El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Más dobles intenciones de Clarín

Verán, más abajo se puede ver una nota de la edición impresa del diario Clarín (ese que miente si), en donde ponen una foto que poco tiene que ver con el encuentro entre las dos mandatarias, Cristina Fernandez y Dilma Rousseff. La foto muestra las piernas de ambas y la diferencia clara entre los zapatos, ya sea por el taco o calidad. Ahora, lo interesante viene en el epígrafe, en donde resaltan con mayúsculas la palabra "DETALLE", para luego continuar comentando la foto sin mencionar los pies ni nada por el estilo.
¿La intención? al colocar la palabra DETALLE, como única referencia a la foto, que no es demostrativa de la noticia, instalan en el lector de manera indirecta una idea encubierta. Sería como si escribiesen "miren la diferencia de zapatos" sin decirlo y haciéndolo de ésta forma más eficazmente.
¿Qué intenta Clarín? instaurar las diferencias entre ambas, en algo tan vacío como un par de zapatos, y obviar lo verdaderamente importante que radica en las políticas internas y externas de ambas mandatarias.

Más abajo la nota, no dejen de leerla y desmenuzar los supuestos y las mentiras.
No nos dejemos engañar por Clarín. Ellos sólo defienden sus intereses, los de la propiedad privada.


La industria, en rojo profundo con Brasil y el resto del mundo

01/02/11

PorAlcadio Oña

Más dobles intenciones de Clarín

DETALLE. DILMA ROUSSEFF Y CRISTINA KIRCHNER. AYER DURANTE EL ENCUENTRO EN LA CASA ROSADA.

El balance entre exportaciones e importaciones, más bien su composición, es una medida de las transformaciones ocurridas al interior de la estructura productiva o de la cristalización de procesos que venían de antes. Algo de esto surge visible, cuando se echa una mirada al período 2004–2010, plena era kirchnerista.

Para empezar, la Argentina tenía y tiene un déficit considerable en el comercio de manufacturas industriales; sencillamente, porque le compra al mundo mucho más de lo que le vende, y encima le compra en montos y volúmenes cada vez mayores.

En 2004, el desequilibrio de la balanza industrial ascendía a US$ 10.500 millones. El año pasado desbordó los 23.000 millones: un salto del 120 %, entre un punto y el otro. Eso ya siembra serias dudas sobre la pregonada política de sustitución de importaciones .

Un sesgo semejante tiene la relación comercial con Brasil. Arrastrado por las necesidades de la industria argentina, el rojo acumulado entre 2007 y 2010 alcanzó a US$ 13.200 millones.

Puesto de otra manera, todo revela un perfil cristalizado en el tiempo. En 2004, las exportaciones fabriles cubrían el 48 % del costo de las importaciones; hoy, el 51 %. Segunda lectura: nada cambió demasiado en seis años .

Los datos gruesos del INDEC conducen a un tercer punto: otros sectores están compensando ese desfasaje si, como pasa, coexiste con un superávit global robusto. Así se llega a la fuerte dependencia de las exportaciones primarias y de manufacturas de origen agropecuario: directa y crecientemente, del complejo sojero.

El año pasado, la suma de los dos rubros arrojó ventas al exterior por unos US$ 38.000 millones. Contrastadas con el déficit de la balanza industrial, emerge claro con qué se financia el desequilibrio fabril y de dónde sale el superávit global.

Y también resalta la subordinación al complejo sojero, que arrimó alrededor de US$ 17.000 millones.

Más de lo mismo hay en la composición de las exportaciones. Hace seis años, los productos primarios y las manufacturas de origen agropecuario representaban un 54 por ciento del total y ahora, el 56. Las manufacturas industriales pasaron del 28 al 35 % o menos, si se resta la trepada de minerales, que en realidad entran en la categoría de primarios.

Las que claramente perdieron en el trayecto fueron las ventas de combustibles y energía, que retrocedieron del 18 % a un modesto 9 %. Esto pesa mucho en la nueva conformación de la torta, pero a la vez expresa algo cualitativamente más serio: retroceso de las actividades ligadas a los hidrocarburos y debilitamiento de un sector clave .

El balance comercial es, al fin, una aproximación grande a la estructura productiva del país. Y lo que se ve huele mucho a “primarización de la economía” , por usar palabras de especialistas enrolados en el pensamiento heterodoxo que ahora dicen profesar algunos funcionarios formados en la UCeDé. Asociación directa: “En el Gobierno hay unos cuantos liberales”, dice gente con chapa heterodoxa reconocida de verdad.

