Les enviaron porno y Marihuana a los mineros


Un libro cuenta detalles inéditos del encierro. Pedían muñecas inflables y preservativos.


La presentación de un libro sobre el rescate de los 33 mineros de Chile mostró detalles hasta ahora no publicados en los medios: los hombres recibieron drogas y pornografía para aliviar el estrés del encierro, según cuenta "33 Men: Inside the Miraculous Survival and Dramatic Rescue of the Chilean Miners", el escrito basado en el caso.

El periodista Jonathan Franklin, del diario "The New York Times", tuvo acceso privilegiado a los trabajadores del yacimiento, a sus familias y a los equipos de salvamento. Los entrevistó y con ello escribió la publicación que habla de cómo enviaron marihuana a la mina, de cómo un empresario ofreció diez muñecas inflables para aliviar la tensión sexual y de cómo el presidente chileno, Sebastian Piñera, quería ser el primero en descender.

"Un empresario ofreció muñecas inflables, pero solo tenía 10. Yo le dije que 33 o ninguna. Sino, se habrían peleado por ellas", contó el médico Jean Romagnoli. Los mineros insistieron con que les enviaran cuatro o cinco, y preservativos. Incluso ya tenían un lugar reservado en la mina. Pero sólo recibieron pornografia y gigantografías con fotos de mujeres.

La droga llegó a través de las "palomas", los tubos utilizados para tener contacto con el exterior. Un de los encerrados, Samuel Ávalos, confesó que el que sólo algunos tuvieran acceso a cigarrillos de marihuana no alivió el estrés, sino que sólo causó problemas de convivencia.