Más de 20.000 estudiantes continúan su carrera de grado o posgrado en la Argentina; Buenos Aires, Rosario y Córdoba las plazas más solicitadas
Como muchos otros jóvenes de su edad, María organiza su semana entre la jornada diaria que le demanda su trabajo como asesora de seguros de una compañía francesa y sus estudios de posgrado. Los desafíos que le propone Buenos Aires, entre las calles congestionadas y el ritmo frenético del microcentro porteño se compensan con la tranquilidad que encuentra cada noche en el departamento que alquila en Palermo junto a su novio.
A simple vista, la vida de esta joven no difiere a la experiencia de muchos otros que optan por dividir sus días entre el trabajo y la formación académica. Por supuesto, cuenta con una particularidad: hace tres años que vive en la Argentina. "Luego de recibirme como Licenciada en Comunicación en Colombia, decidí continuar mis estudios en Buenos Aires, en un posgrado en Flacso", cuenta esta estudiante oriunda de Medellín.
Si bien no existen datos precisos, el caso de María es uno entre los más de 20.000 estudiantes extranjeros que eligen continuar su carrera de grado o posgrado en la Argentina, según información recopilada por el Ministerio de Educación.
Cada vez más extranjeros eligen el sistema universitario ar
"Si bien no son cifras precisas, ya que se basan en muestreos informales, refleja un fenómeno que se advierte en ciudades como Buenos Aires, Córdoba y Rosario", dijo Jorge Bragulat, miembro de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación . "No obstante, contaremos con un panorama más preciso de la población de estudiantes extranjeros a fines de 2010, con un censo que llevaremos a cabo en todas las instituciones educativas de grado y posgrado del país".
Además de la afluencia histórica de jóvenes de países limítrofes, dada la proximidad geográfica, Bragulat destaca la presencia de estudiantes colombianos, ecuatorianos y venezolanos, que en su gran mayoría optan por universidades privadas. "Además de elegir el nivel académico, en el resto de los países de la región, la educación privada es una opción natural para los estudios superiores, a diferencia de la opción pública, que es un concepto mucho más arraigado en nuestro país", explicó Bragulat.
En este contexto, Bragulat señaló que a nivel local el Ministerio de Educación apoya tanto a la UBA como a las instituciones universitarias privadas para atraer a una mayor cantidad de alumnos extranjeros. "Sin embargo, en los estudios de grado impulsamos la oferta privada, debido a las limitaciones de de cupos e infraestructura que tienen las universidades públicas", y agregó: "El panorama cambia en la oferta de posgrado, en donde no tenemos inconvenientes en promover ambas opciones".
El especialista remarca que, además de elevar la calidad del sistema universitario con nuevos conocimientos y experiencias, la convocatoria de estudiantes extranjeros representa para la Argentina la posibilidad de brindar servicios educativos a nivel mundial, tanto desde lo económico y social.
"La educación universitaria es el tercer rubro de ingreso de divisas en Australia", explica Bragulat. "Gran parte de esos estudiantes proviene de China, que cuenta con 400 mil estudiantes que desean estudiar en el extranjero", y agrega que ante la necesidad de aprender el idioma español, la Argentina representa una muy buena opción educativa tanto en el sistema público como en el privado.
A largo plazo. "A simple vista aparentemente no se logran distinguir los cambios, pero a largo plazo creo que se podrá advertir los beneficios económicos de esta tendencia", dijo Maria de las Mercedes San Martín Vivares, coordinadora de Relaciones Institucionales de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). "Estas iniciativas promueven un beneficio tanto desde el aspecto cultural como de las relaciones internacionales y el intercambio estudiantil", agregó.
Con más de 23.000 estudiantes, de los cuales el 5 por ciento son extranjeros, la UADE tiene por objetivo focalizar el impulso de su oferta académica para los estudiantes de México, Perú, Ecuador y Colombia. "Asimismo, la casa de estudios busca posicionarse como una buena alternativa de estudio para estudiantes chinos que tienen interés en aprender o perfeccionar el idioma español", explicó San Martín Vivares.
Pese al crecimiento de la población de extranjeros en establecimientos educativos argentinos, en el continente el destino académico por excelencia es Estados Unidos, que concentra el 43% del total de estudiantes internacionales de la región, según el último informe elaborado por el Instituto de Estadísticas de la Unesco . Sin embargo, entre 1999 y 2007 el número de jóvenes latinoamericanos que permaneció en América del sur creció del 10,7% al 22,9%, siendo su destino más popular Cuba, seguido de Chile, Argentina y Venezuela.
Para Bragulat, España y México compiten, en términos de nivel académico, con Argentina, que termina prevaleciendo por un tema de costos e infraestructura. "También se encuentran las alternativas de Chile y Brasil, que tiene una fuerte presencia en las ferias educativas más importantes del mundo", aseguró.

http://www.lanacion.com.ar/1302449-cada-vez-mas-extranjeros-eligen-el-sistema-universitario-argentino