Un grupo de gadafistas impiden a Ban Ki-moon salir de la sede de la Liga Árabe




El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se ha visto obligado a permanecer en la sede de la Liga Árabe después de que varios manifestantes libios que apoyan al coronel Muamar el Gadafi le impidieran salir del edificio, situado junto a la plaza cairota de Tahrir.

Los manifestantes se reunieron delante de la puerta principal de la Liga Árabe y gritaron eslóganes contra Ban y el secretario general de la Liga, Amro Musa, así como contra Estados Unidos, el Reino Unido y Francia y a favor de Gadafi.

Ante esta situación, Ban no pudo abandonar el edificio por el acceso principal y tuvo que ser evacuado por otra salida en la que también se habían apostado varios manifestantes.

Los manifestantes gritaron "Alá, Muamar, Libia y ya" e insultaron al Reino Unido, Francia y Estados Unidos.

Alá, Muamar, Libia y ya Ban se reunió este lunes con Musa para analizar la situación en varios países árabes, sobre todo en Libia. En una rueda de prensa conjunta, celebrada antes del altercado con los gadafistas, el secretario general de la ONU pidió a las autoridades libias que dejen de inmediato de matar a los civiles y que les protejan.
Colaboración con la Liga Árabe

Ban destacó la importancia de la coordinación entre la Liga Árabe y la ONU, y aseguró que la ONU continuará su trabajo hasta que ponga fin a los combates en Libia y colaborará en el envío de ayuda humanitaria a este país.

Asimismo, alabó la postura de la Liga Árabe, que pidió la imposición de una zona de exclusión aérea en Libia e insistió en la importancia de que la comunidad internacional tenga una sola voz para que se pueda cumplir la resolución del Consejo de Seguridad.

Lo que queremos es proteger a los civiles y no bombardearles Por su parte, Musa dijo: "Respetamos la resolución del Consejo de Seguridad y no tenemos nada en su contra, sobre todo porque dice que no a la invasión y a la ocupación de los territorios libios".

Asimismo, reiteró: "Hemos pedido al Consejo de Seguridad la imposición de una zona de exclusión aérea para impedir los ataques contra los civiles, nuestra decisión ha sido clara y nos comprometemos a ella".

Musa ha criticado la intervención militar internacional contra objetivos libios asegurando: "Lo que pasa en Libia es diferente del objetivo de imponer una zona de exclusión aérea, lo que queremos es proteger a los civiles y no bombardearles".


Fuente
http://www.20minutos.es/noticia/995116/0/ki-moon/refugiado/liga/