A fines de Abril saldrá el diario Libre, dirigido por Darío Gallo, un experto en operaciones políticas y chismes de vedettes que dirigió la revista Noticias y el portal de espectáculos y política Perfil.com. Las claves de por qué Héctor y Jorge se ponen amarillos.

Varios periodistas del ex diario Crítica y de distintos medios comenzaron a trabajar en el número 0, basados en una copia de distintos diarios sensacionalistas ingleses, pero con el mismo logo, diseño y tipografía que el diario francés Libération .

Originariamente iba a salir en noviembre o diciembre, pero la muerte de Néstor Kirchner alteró los planes políticos de Héctor Magnetto, con lo cual la salida se fue postergando.

El plan que asoció a Magnetto con Fontevecchia


En un principio, la redacción estaba en el segundo piso del edificio de calle Tacuarí del Grupo Clarín y el objetivo era apostar a un público de mercado que los publicistas denominan C2 y C3, es decir, segmentos bajos y plenos al interior del gran mundo de la clase media argentina. Para lo cual, la estrategia a seguir consistía en fotos grandes y sensacionalistas, mucho contenido de farándula, deportes, policiales y operaciones políticas de baja estofa. Buscan así, restarle público al tercer diario en importancia por ventas, Popular , que tuvo una división accionaria que de todos modos no incidió en sus ventas. Al mismo tiempo, se apuntaba al público lector de Crónica.

De cara a un año electoral, como entienden desde el Grupo Clarín que ese segmento es el más consolidado en cuanto a voto hacia el oficialismo kirchnerista, el nuevo diario Libre podría erosionar ese mercado de votantes.

Pero la operación política resultaría muy obvia viniendo del Grupo Clarín y arrastraría el desprestigio de éste, de modo que entonces se consolidó empresarialmente la sociedad entre Magnetto y Jorge Fontevecchia, de Editorial Perfil. Entre publicaciones de mujeres semidesnudas, fotos robadas, casas de ricos y frívolos, la editorial que dirige Fontevecchia también tiene el bisemanario Perfil, de poca venta de ejemplares y publicidad, hasta el punto que llevó su reclamo a la Corte Suprema para que el estado le done subsidios; y llegó a hacer un Fondo Común de lectores, dirigido por el médico de Clarín Nelson Castro, cuyo destino y resultado fueron de un día para el otro escondidos.

Su portal de fútbol, 442 es muy similar del inglés fourfourtwo , mientras que el sitio de espectáculos y firvolidades, Exitoína, es una copia vergonzante de británico Egotastic . En este esquema, la redacción se mudó de edificio al mismo donde funciona Perfil, se puso a Darío Gallo al frente y se acordó comprar papel barato a Papel Prensa vía Clarín y La Nación y contratar periodistas a bajo sueldo, de modo de poder competir con un precio de tapa muy bajo; aún yendo a pérdida, porque las ganancias que se esperan obtener son de carácter político.

La conclusión de las distintas estrategias políticas utilizadas por el Grupo Clarín en su táctica de pinzas -hacer crecer a un opositor (esta semana están probando, sin suerte, con Ernesto Sanz) a la par que erosionar al gobierno desde la supuesta "información" objetiva no sólo está fracasando como muestran las encuestas a diario, sino que además envuelve al público político de Clarín en un momento donde sus periodistas salen a cazar en el zoológico.

Esto es, hay un núcleo duro antikirchnerista, pequeño pero consistente, que no encuentra un candidato que los represente, y que quiere consumir el más puro y desenfrenado sensacionalismo político, el del propio diario Clarín o el más refinado y reaccionario de La Nación; pero se trata de segmentos medios altos que son tradicionalmente refragtarios al peronismo y más aún a un peronismo de variante progresista.

Para saltar ese cerco, intentar ampliar, recuperar credibilidad y horadar la base electoral de Cristina Kirchner, sale el diario Libre, que visibiliza y consolida la alianza de Jorge Fontevecchia con el Grupo Clarín.

http://www.diarioregistrado.com/Politica-nota-47707-Libre-El-plan-que-asocio-a-Magnetto-con-Fontevecchia.html