Luego de ser golpeado y haber sufrido el robo de su automóvil, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de Santa Fe, Héctor Superti, dijo que los delincuentes no lo conocían y que vivió "una situación que le puede pasar a cualquiera". "No hay por qué imaginar más que un hecho delictivo", dijo.


Asaltaron y golpearon al ministro de Justicia en Rosario

justicia
Asaltaron y golpearon al ministro de Justicia en Rosario.-


rosario

La inseguridad es un tema pendiente del Gobierno socialista en Santa Fe. Esta vez le tocó al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Héctor Superti, quien fue golpeado brutalmente y sufrió el robo de su vehículo. Varias alternativas se tejieron en un principio: se habló de un ajuste de cuentas, de un robo al voleo, que estaba marcado. Pero esta mañana expresó en declaraciones a Radio 2 que "no hay razones para imaginar más que un hecho delictivo". Asimismo, el funcionario descartó la hipótesis de un mensaje político y aseguró que no recurrirá a una custodia personal a partir de lo ocurrido.

Superti fue víctima de la inseguridad este lunes cuando fue abordado por dos delincuentes armados cerca de su domicilio de Rosario. El hecho se registró cerca de las 20.40 en la zona de Dorrego y bulevar Seguí y tras un intenso forcejeo, los jóvenes se alzaron con el auto oficial –un Volkswagen Bora– del funcionario, informa Rosario3.

"Cuando uno vive en sociedad está expuesto a esto como todos", resumió el funcionario en contacto con el programa Diez Puntos. Y añadió: "Es una situación que le puede pasar a cualquier persona, fue un delito común y no un hecho extraordinario".

Con esas palabras, Superti intentó despejar cualquier hipótesis vinculada a un supuesto mensaje político detrás del violento asalto. "Creo que fueron dos jóvenes que imaginaron la oportundidad de realizar este hecho y lograron concretarlo. Estoy seguro que no me conocían y por eso no hay razones para pensar más que en un delictivo detrás de esto", expresó.

El funcionario fue abordado por los delincuentes que lo agredieron primero con gas pimienta y luego lo golpearon provocándole traumatimos varios y una escoriación en el cuero cabelludo. "Fue un momento desagradable. Tanto mi familia como yo lo vivimos con la conmoción propia de cualquiera que puede pasar por esto. Los delincuentes preguntaron por la casa y tenían la intención de entrar por eso quise evitarlo", relató.

Por último, descartó recurrir a una custodia personal tras el hecho. "Ningún funcionario de esta gestión tiene custodia. Nos manejamos en la vida cotidiana con total naturalidad, y así debe comportarse un ciudadano con trabajo en lo público", señaló.

Los delincuentes siguen prófugos y por estas horas son intensamente buscados por la policía. Interviene por jurisdicción la comisaría 15ª.

http://www.urgente24.com/noticias/val/5811/santa-fe-asaltaron-y-golpearon-al-ministro-de-justicia-en-rosario.html