El programa político "Debate sobre el futuro", que desde hacía cuatro años se emitía por el Canal 5 de Cablevisión Posadas, fue levantado del aires por una decisión de la empresa de cable, en un clara muestra de censura ideológica.

Posadas.- El programa político "Debate sobre el futuro", que desde hacía cuatro años se emitía por el Canal 5 de Cablevisión Posadas, fue levantado del aire por una decisión de la empresa de cable, en un clara muestra de censura ideológica.
En una solicitada publicada hoy en los diarios de Misiones, el periodista Marcelo Alberto Almada, conductor, productor y creador del ciclo, explicó los motivos por los cuales "ha sido censurado y levantado su programa por Cablevisión".
"Cablevisión trató de imponer una nueva cláusula al contrato que anualmente renovamos desde 2007, la que resulta inaceptable ya que viola la libertad de prensa, y lisa y llanamente se constituye en censura previa", señaló Almada, cuyo programa se emitía los lunes a las 13 y los miércoles a las 22.
La Cláusula 20 del contrato exigido este año por Cablevisión establecía que "El PRODUCTOR se abstendrá de verter en el programa toda manifestación, sea ésta verbal o de otro tipo, que afecte de cualquier manera la imagen o los derechos de Cablevisión y/o sus empresas vinculadas, controladas o controlantes".
La clausula asmimismo pedía a Almada a oficiar de censor al hacerle velar "para que esta obligación sea cumplida por sus dependientes, contratados y/o cualquier persona que aparezca en el programa".
En el caso de que Alamada no cumpliera con su "obligación", el nuevo contrato lo haría "absoluto y único responsable de los daños que ocasione y el hecho dará derecho a Cablevisión a rescindir la vinculación", además de que la empresa quedaba "facultada a iniciar las acciones legales correspondientes en contra del PRODUCTOR y/o del responsable de la manifestación".
El periodista remarcó que esta intención de amordazar su espacio de opinión, se dió luego que "un legislador nacional entrevistado respecto de la nueva Ley de Medios, expresó sus críticas al grupo Clarín".
Al señalarles que proponer un contrato con una cláusula de esta naturaleza desde una empresa periodística era inaceptable, pero que peor sería que un periodista lo firme, los responsables de la Cablevisión le contestaron, vía mail, que "debemos dejar sin efecto la propuesta del programa".
Esta grave censura de Cablevisión cercena la libertad de expresión de los periodistas y, aún más, el derecho a la información que tiene la sociedad. (Télam).-


Fuente