Atrapan y azotan a papá e hijo por depravados

Perú

Atrapan y azotan a papá e hijo por depravados


padre


En presencia y con la ayuda de las rondas campesinas, dos mujeres indignadas castigaron a punta de latigazos a dos hombres que, según afirman, violaron a una de ellas y secuestraron para prostituirla en Cajamarca.

Se trata de un hijo y su padre, identificados como Junior Vivar Víctor Valiente Valdivia y José Valiente, respectivamente, quienes fueron azotados tanto por la víctima de ultraje y prostitución, como por la hermana de ésta que logró rescatarla de un prostíbulo con apoyo de las rondas urbanas de Cajamarca.
Totalmente indignada, la pariente de la joven mujer flageló al acusado de supuesta violación y al padre de éste.
Después le llegó el turno a la campesina que fue plagiada, quien muy mortificada y con evidente ira por el engaño del que fue objeto, cogió la vara de policía y golpeó a su agresor y progenitor.
La valiente hermana de la víctima había logrado ubicarla, luego de buscar intensamente en la ciudad y otros distritos, pues la última vez que salió su familiar fue a buscar trabajo.

Los malhechores con engaños habían citado a la joven -cuya identificación se guarda en reserva- para supuestamente ofrecerle un empleo. No obstante, la chica denunció que fue retenida a la fuerza en un burdel clandestino.
Pobladores de la zona manifestaron que cansados de tanta delincuencia y prostitución, y ante la falta de autoridad, recurrieron a las rondas urbanas.
Enterados del suceso, los ronderos lograron ubicar y capturar a padre e hijo, y los pusieron a disposición de la Policía Nacional del Perú.

Destruyen el prostíbulo



hijo


Los moradores solicitaron a las autoridades competentes clausurar dichos antros de perdición, pues en la zona prolifera la inseguridad por la presencia de personas de dudosa reputación.
Enardecidos por la inacción del municipio local y la agresión a la joven, los vecinos sacaron las mesas, bancas, sillas y colchones del prostíbulo clandestino.
Una vez que colocaron los bienes del local en la calle, frente a la puerta, prendieron fuego. Los muebles quedaron totalmente incinerados.



/Fuente/