Así, el cuadro canta que rasgos que venían desde los 90 no fueron alterados estos años. Lo mismo ocurrió con desarticulaciones en la industria.

Desde el Gobierno baten palmas con el crecimiento de la inversión. En realidad, allí hay mucha importación de equipos, piezas, accesorios e insumos que la Argentina no produce. Y bastante menos en compras de producción local.

Estudios privados ponen en números este desajuste. Dicen que en el último año, la inversión en equipo durable extranjero creció alrededor del 70 por ciento, contra el 30 que subió la canalizada hacia bienes de origen nacional.

Aun con ese sello, el grueso de las inversiones son de corto plazo. También, insuficientes, porque no agregan toda la oferta necesaria para satisfacer la demanda interna. El efecto se proyecta en la tasa de inflación.

En la era K tampoco cambió el perfil de las exportaciones fabriles. Cinco sectores concentran casi el 85 % del total, con la alimentación primera de lejos, seguida por la industria automotriz. En los 90, esos mismos sectores no llegaban al 80 %.

Algo similar pasa con la producción misma. Luego, a un lado y al otro asoma un reforzamiento del orden que el kirchnerismo cuestiona desde el discurso, y poca o ninguna diversificación de la matriz productiva.

Por lo demás, nada compromete el saldo comercial de 2011. Aunque es bien posible que sea menor al de 2010, sólo por la velocidad a la que crecen las compras al exterior.

Ensayar nuevas restricciones a lo Guillermo Moreno entraña varios riesgos. Uno es que se resienta el proceso de producción nacional, porque la mayor parte de lo que llega de afuera es insustituible. Otra, que la consecuente caída de la oferta derive en mayores subas de precios.

Queda, pues, el complejo sojero, que este año aportaría unos US$ 22.000 millones y seguirá bombeando las divisas que le permiten al Banco Central manejar el dólar y quedar a cubierto de sacudones cambiarios.

Esto implica excesiva dependencia de un sólo producto , que sostiene toda la estantería. Y también, ausencia de políticas que sirvan para colocar a la industria en escalones de desarrollo superiores, justamente a una actividad que ocupa mano de obra calificada y por lo general bien paga. Al menos por este lado, no aparece el mentado “modelo productivo con inclusión social” .

9 comentarios - Más dobles intenciones de Clarín

@HIPGN0L0G0
No nos dejemos engañar por Clarín


te falto mencionar :

El argentino
pagina 12
C5N
CANAL 7
Encuentro
vientitre
cronica (diario)
cara y caretas
El periodico

entre otro obio

¿te disgusta este coemntario? aprende a oportar criticas..ni me inmagino cuanta tarda en borrarlo.
@dani42
Una pregunta:
Porque la gente sigue comprando clarin??
Porque siguen mirando TN???
Porque siguen utilizando Fibertel???

A mi me parace que todo esto de clarin, es un invento del gobierno para sacar a clarin de su camino, como no es parte del gobierno dice lo que le gobierno no quiere que diga.
Fue lo mismo con lo del matrimonia Gay , eso fue un manotaso de ahogado para poder obtener votos
@luchojusticiero
que se hacen los socialistas.. si seguro q la cristina te presta los hoteles q tiene...ah? no, son de ella nomas..
@dani42
galpondeideas dijo:Sucede que clarín, es un claro defensor de los intereses de aquellos señores burgueses. Clarín miente en favor de los intereses privados, igual que lo hizo durante la dictadura. El repaso de la historia es un buen ejercicio mental, y pido que lean un poco más antes de comentar algo sin sentido. Si bien es cierto que el gobierno quiere sacárselo de encima, también es cierto que prefiero un gobierno que aumenta el %17,33 la jubilación, y no un diario que me dice que estamos en crisis sólo para generar fluctuaciones que bolteen a los presidentes de turno.
Respecto a la fuente............ Clarín. Leé la nota y buscala en ediciones anteriores, no sean vagos.

Si lo que decis es cierto tenes 2 opciones:
Escuchar las mentiras de Clarin o Escuchar las Mentiras del Gobierno.
@fajuanma
Muerte a los Marxistas!!!!!!!!!!!!!!!XDXDXD