Entrelazamiento cuántico en el tiempo posible ¿Máquina del tiempo?



Entrelazamiento cuántico = ¿Máquina del tiempo?


Esta noticia de hoy sin duda que es una de las que me he encontrado más interesante en los últimos tiempos, y de comprobarse experimentalmente podría tener profundas implicaciones no solo científicas, sino que filosóficas...

Se trata del fenómeno de entrelazamiento cuántico (en inglés, entanglement ), es un fenómeno contra-intuitivo en donde es posible poner a dos (o más) partículas en un estado tal, que una responde a cualquier acción que se le haga a la otra. Es decir, se "entrelazan" mutuamente.

Pero he aquí lo sorprendente, ese entrelazamiento funciona a través de toda la inmensidad del espacio, de forma instantánea y sin importar las distancias intermedias.

En otras palabras, si entrelazamos dos partículas, y enviamos una a otra galaxia, y le hacemos cosquillas a la partícula que dejamos acá en la Tierra, su compañera en la otra galaxia instantáneamente reacciona al cosquilleo.

Antes de continuar quiero aclarar que eso de ninguna manera viola la regla aparentemente universal de la velocidad de la luz, ya que lo que esa ley dice (como promulgada por Einstein) es que información no puede viajar más rápido que la luz, pues la realidad es que existen cosas más rápidas que la luz, como es la expansión del espacio mismo de nuestro Universo.

El fenómeno de entrelazamiento en realidad no es una simple teoría o curiosidad matemática, sino que sabemos que existe porque se ha comprado experimentalmente en miles de experimentos (es incluso ya parte del curriculum de enseñanza en varias universidades del mundo), y es la base de la teletransportación.

Breve resumen de que es la teletransportacion

Sucede que uno de los grandes descubrimientos de los últimos dos siglos es que la realidad no es lo que aparenta, y que todo en el Universo es simple información, por lo que una manera de pensar sobre nosotros mismos es como un juego en una super-computadora, en donde dentro del juego aparenta que vivimos en un mundo tridimensional, pero la realidad es que no somos más que información fluyendo dentro de los circuitos de esa máquina (no muy diferente al escenario de la película The Matrix).

Debido a eso, podemos deducir que es posible crear una copia exacta de algo, con tal de que copiemos su patrón en otro lado. En otras palabras, así como podemos copiar una foto digital de un lugar a otro y obtener una copia perfecta (ya que lo único que estamos haciendo es sencillamente copiando la información que describe la foto, es decir, ceros y unos en un código binario), así mismo podemos nosotros copiar de un lugar a otro cualquier cosa, con tal de que podamos replicar exactamente sus propiedades cuánticas (que por ahora asumamos que hablamos de su estructura atómica).

Es decir, si yo pudiera hacer una copia, átomo por átomo, de un objeto e hiciera desaparecer el primer objeto, entonces bajo todo el sentido de la palabra la copia ahora sería el original, y lo habríamos transportado a otro lugar. Pues similarmente, con entrelazamiento cuántico a través del espacio, es posible jugar un poco con las propiedades informáticas de este fenómeno, para reconstruir de manera remota una copia idéntica a la original, pudiendo nosotros decir que literalmente teletransportamos algo de un lugar a otro.

Hoy día ya se han hecho experimentos para teletransportar materia, energía, e incluso rayos lásers (entran por un lugar, y salen por el otro a cientos de kilómetros de distancia), e incluso el reto pendiente para los próximos años o décadas/siglos es poder teletransportar un virus o una bacteria, lo que ciertamente abriría la puerta a teletransportación de humanos al largo plazo, similar a la serie de ciencia ficción Star Trek (Viaje a las Estrellas), aunque no aguanten su respiración esperando, ya que falta un buen tiempo para que resolvamos las titánicas tareas de ingeniería necesarias para lograr esto.

Habiendo dicho todo eso, regresemos ahora a la noticia que desde hace una semana está rondando los medios y pocos han entendido (razón por la cual decidí escribir todos esos párrafos anteriores).

Sucede que un equipo de científicos australianos (Jay Olson y Timothy Ralph de la Universidad de Queensland) acaban de teorizar en base a cálculos matemáticos que el fenómeno de entrelazamiento cuántico es un fenómeno que no solo ocurre a través del espacio, sino que también a través del tiempo.

Es importante destacar antes de continuar que el mundo en sí justo debajo de nuestras narices funciona de esa manera. Es decir, el fenómeno de entrelazamiento que describí en los párrafos anteriores no es algo que solo se logra en laboratorios, sino que es la realidad misma, y si pudiésemos crear una lupa mágica que magnificara la realidad ante nuestros ojos a la escala de átomos, nos daríamos cuenta que el 100% de todo el Universo es una "sopa cuántica" en donde la regla (y no la excepción) es el entrelazamiento entre partículas, lo que de paso parece indicar que todo en el Universo está conectado a todo lo demás, lo que de paso indicaría que "La Fuerza que une a todo el Universo" descrita por George Lucas en Star Wars (La Guerra de las Galaxias) no es tan ciencia ficción como muchos asumen...

Esto tiene como consecuencia que así como el método de entrelazamiento espacial permite que una partícula en una región del espacio influencie a otra en otra región, que así mismo al nosotros observar/medir una partícula en el pasado estamos literalmente afectando el futuro, ya que otro resultado de este estudio es que aparenta haber una simetría temporal (es decir, en el tiempo) del Universo, algo así como un espejo, en donde el pasado está de un lado del espejo, y el futuro del otro lado, aun ambos en realidad sean parte de una sola "realidad".

Tan asombroso como esto es el hecho de que según los investigadores de este fenómeno, esto podría en principio comprobarse experimentalmente con los mismos equipos con que se logran entrelazamiento y teletransportación hoy día, por lo que será extremadamente fascinante ver los resultados de esos experimentos en los próximos meses/años.

Noten que esto abre la posibilidad, así como podríamos teletransportar cualquier cosa en el espacio con solo replicar una copia, de que podamos replicar un copia en el tiempo, permitiéndonos literalmente (y noten que esto es altamente especulativo, pero aparentemente posible según la teoría) viajar en el tiempo hacia el futuro.

Como dicen los descubridores de este fenómeno, esto es diferente a lo que sucede en la vida diaria, en donde todos nos movemos (junto con las manecillas del reloj) hacia el futuro paulatinamente, pues lo que esto promete es llegar al futuro por un atajo sin tener que vivir el presente intermedio.

Fasciante, ¿no?

Fuente 1 : http://arxiv.org/abs/1101.2565

Fuente 2 : http://www.technologyreview.com/blog/arxiv/26270/?ref=eliax.com