¿Qué es la tiroides y como funciona?

¿Qué es la tiroides y como funciona?

La glándula tiroides es una de las más esenciales para el funcionamiento y control de nuestro organismo, sobre todo si de mantenernos sanos se trata. Evaluarla es sumamente importante, sobre todo en mujeres de edad fértil.
La tiroides es una glándula endocrina, que se encuentra en la base del cuello debajo de la nuez de Adán, y tiene una forma muy particular parecida a una mariposa.

Su función es producir y liberar cierta cantidad de hormonas, llamadas T3 y T4, sobre nuestro torrente sanguíneo, estas hormonas, son las que influyen sobre la actividad de todas nuestras células y controlan el metabolismo.

Si los niveles de hormonas tiroideas se encuentran muy bajos en la sangre el cuerpo funciona más lentamente, y esta patología recibe el nombre de hipotiroidismo: Si por el contrario hay un exceso de producción de hormonas tiroideas recibe el nombre de hipertiroidismo y el organismo trabaja mucho más rápidamente.

Las funciones de la glándula tiroides a su vez son controladas por otra glándula, llamada hipófisis y la misma a su vez es controlada por el hipotálamo que esta ubicado a nivel cerebral. Si por lo general la producción de hormona tiroidea es escasa, el hipotálamo y la hipófisis lo cesan y ponen en marcha otros mecanismos para aumentar la síntesis y liberación de T3 y T4, sobre nuestra sangre.

Si sucediera lo contrario y existiera un exceso de dichas hormonas disminuyen la liberación de las mismas, y suelen alterarse ante presencia de algunas enfermedades.

noticias

¿QUE ES EL HIPOTIROIDISMO?

Comentábamos al principio de la introducción que en muchos casos, quizá el 50 por ciento, el diagnóstico de hipotiroidismo es casi un hallazgo casual en una persona que no se siente con excesivas molestias y que a veces no siente ninguna. ¿En que se basa el médico para poner ese incómodo cartel?

No hace demasiado tiempo, en 1960 aproximadamente, cuando el que esto escribe empezó a interesarse por el tema del tiroides, el diagnóstico de hipotiroidismo era algo absolutamente excepcional. Y actualmente estamos hablando de cientos de miles o de millones de personas con hipotiroidismo y en su propio grupo de conocidos o en su familia puede que haya alguno. ¿Qué esta pasando? ¿Es el hipotiroidismo una epidemia?

La respuesta es muy sencilla. Ahora disponemos de pruebas que nos permiten hacer un diagnostico muy precoz del hipotiroidismo y antes solo se establecía el diagnóstico cuando la alteración estaba muy avanzada y constituía una autentica enfermedad con unas molestias importantes y una sintomatología muy llamativa.

Pero ahora es preciso que nos planteemos otra pregunta:

¿Qué es el Hipotiroidismo?

Dentro de la historia de la medicina el descubrimiento del hipotiroidismo es relativamente reciente. Aunque el tiroides se conocía desde 1543 no se sabía que utilidad podría tener. En 1883 un cirujano observó que en personas con grandes bocios· a las que se extirpaba el tiroides aparecían una serie de alteraciones que podían incluso llevarlas a la muerte. A la situación que se producía cuando a una persona se le quitaba el tiroides o se le dejaba poco tiroides se llamó Hipotiroidismo. Ese órgano llamado tiroides fabricaba algún tipo de producto que era imprescindible para el organismo.

Se descubrió que había otros órganos, también de pequeño tamaño que elaboraban sustancias de gran importancia, las suprarrenales o el páncreas, por ejemplo.

Ya se conocía la existencia de órganos productores de distintas sustancias, la leche o la saliva por ejemplo. A estos órganos se les llamó glándulas, glándula mamaria o glándula salivar, por ejemplo, y a estos nuevos órganos que empezaron a descubrirse también se les incluyo en el grupo de glándulas. Pero había dos tipos de glándulas, "glándulas con conductos de salida" y "glándulas sin conductos de salida". La leche y la saliva, producidas por las glándulas mamarias y las glándulas salivares están en el primer grupo. Son glándulas exocrinas. El tiroides o las suprarrenales o las paratiroides no tienen conductos de salida al exterior, los productos que fabrican pasan directamente a la sangre. Son las glándulas endocrinas. Ahora queda claro lo que es un endocrinólogo. El médico que se dedica al estudio de los problemas que ocasiona la disfunción de las glándulas endocrinas.

Ya tenemos el tiroides situado, el tiroides es una glándula endocrina, es decir una glándula que fabrica unas sustancias que se vierten directamente a la sangre. A estas sustancias se les llamó de forma genérica hormonas y a las que fabrica el tiroides hormonas tiroideas.

