Iba yo caminando por la calle muy tranquilo, había ido a comprar a la tienda de la esquina y cuando regresaba a mi casa, tranquilo devorándome una frituras escuche el grito más aterrador de toda mi vida, una señora gritando ¡Zombies y osos,zombies y osos!!! Ya me cargo la chingada pensé, que nos invadan los zombies y los osos al mismo tiempo esta cabrón me agache y comense a correr, y cuando volteé para atrás para cerciorarme que no me correteara ningún zombie o algún oso, me di cuenta que había dos cholos sentados en la banqueta fumando mota, y la señora en realidad les estaba gritando mientras los señalaba con el dedo ¡son viciosos, son viciosos!

Zombies y Osos nos invaden

Zombies


Espero les aya gustado, por favor comenten