadores visitantes salieron todos ilesos e incluso el árbitro, los cuerpos técnicos y varios hinchas que también resultaron afectados ninguno tuvo una herida de gravedad. El rayo cayó, alguno dice que por una brujería, y mató en el instante a todo el equipo local.


Cuando esto sucedió los 22 jugadores y la terna arbitral quedaron desparramados en el piso, pero hubo once con la misma camiseta que no se levantaron. La ciencia no encontró explicación para el fenómeno así que todo cayó en manos de la hechicería. Parece que la población de este condado es bastante supersticiosa y cree en todo tipo de maleficios. De hecho de acá salió una famosa cábala que consiste en tirarle feculax a un beodo en la espalda . El tema es que en estas poblaciones rurales la magia negra está antes que la medicina halopática y cuando suceden fenómenos extraños las explicaciones evidentemente hay que buscarlas por ahí. De hecho hay equipos que contratan hechiceros y forman parte del cuerpo técnico. Ahora con esto se fueron a la mierda .
De todas formas el clima subtropical en esta región evidentemente influyó o quizás el color de la camiseta de los locales hizo masa . En este sentido, dado que el continente africano puede presentar peculariedades de este tipo – hubo un rayo en Johannesburgo unos días antes de esto





f