Boca 2 - Olimpo 0

19:10 | BOCA 2 - OLIMPO 0


Boca 2 - Olimpo 0


¿Quién dijo que los delanteros tenían la pólvora mojada? En el primer tiempo, Palacio aprovechó un descuido defensivo y definió a un rincón. Y Palermo, de penal, la mandó adentro, aunque casi la saca Navarro Montoya. El equipo de Russo, que venía de perder sobre la hora frente a Colón, comparte la punta con Independiente.

Patinando por un sueño. ¿Alguna coincidencia con el programa de Tinelli? No, ninguna. Es el título que se le podía poner en la previa, al partido que afrontarían Boca y Olimpo en La Bombonera. Porque la lluvia que cayó sobre Buenos Aires y los antecedentes de otros encuentros con el campo mojado, en esta misma fecha, demostraron una gran dificultad para hacer pie en todos los jugadores. Con ese húmedo ingrediente, el equipo de Miguel Angel Russo llegaba al choque de hoy, pensando en una sola cosa: ganar para volver a la punta del Torneo Apertura.

Para alcanzar eso, Russo decidió mover la estantería y meter un cambio que más de un hincha pidió algunos días atrás. Leandro Gracián, el hombre que llegó para jugar en el lugar de Riquelme, apareció en la lista de los once por primera vez en el torneo, en reemplazo de Sebastián Battaglia. Cambio ofensivo para enfrentar a un equipo que llegaba a La Bombonera con la necesidad de sumar o sumar, ante el muy mal comienzo en el Apertura. ¿Qué ganaría Boca con el ingreso del Tano? Mayor volumen de juego en ataque y un hombre que pueda asistir a Palermo y Palacio.

En el comienzo del encuentro, ni los grandes charcos de agua que invadieron La Bombonera en las últimas horas frenaron el ímpetu y las ganas de Boca por conseguir la rápida ventaja. Con esa postura, algo más ofensiva, y gracias al ingreso de Gracián, el local se hizo dueño, como correspondía, de la pelota y de las situaciones más claras. Es cierto, la primera fue para Olimpo, de la mano de Sebastián Dubarbier con un duro remate desde la izquierda que se fue apenas por arriba del arco de Mauricio Caranta. Pero pasó muy poco tiempo hasta que el pretendiente a la punta hiciera las cosas como acostumbra. Y también unos minutitos para que la dupla del gol volviera a gritar.

A los 6 lo tuvo Ledesma tras un tiro de esquina y lo sacó Carlos Araujo en la línea. Pero transcurridos doce minutos, el que actualmente es el goleador de Boca en el torneo, tiró un centro muy largo adonde estaban ubicados los dos delanteros. ¿Qué pasó? Javier Páez fue sobre Martín Palermo y Araujo quedó pagando. La pelota le pegó en la espalda y fue derechito para que Rodrigo Palacio fusile, sin pensar y sin dudar, a Navarro Monotoya. 1-0, al lado del palo derecho del ex arquero xeneize, que una vez más volvió a La Bombonera vistiendo otra camiseta (ya lo hizo con la de Chacarita, Independiente, Gimnasia, Chicago y ahora Olimpo) diferente a la azul y oro.

La mitad de los murmullos por la ausencia de goles de los delanteros se acallaban con el tanto de La Joya. Faltaba que ahora la meta Palermo para llevar tranquilidad en una dupla que ya le dio mucho a Boca y promete darle más. Y casi llega ese gol. Palacio entró al área por izquierda, ganándole la espalda al mismo defensor que falló en la apertura del marcador y en vez de pegarle al arco, la cruzó para que su socio la meta a la carrera. Pero no pudo ser. El ex Estudiantes no llegó y la pelota se fue resbaladiza por el fondo de la línea.

