La India se une ante una gran corrupción
Hartos de abusos del poder salen a las calles a protestar

La India tras los pasos de Egipto y Tunez?
Cerca de cinco mil personas se congregaron ayer en Nueva Delhi, India, para participar en una protesta contra la gran corrupción en ese país

Por primera vez en la India, miles de personas salieron a las calles en decenas de ciudades para protestar contra la creciente corrupción.

"Echen y encarcelen a los corruptos" y "todos pagamos por la corrupción", fueron algunos de los lemas en la marcha en la capital india, Nueva Delhi.

-Normalmente no salgo a la calle a manifestarme, pero esta vez lo hice y además incité a mis amigos a hacerlo por Facebook, Twitter y correos electrónicos. Estoy horrorizada por el nivel de corrupción que hay en India -explicaba Nilima Chawla, una de las asistentes.

Y muchos de los manifestantes decían algo parecido: si bien es cierto que la corrupción en la India es un problema constante, el último año ha sido escandaloso, con casos que salpicaron a políticos de todos los niveles, entre ellos los de la organización de los Juegos de la Commonwealth o por licencias a proveedores de telefonía pública.

-Esta campaña no es contra un partido político en particular. Cada partido abusó del poder cuando lo tuvo. Por eso es muy importante que los ciudadanos se unan para demandar cambios sistemáticos -asegura en su comunicado el grupo organizador, en el que se encuentran intelectuales, activistas, organismos no gubernamentales, ex jueces y líderes religiosos.

Esta alianza propone una ley para la creación de un organismo anticorrupción independiente, pues aseguran que el actual no sirve para nada: "Es el gobierno quien debe aprobar las investigaciones. Así, nunca se castiga a los culpables", explicaba Ashok Khosla, uno de los organizadores, quien añadió que "son los pobres quienes más sufren por este problema, pues los ricos o se benefician o pueden pagarla".

En India es la primera vez que la gente se vuelca a las calles contra la corrupción. "Estas manifestaciones masivas son como una segunda independencia", afirmó Ram Jethmalani, uno de los abogados más reconocidos.

fuente