Para emborracharse, nada mejor que tomar por la cola


Se emborrachan con un tampon
El tampón sumergido en alcohol.


Los adolescentes para embriagarse sin que los descubran utilizan un método que se trata de remojar con licor un tampón y lo insertan, en el caso femenino vía vaginal y ellos en forma anal.

Con esta manera que utilizan el alcohol llega al cerebro mucho más rápido que ingieriendo la bebida pues la mucosa vaginal y la rectal tienen alta irrigación sanguínea y absorbe fácilmente las sustancias.

Adriana una colegiala relató a medios locales: "Sólo quería pasar un rato agradable, quería sentirme igual que mis amigos, pero sin que mis papás me regañaran. En el cole varias lo hacíamos y lo mejor es que nadie se daba cuenta. Pero todo acabó cuando comenzaron los dolores y tuve que confesar todo a mis padres", dijo a un portal de noticias ecuatoriano.

El caso de Adriana es el mismo de muchos adolescentes en Colombia, Ecuador, Chile y en nuestro país, además de Estados Unidos donde se presume comenzó esta práctica, según informa Diario Veloz.

La principal causa es por el miedo a ser descubiertos por sus profesores, padres o alguna autoridad ya que al no tener aliento con olor a licor no hay evidencia.

El psicólogo Francisco Jaramillo señaló que la práctica llamado "Tampax en las rocas" busca además de la borrachera el placer sexual.

"Si un padre de familia desconoce temas de actualidad, es muy difícil que logre interactuar con sus hijos (...) Los padres deben estar pendientes del comportamiento, las amistades y las rutinas de sus hijos" indicó Gabriela Calvopiña, psicóloga y orientadora estudiantil.

Fuente