Una joven de 19 años, M., fue abusada por su médico ginecólogo en Salta. El hombre ya está detenido, y ella habló en Crónica, cuya edición impresa reproduce hoy sus palabras.

“Desde ese día mi vida cambió: no puedo tener intimidad porque cada caricia o cada gesto me recuerda al médico y siento repulsión”, relató la joven. "Ese día" era el primero que se hacía atender por el médico Mario Junco.

“El doctor Junco me dijo que me iba a hacer un papanicolau. Me subió a la camilla y comenzó con el tacto, durante largo rato. Pero me molestaba y me hacía doler mucho. El me decía, ‘tranquila, es para curarte’”, describió ese día de pesadilla. “Me dijo que me tenía que parar, inclinarme y apoyar las manos sobre la camilla. Me preguntó si había tenido algún dolor en los pechos y yo le respondí que una semana antes de mi período siempre sentía molestias”, agregó.

“Entonces dijo que me iba a revisar los pechos. Se paró detrás mío, me sacó el corpiño y mientras seguía tocándome abajo, comenzó a apretar mis pechos, como si me abrazara”, continuó su historia. “Yo había visto en distintos programas que el examen de mamas se hace con las yemas de los dedos, no con toda la mano. Ahí me di cuenta de que algo andaba mal. Me aparté de un golpe, me acomodé como pude, tomé las recetas que me había dado y me fui”.

Su madre expresó que, “lo que vivió mi hija es un ultraje inaceptable, aunque son cosas a las que estamos expuestos los pobres que no tenemos obra social”. Cerró M.: “Tengo pesadillas y fiebre de la nada. Cuando me enteré de que la policía no lograba detenerlo porque se ocultaba, sentí mucho miedo de que me pasara algo y en esos días no me atreví a salir de mi casa. Ahora sueño que mi sobrinita entra al consultorio y que cae en manos del doctor... y me despierto llorando”.


http://www.diarioshow.com/notas/2011/03/13/55140-joven-de-19-anos-fue-abusada-por-su-ginecologo.html