Internet no olvida: entre YouTube, Archive.org y la caché de Google olvídate del borrón y cuenta nueva. Así lo ha sufrido Tera Myers, profesora de ciencia en una escuela en Kentucky (EEUU), que tuvo hace 15 años una breve pero intensa carrera como actriz porno, carrera cuya onda expansiva llegó a su aula el pasado viernes: un alumno se topó con escenas de una de sus películas en Internet y tardó lo que se tarda en pulsar “me gusta” en distribuirla entre toda la clase.
Alumno descubre a su profesora en video porno
Tera, que hoy tiene 38 años, dimitió de su puesto como profesora, anticipándose a las previsibles represalias del colegio. Se da la circunstancia de que la mujer ya fue expulsada de un colegio del mismo estado en 2006 cuando descubrieron su currículum cinematográfico. En aquel entonces, Myers se hacía llamar Tericka Dye, en un (vano) intento por desviar la atención de su nombre artístico durante su efímera carrera de actriz: Rikki Andersin, protagonista de “Culo prieto” (“Tight Ass”), “Sex Freaks 10” y “Major Slut”, entre un largo currículum labrado entre 1997 y 2000 que pueden consultar aquí.

La mujer reconoce que aquella etapa fue “su mayor error” pero se vio forzada a dedicarse al negocio, pues “estaba sin blanca” cuando trabajaba como bailarina exótica en California. Aunque actuar en películas pornográficas no es delito, ni en California ni en Kentucky ni en ningún otro estado de EEUU, el primer colegio decidió expulsarla en 2006 para que “no se convirtiera en una distracción en clase”.

http://blogs.lainformacion.com/strambotic/2011/03/09/profe-porno/