El Hipotiroidismo es una alteración de la glándula tiroides que ocasiona una disminución de la producción de Hormonas Tiroideas.

En el Hipotiroidismo se producen menos hormonas tiroideas, hay menos hormonas tiroideas en sangre y llegan menos hormonas tiroideas a los tejidos y esta falta de esa sustancia ocasiona desde pequeñas molestias, hasta graves alteraciones. Eso significa que el tiroides y las hormonas tiroideas son muy importantes en el organismo. Veamos en qué manera.

tiroides

¿PARA QUE SIRVE EL TIROIDES?

No crea que la respuesta a esa pregunta es muy fácil. Digamos que el hipotiroidismo como enfermedad se identificó aproximadamente en 1.850 y en 150 años de investigación todavía no se ha podido responder de una forma rotunda a esa pregunta. En líneas generales podemos decir que las hormonas tiroideas actúan en todas y cada una de las células el organismo regulando su actividad. Cuando hay muchas hormonas tiroideas, en el Hipertiroidismo, todo va muy deprisa y cuando hay pocas, en el Hipotiroidismo, todo va más despacio. Si el organismo es un motor, el tiroides es el acelerador, y pisando más o menos el acelerador el motor puede ir muy revolucionado, y va mal, o puede ir al ralenti y entonces también va mal.

La acción de las hormonas tiroideas es regular o estimular la tasa de oxidación celular prácticamente en todos los tejidos. Si a esa tasa de oxidación le damos un nombre que a Vd. le sonará algo más, que es el de metabolismo, la función tiroidea regula el metabolismo del organismo.
Hipófisis o Glándula pituitaria, glándula endrocrina principal de los vertebrados. Director de orquesta de la actividad hormonal.
Con forma de riñón se localiza cerca del hipotálamo en la silla turca, en el suelo de la cavidad craneal (en el hueso esfenoides).

medicas

La hipófisis, el tiroides y las cápsulas suprarrenales funcionan sincronizadas entre sí, de modo que la hormona segregada por el hipotálamo estimula a la hipófisis a que produzca otra hormona que a su vez estimula a las glándulas suprarrenales a producir cortisol. Normalmente, la cantidad de hormona segregada frena a la glándula que la ha producido de modo que se produce un mecanismo llamado de retroalimentación. Si esta respuesta de retroalimentación no funciona con normalidad, se origina la depresión. El lóbulo anterior de la hipófisis, contiene grandes cantidades de sustancias químicas u hormonas que controlan de diez a doce funciones del cuerpo. Ocho hormonas han sido aisladas, purificadas e identificadas. La hormona ACTH controla la actividad de la corteza suprarrenal y participa en las reacciones de estrés

Vamos a explicarlo un poquito mejor. El organismo funciona en su conjunto "quemando" los alimentos y siempre que hablamos de quemar tenemos que hablar del oxígeno. A nivel más íntimo lo que se "quema" es la glucosa, el azúcar, y también en esa combustión actúa el oxígeno que los hematíes de la sangre transportan desde los pulmones hasta las células más pequeñas y escondidas. Esa combustión es la que da energía y calor. Es la propia vida. Si ese mecanismo de oxidación falla o está mal regulado, las células, todas las células pierden vitalidad.

hipotiroioidismo

Si el tiroides regula el metabolismo, diagnosticar una alteración del tiroides era tan fácil como estudiar el metabolismo de la persona que se creía enferma y si el metabolismo estaba relacionado con el consumo de oxígeno, todo resultaría tan sencillo como medir el consumo de oxigeno de esa persona. Y en efecto, esta prueba que se llamaba estudio del metabolismo basal, ha sido la forma de diagnosticar el hiper o hipotiroidismo durante muchos años, hasta que se dispuso de pruebas analíticas más finas y precisas.

¿COMO SE DIAGNOSTICA EL HIPOTIROIDISMO?

