Cristina apuraría otros cambios más profundos en el Gabinete


Aníbal Fernández dejaría la Jefatura de Gabinete a Carlos Tomada, actual ministro de Trabajo. Julio Alak se alejaría de Justicia y sería reemplazado por el santacruceño Nicolás Fernández. Y se crearía un nuevo Ministerio de Comunicación.

CFK apuraría cambios más profundos en el Gabinete
CASA ROSADA. CRISTINA, AYER EN UN ACTO OFICIAL. A SU DERECHA, ZANNINI Y LOS MINISTROS DOMINGUEZ Y DE VIDO.

La Presidenta podría acelerar la decisión de hacer nuevos y más profundos cambios en su equipo de ministros, dijeron a Clarín fuentes del Gobierno. Los anuncios serían inminentes y el más sonoro de ellos, implicaría el reemplazo del Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

La movida en el Gobierno comenzó el 10 de diciembre. En el pico de su popularidad tras la muerte de Néstor Kirchner y antes de la fuerte caída del último mes, la Presidenta anunció la creación del Ministerio de Seguridad y el nombramiento de Nilda Garré al frente. Fue un claro recorte del poder de Aníbal Fernández, resistido por un sector muy próximo a la Presidenta y cuestionado en esos días por la acción policial en los sucesos trágicos por la ocupación del Parque Indoamericano.

En el último día de 2010, Clarín anticipó que el año cerraba con más viento de cambio en el gabinete de Cristina. Y consignó hace 48 horas que la Presidenta decidió tener su Gabinete recauchutado al empezar febrero. Entonces comenzaría la campaña por la reelecció n, dijeron sus allegados.

La novedad es que Cristina podría hacer los cambios antes de salir pasado mañana en una larga gira de 10 días . Primero llegará como turista al Valle de los Reyes en Luxor, en Egipto. Desde allí seguirá hacia Qatar, Kuwait y Turquía.

La Presidenta podría apurar así un cambio de época en la gestión kirchnerista, similar al que se produjo cuando Alberto Fernández había dejado la Jefatura de Gabinete después de más de cinco años.

El probable nuevo Jefe de Gabinete, Tomada, está desde el primer día en el gobierno kirchnerista. Fue ministro de Néstor y de Cristina. En las últimas semanas había insinuado su intención de dar pelea electoral en la Capital. Parecía más un apoyo a la eventual candidatura de su amigo, el senador Daniel Filmus. Y era un modo de oponerse, si bien suavemente, al desembarco de Amado Boudou en el kirchnerismo porteño.

Su puesto en Trabajo podría ser cubierto por Noemí Rial, quien lleva siete años y medio acompañándolo como viceministra. También sonaba anoche Héctor Recalde, actual diputado, abogado de la CGT y mano derecha de Hugo Moyano.

Cuando la estrella de Aníbal Fernández se opacó súbitamente al crearse el Ministerio de Seguridad y perder el control político de la Policía Federal, también quedó muy dañada la posición de Julio Alak . Fue, como ministro de Justicia, quien sufrió el recorte de jurisdicción al serles extirpadas la seguridad y sus fuerzas.

Alak saldría del Gabinete en este recambio y su posible sucesor en el Ministerio de Justicia sería Nicolás Fernández , senador por Santa Cruz, otro incondicional compañero de ruta de los Kirchner.

En medios gubernamentales a los que tuvo acceso Clarín circuló también con fuerza la posible creación del Ministerio de Comunicación , un organismo destinado a tener una fuerte carga propagandística y que debería jugar un papel relevante en el año electoral que ya se inició a toda furia. El funcionario destinado a esa misión sería Juan Manuel Abal Medina (hijo), actual vicejefe de Gabinete, un kirchnerista fervoroso , quien era muy cercano en el afecto a Néstor Kirchner y es muy escuchado hoy por la Presidenta.

Una alta fuente del Gobierno dijo anoche, a contracorriente de lo que otras afirmaban, que no habría tales modificaciones en el Gabinete. Remarcó que Cristina no había dejado trascender una sola palabra sobre el tema.

“Nunca vas a saber de un cambio hasta que ella lo decida; es su forma de actuar” , explicó, en un intento por desautorizar a sus colegas de Gobierno que decían lo contrario.

De todos modos, la impresión anoche era que los cambios podían ser en cuestión de horas. De producirse tal como se especula, reforzarían la tendencia de la Presidenta a cerrarse sobre su propio núcleo de consulta y decisión, en el que sobresalen el secretario Legal de la Presidencia, Carlos Zannini, y el ministro de Planificación, Julio De Vido. Ellos son el nuevo eje de poder en el Gobierno.

Los dos habían sonado, en especulaciones recientes, como posibles reemplazos de Aníbal Fernández en la Jefatura de Gabinete. Pero a Zannini no le atraía la posibilidad de ocupar un puesto de alta exposición pública, acostumbrado a oficiar de influyente y poco visible consejero presidencial . Tampoco De Vido parecía a gusto con la posibilidad, por razones funcionales, políticas y personales.

Otro candidato al puesto de Aníbal era el actual embajador en España, Carlos Bettini, a quien la Presidenta conoce desde sus años adolescentes en La Plata. Bettini siempre fue reacio a cambiar Madrid por Buenos Aires , aunque se mostró dispuesto a ayudar a Cristina cuando ésta le planteó la posibilidad, poco después de la muerte de Kirchner. Su desconocimiento de los resortes internos del Gobierno, de las personas y de los interlocutores cotidianos en el peronismo, quizás hayan terminado de cerrarle esta oportunidad.

Aníbal Fernández, fiel a su estilo batallador y laborioso, seguía anoche trabajando en su despacho. Aseguraba desconocer cualquier versión sobre su eventual desplazamiento y reafirmaba su fidelidad al proyecto político que encarnó Néstor Kirchner y continúa Cristina.

Una de sus tareas, ayer, fue firmar el aumento del Presupuesto 2011, que envía un 30% más de dinero que el año pasado al ministerio que conduce De Vido.



Fuente: http://www.clarin.com/politica/Cristina-apuraria-cambios-profundos-Gabinete_0_406759437.html





link: http://static.99widgets.com/polls/swf/poll.swf?id=37478:1&lang=es




link: http://static.99widgets.com/polls/swf/poll.swf?id=33537:1&lang=es