¿Olimpo? No se quedó con los brazos cruzados, ni mucho menos. Con la necesidad de sumar, a flor de piel, el conjunto de Rivarola intentó llevar peligro al arco de Caranta. Es que el bahiense aprovechó que Boca sacó el pie del acelerador y se hizo dueño de la pelota por unos minutos. Encima, en la mitad de la cancha el local perdía mucho con la ausencia de Ever Banega. El mediocampista, campeón mundial sub 20, recibió una criminal patada por parte del Chavo Pinto y tuvo que salir reemplazado, con el tobillo magullado. Sergio Pezzotta no mostró tarjeta alguna.

Atención. Tiro de esquina desde la izquierda y gol de Palermo. Cabezazo cruzado que se clava en un ángulo y 2-0 para Boca. Pero no. La malaria del ídolo no se cortaba. El juez de línea vio que la pelota se fue por la raya del fondo cuando Gracián mandó el centro y levantó la bandera para que el árbitro anule la jugada y decrete que Martín siga sin mojar, en una tarde muy aguada. Las ganas del delantero se iban a tener que mudar al segundo tiempo. 45 minutos más para ayudar a su equipo a aumentar la diferencia y alcanzar a Independiente en lo más alto de las posiciones.

El inicio de la segunda etapa le iba a deparar a Boca un ratito de sufrimiento. Olimpo, con más ganas que otra cosa quiso ir por el empate. Pero fue muy tibio. Con Matute Morales como el enlace, organizador de juego y distribuidor de la pelota, se arrimó al área de Caranta, pero nunca llegó con la profundidad necesaria para romper el cero. Ni siquiera para exigir al arquero xeneize. Ante esto, el local volvió a reaccionar, como en la primera etapa y estuvo en varias ocasiones cerca de convertir el segundo.

Pero en definición, los hombres de Boca no obtuvieron una buena calificación. Palermo, desesperado por convertir, tuvo pocas chances y todas ellas se fueron desviadas. Palacio, en cambio, las que pudo definir lo hizo mal y en otras tantas prefirió buscar a su compañero de ataque. En conclusión, quedaba demostrado que la falta de gol no era una cuestión de suerte. Los dos tuvieron sus posibilidades de marcar y no lo consiguieron por errores propios y en pocas veces por virtudes del arquero rival.

Parecía tranquila la victoria de Boca, pero el equipo de Russo no lograba definir la historia. Ya sin Gracián en el campo de juego, el local desperdició muchísimas ocasiones y Olimpo se animó a contragolpear. Pero nunca lo suficiente como para lastimar. Por eso, el Xeneize decidió seguir buscando, hasta que encontró la llave para abrir el arco de Navarro Montoya. Palacio se metió con velocidad en el área rival y fue derribado desde atrás por Cristian Tavio. Penal y urgente pedido de la hinchada para que lo patee quien más lo necesitaba. Sí, Palermo.

El goleador se paró delante de la pelota y le pegó como de costumbre. Mal, pero con la potencia suficiente como para vencer las manos del Mono y convertir el segundo tanto. Alegría xeneize por el segundo gol del partido, pero especialmente porque algo se terminaba. Palermo cortaba una racha nefasta para el optimista del gol que es, de apenas un festejo en todo el torneo, ninguno de ellos de local. Así, la noche le dio un guiño especial al ídolo de los hinchas y al asesino de las redes.

Olimpo, con un hombre menos, porque había sido expulsado Villavicencio por ver dos amarillas, se fue de La Boca como llegó: con las manos vacías. ¿Habrá sido el último partido de Rivarola? Sería una picardía que se vaya (o lo vayan) por caer en La Bombonera, luego de un digna actuación.

En el equipo de Russo, todo lo contrario. Boca empezó la fecha en la punta del campeonato junto a Independiente y Tigre y se fue, también en la cima, en compañía del Rojo. Las críticas por la derrota ante Colón quedaron atrás. Los reclamos a Palermo por la falta de gol, también. Ahora, se despejó una vía del camino para llegar al campeonato. Será cuestión de que en La Boca, sepan aprovecharala.



http://www.ole.com.ar

Fuentes de Información - Boca 2 - Olimpo 0

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 2.860 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios - Boca 2 - Olimpo 0

Los comentarios se encuentran cerrados