Permítanme que haga un poco de filosofía para defender a los médicos a los que todo el mundo acusa de escasa atención a los pacientes, sobre todo en la Seguridad Social. Es un párrafo muy breve y está en relación con el problema. Comentábamos anteriormente que como estamos en la época de las máquinas maravillosas, todos confiamos en que el diagnostico lo hagan las máquinas. Y el Estado es el que más confía en las máquinas. Los estados o las comunidades o como queramos llamarlas no presumen de tener más y mejores médicos, presumen de tener los equipos mas costosos y tener muchos, y los llaman "equipos de diagnostico". Y se gastan en ellos millones y millones y tienen el número de médicos justito, justito. Y un médico solo puede dedicarle 10 minutos a cada paciente porque tiene que ver sesenta u ochenta personas y no se trata de ver, sino de estudiar, de hablar con ellas, de descubrirlas y de explorarlas. Y eso no se hace en 10 minutos. En 10 minutos se puede hacer hace una idea muy somera del problema y solicitar una serie de pruebas, que pueden confirmar su "sospecha diagnostica" o enviar al paciente al especialista que ya "afina" más. Generalmente esto funciona aceptablemente bien cuando las cosas están bastante claras, pero no siempre están tan claras.

Estamos insistiendo desde el principio en que el hipotiroidismo es cuadro que evoluciona muy lentamente desde un grado mínimo y que pueden transcurrir meses o incluso algún o varios años antes de que sus manifestaciones clínicas lleguen a ser evidentes, aunque desde el principio hay signos y síntomas de aviso ( aprovecho para decir que en medicina "signo" es lo que puede ver cualquiera y "síntoma" lo que el paciente siente: la palidez es un signo, el cansancio un síntoma ).

Pues bien, el diagnostico del Hipotiroidismo se hace con una Historia Clínica y una Exploración meticulosa y en profundidad. Y una vez que se tiene la sospecha de que "puede tratarse de un hipotiroidismo" se piden las pruebas para confirmar el diagnóstico. ¿Está claro? . Vamos a repetirlo en negrita, el Diagnostico del Hipotiroidismo en sus fases iniciales e incluso avanzadas se basa en una Historia Clínica detenida y en una Exploración Clínica meticulosa.

Esto no es un invento mío, lo dicen todos los estudiosos clásicos del tiroides. En la página de la Loyola University of Chicago, Donald Gordon resalta "Los signos y síntomas del hipotiroidismo pueden estar ausentes, ser muy sutiles o por el contrario ser muy evidentes. Por ello algunos pacientes pueden manifestar uno o dos síntomas que ellos perciben como muy llamativos, mientras que minimizan o no experimentan el listado potencial de síntomas. La única manera de comprobar la magnitud de los síntomas existentes es obtener una completa historia (clínica). Similarmente, un examen físico detallado puede evidenciar hallazgos que no son muy aparentes. Es la detección de estas anormalidades y su apreciación lo que separa al diagnosticador experto del médico corriente - that separates the expert diagnostician from the ordinary physician".

Yo no me invento nada. Puede parecer, y trato de que así sea, que este libro está escrito en plan sencillo para que lo entienda todo el mundo, pero su contenido es serio, contrastado con la bibliografía internacional y trata de ser completo y muy riguroso. ¿Qué se puede ser científico y tratar de ser ameno? Pues también, eso depende de la capacidad de comunicación de cada cual.

Pero sigamos a lo nuestro. Con la historia clínica detenida y una buena exploración clínica se llega a la "sospecha de hipotiroidismo". Ahora hay que comprobarlo y para ello está la analítica, que es muy simple, y si se le quieren poner apellidos a la forma de hipotiroidismo habrá quizá que hacer alguna cosas más, no muchas.

Pero voy a decirles una cosa y a decirlo rigurosamente en serio. Si la clínica y la exploración te hacen sospechar un hipotiroidismo y la analítica es normal, el caso no debe de acabarse aquí. Se deben mantener controles evolutivos de los niveles de hormona tiroidea y TSH al menos durante un par de años por si se tratara de un caso en que la analítica todavía "no hubiera dado la cara".

Que a nadie se le ocurra hacerse un "autodiagnóstico" y muchísimo menos tomar ningún tipo de medicación por su cuenta, puede ser arriesgado. Este libro esta escrito para darle una orientación y para que acuda a su médico, no para que se dedique a las aventuras. El hipotiroidismo es un problema serio, que debe de ser seriamente diagnosticado y seriamente tratado y controlado. Si hacer un diagnostico fuera tan sencillo como poner crucecitas en una lista no necesitaríamos médicos, podrían hacerse los diagnósticos por ordenador. Todavía no ellos llegado a eso, ni llegaremos nunca. Un paciente, una persona que no está bien tiene tantos matices, tantas circunstancias personales, hay tanta diferencia entre un hipotiroidismo y otro hipotiroidismo, que sólo un experimentado médico puede valorar en su trascendencia. Si las cosas que se le dicen en este libro le plantean dudas trate de buscar un médico experto, solo él puede hacerle un diagnostico correcto y establecer el tratamiento adecuado para su caso.

¿Qué es la tiroides y como funciona?