Chilenos conmemoran primer año del terremoto con vigilias

A un año del terremoto de magnitud Richter 8,8 y del tsunami que devastó a Chile, los ciudadanos de ese país encendieron velas en la madrugada de este domingo en numerosas poblaciones para recordar a las 524 víctimas fatales que dejó el movimiento telúrico y para manifestar el malestar por la reconstrucción pendiente en el centro y sur de la nación suramericana.

Las veladas y vigilias se multiplicaron en ciudades, localidades y aldeas ubicadas en una franja de 630 kilómetros de largo, que el 27 de febrero del 2010 experimentaron el quinto peor terremoto en la historia del mundo desde que se tienen registros.

Los chilenos esperaron las 03H34 de la madrugada, hora exacta de inicio del terremoto que se prolongó por casi tres minutos y que, según los científicos, desvió el eje de la Tierra.

En Concepción (centro), una de las regiones más afectadas por el sismo, decenas de personas se reunieron con velas encendidas frente al edificio de 15 pisos Alto Río, que al partirse por la mitad mató a ocho personas.

En esa ciudad, también unas tres mil personas marcharon por calles céntricas en protesta por la lentitud en la construcción de viviendas nuevas.

Paralelamente, en Constitución, localidad arrasada por el tsunami, los vecinos homenajearon a un capitán de bomberos que murió la noche del sismo mientras estaba de guardia en el cuartel, y dejaron velas en el río en representación de los fallecidos.

Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, encabezó una ceremonia acompañado por varios de sus ministros en la localidad de Cobquecura, en la región del Maule, vecina de Concepción y epicentro del terremoto, donde expresó que 2010 “fue un año muy duro y muy fecundo, nunca lo vamos a olvidar”.

"Hoy hemos querido reunirnos en Cobquecura, el epicentro, el corazón del terremoto, en esta ceremonia sencilla pero muy profunda, para conmemorar a las 524 víctimas (...) Nuestros rezos están con ellos", dijo.

"Algunos creen que el terremoto nos debilitó como país. Yo creo que lo contrario: la adversidad refuerza a los países cuando realmente llevan en su alma esa fortaleza. Chile ha sido un país forjado siempre en la adversidad", puntualizó.

Piñera prometió que su gobierno trabajará para que en el invierno austral de 2012 sean reubicadas las más de cuatro mil familias que aún viven en campamentos.

“Todavía tenemos aproximadamente unas 120 a 130 mil familias vulnerables que perdieron sus viviendas y no han podido acceder a una vivienda definitiva", dijo el mandatario chileno, tras asegurar que “hemos entregado unas 70 mil casas permanentes”.

Las conmemoraciones oficiales seguirán al mediodía en la Plaza de Armas de la ciudad Constitución, capital de la Región del Maule, destruida casi por completo por el tsunami, donde Piñera asistirá a una misa ofrecida en memoria de las víctimas.

Posteriormente, está previsto un acto de Unidad Nacional, frente a la pequeña Isla Orrego, que fue devastada por las olas.

Este viernes, durante un mensaje oficial, el jefe de Estado de Chile aseguró que su gobierno logró reconstruir “un poco más del 50 por ciento” de los daños causados por el fenómeno telúrico.

En ese discurso, Piñera, quien asumió la Presidencia de Chile 12 días después de la tragedia ocurrida el 27 de febrero de 2010, prometió que su administración “redoblará esfuerzos, de forma tal de poder antes de que cumplamos el segundo aniversario, tener en lo grueso construido todo lo que el terremoto y maremoto destruyeron”.

Esta cifra de reconstrucción que dio Piñera ha sido cuestionada por la oposición chilena.

El diputado socialista Osvaldo Andrade, vocero de la coalición opositora, manifestó que la reconstrucción del centro y sur de Chile “ha sido ineficaz (...) Hay miles de chilenos que están esperando que este Gobierno haga lo que tiene que hacer".

Por su parte, Eduardo Aguilera, alcalde de Dichato, a 37 kilómetros al norte de Concepción, afirmó este domingo que "aquí no ha habido reconstrucción (...) Hay un futuro muy incierto".

El terremoto de magnitud 8,8 que se registró en la madrugada del 27 de febrero del pasado año, que afectó una amplia zona del centro y sur de Chile, así como los pueblos costeros que fueron devastados posteriormente por un tsunami, dejó un saldo de 524 víctimas fatales y hasta la fecha y según datos oficiales 31 personas permanecen desaparecidas.

Asimismo, el terremoto y maremoto dejaron con daños severos a 220 mil viviendas. Al menos cuatro mil 291 familias viven aún en campamentos de emergencia, en precarias viviendas de madera, donde sus habitantes deben compartir los baños que se inundan cuando llueve.

Según el Gobierno de Piñera se han otorgado 135 mil subsidios para la obtención de viviendas, pero después de entregado el documento pueden pasar hasta dos años para la construcción definitiva de las casas.

Descartan otro sismo similar

Expertos en sismología descartaron que se pueda producir en Chile otro terremoto similar al de 2010, pese a que en el país suramericano se han registrado en los últimos días varios movimientos telúricos.

"Para que ocurra un terremoto de magnitud 8,8 es probable que tengamos que esperar unos 200 años", consideraron los expertos, ante el temor y nerviosismo que padecen miles de chilenos que viven en el sur de Chile, epicentro de los fenómenos telúricos y sus cientos de réplicas, algunas de bastante intensidad.

Chile está ubicado en el borde de la placa de Nazca que se encuentra en el Pacífico oriental, junto a la costa occidental de América del Sur más especificamente en frente de Chile y Perú.

El terremoto que se registró el 27 de febrero de 2010 en la nación suramericana se cuenta como uno de los más fuertes de América Latina en los últimos 50 años y el primero después del sucedido en Haití el 12 de enero de ese mismo año, que dejó más de 200 mil muertos.



teleSUR-AFP-milenio.com-latercera.com/kg-MM

1 comentario - Chilenos conmemoran primer año del terremoto con vigilias