En Pensilvania una empresa solicitó que se le autorice a vender una prueba casera para diagnosticar el SIDA, que sería tan fácil de realizar como un examen de embarazo.

La decisión deberá ser tomada por la Administración Federal de Drogas y Alimentos de Estados Unidos, que durante años había insistido en que la prueba debía ser realizada con apoyo profesional, pues de lo contrario podía provocar situaciones de angustia o incluso llevar al suicidio a quienes se enteraran de que estaban infectados con el virus.

Menu rápido:
1 . ¿ Será factible el examen casero para la detección del VIH?
2 . ¿ Por qué es diferente?
3 . ¿Los resultados, son confiables?


Sin embargo, las medicinas descubiertas más recientemente han reducido la mortalidad de la enfermedad y permiten que pueda ser tratada por años.

Según informó el New York Times, una junta federal discutirá la propuesta de prueba casera del sida el próximo 3 de noviembre, y de ser aprobada, la empresa que la produciría, Orasure Technologies, estaría en capacidad de vender la prueba en todos los Estados Unidos.

“Si vamos a ganar la guerra contra el sida necesitamos que la prueba de HIV sea tan fácil como una prueba de embarazo, afirmó Freya Spielperg, investigador del Centro para la Investigación del Sida en la Universidad de Washington.

La prueba, que actualmente se vende solo a medicos y clínicas, ha demostrado ser efectiva segura y fácil de usar.

¿ Será factible el examen casero para la detección del VIH?

A finales de los años ochenta, cuando por primera vez se planteó la posibilidad de poner al alcance del público un estuche casero para la detección del VIH, esa se encontró con oposición unánime. Hoy en día los Centros para el Control de Enfermedades, destacados miembros del sector salud, activistas "gay" y los defensores de la lucha contra el SIDA apoyan la idea del estuche casero para detectar el VIH. Actualmente, la entidad encargada de administrar las medicinas y los alimentos de los EEUU (FDA), está tomando en consideración las solicitudes para obtener una licencia. Se ha dicho que el examen casero "puede ser aprobado" pero todavía no ha otorgado una licencia.

La venta libre del estuche casero para detectar el VIH puede estar violando la ley en ciertos estados en donde el apoyo psicológico cara a cara es obligatorio. Esta clase de obstáculos legales pueden ser superados, Florida y Texas en EEUU ya están considerando un proyecto de ley para eliminar estas barreras legales que les impide la venta del examen casero.


Realmente, el nombre "examen casero" tiende a mal interpretarse puesto que la persona no obtiene resultados inmediatos, a como sucede con los estuches caseros para detectar el nivel de glucosa, colesterol, presión arterial y el embarazo. En realidad las pruebas son "estuches para ser recolectados" que se pueden comprar sin receta médica en cualquier farmacia o por medio del correo. El comprador del estuche se pincha el dedo, deposita una gota de sangre en un pedazo de papel absorvente, lo envía por correo y luego llama por teléfono (después de un tiempo específico) para obtener los resultados.

¿ Por qué es diferente?

Tradicionalmente, hacerse la prueba del VIH ha implicado tener que ir al doctor o a la clínica, sacarse sangre, y después regresar por los resultados y recibir apoyo psicológico. Con el nuevo examen casero se ahorrarían dos viajes. Este método hará posible que las personas que viven en áreas rurales o recónditas de la ciudad en donde las clínicas son escasas, con muchos pacientes o que impliquen un largo viaje en bus se hagan la prueba del VIH.

El exámen casero tambien brinda privacidad. Algunas personas no van al doctor o a la clínica por temor a ser vistos por algún vecino, familiar o amigo. En un cantidad de estudios, los individuos que están a riesgo han expresado su preferencia por un sistema anónimo al hacerse la prueba. El examen casero ofrece el potencial de ser totalmente anónimo.

Ofrecer otra opción para hacerse la prueba significa avanzar un paso hacia la resolución del problema nacional que enfrenta el sistema de hacerse el examen del VIH. Una proporción alarmantemente alta de aquellos que están a riesgo (más del 60%) todavía no se han hecho la prueba del VIH. Obtener resultados del VIH se vuelve cada vez más y más importante ya que el sistema inmunológico necesita fortalecerse y mantener bajo control a las infecciones oportunistas.

A las mujeres embarazadas se les anima a hacerse la prueba voluntaria del VIH ya que los estudios demuestran que al suministrárseles Zidovudine (AZT), este puede reducir en dos tercios la tasa de transmisión del VIH de madre a feto, aunque todavía no se han determinado los efectos secundarios que a largo plazo esto pudiera ocasionar tanto en la madre como en el hijo.

¿Los resultados, son confiables?


Millones de las pruebas realizadas para detectar la presencia de anticuerpos del VIH se han hecho por medio de una muestra de sangre seca. Este tipo de pruebas son bastante exactas, siempre y cuando se siga muy de cerca el protocolo de laboratorio en cuanto a la confirmacion de la prueba y los mecanismos que lo garantizan. Algunos de los estuches enviados al laboratorio para ser examinados puede que no contengan la cantidad de sangre necesaria para conducir la prueba; los consejeros telefónicos van a tener que ser entrenados para aconsejar al cliente cuando los resultados no estén claros o por si necesitan confirmación.

Anualmente, unas 40.000 personas son infectadas cada año con el virus que produce el sida, y, de acuerdo con el doctor Spielberg, solo en Estados Unidos, casi un millón de personas que están infectadas con el virus no lo saben.

Según un estudio, muchas de esas personas evitan ser examinados en clínicas por muchas razones, incluido el miedo a descubrir que tienen la enfermedad, conveniencia o la impaciencia de tener que esperar una semana por los resultados.

http://www.ladosis.com/articulo_interno_nd.php?art_id=4269
http://www.unionradio.com.ve/Noticias/Noticia.aspx?noticiaid=149080