Sobre La ley de reducción de la edad de imputabilidad

Marche preso.
Sobre la ley de reducción de la edad de imputabilidad de los menores


Valeria A. Sleiman
Grupo de Investigación sobre el Estado - CEICS


Sobre La ley de reducción de la edad de imputabilidad

Artículo publicado en El Aromo nº 59: "Cuando digo futuro...", Marz/Abril de 2011



Una vez más, asistimos a la discusión en torno a la reducción de la edad de imputabilidad de los menores. Con la excusa de un nuevo caso, se trata de reflotar un proyecto de ley que viene desde el año 2008 con media sanción en la Cámara de Senadores, aguardando tratamiento en la Cámara de Diputados, bajo la calificación “progre” del garantismo de salón. Como veremos, se trata de pasar gato por liebre y condenar a los menores (ahora de menor edad) a la misma situación que los mayores.

El proyecto de reforma

El proyecto de reforma del “régimen legal aplicable a las personas menores en conflicto con la ley penal”, establece su aplicación para la franja etaria que va de los 14 a los 18 años al momento de la comisión de un hecho tipificado como delito de acción pública en el Código Penal y las leyes especiales. Es decir, reduce la edad de imputabilidad penal a 14 años, mientras hoy día es de 16.(1)

A partir del capítulo II, el proyecto de reforma se asimila fielmente a un tratado de garantías constitucionales, donde no hay mucha novedad. Asimismo, estipula que la privación de la libertad a los menores infractores a la ley penal será la excepción y el último recurso, por lo que “recuerda” que el principio de inocencia será la regla del proceso. Pero no tarda en borrar con el codo lo que acaba de escribir con la mano: la ley establece, claro que como medida de excepción, las llamadas “medidas de coerción”, lo que en castellano se llama prisión preventiva, es decir, la detención de la persona mientras se sustancia el proceso y goza de su estado de inocencia. Será “solamente cuando fuera absolutamente indispensable para asegurar la averiguación de la verdad, el desarrollo del procedimiento y la aplicación de la ley”, es decir, los mismos resabios inquisitivos que el Código Procesal Penal de la Nación aplica a los mayores de edad. Esto es, los magistrados serán -como siempre- los que decidan en qué momento y por qué razones se puede privar a una persona de la libertad y violentar el estado de inocencia del que goza. El magistrado podrá privar al menor de su libertad si presume que intentará eludir la acción de la justicia o entorpecer las investigaciones. Los tan conocidos “riesgos procesales”, que a pesar de ser intensamente criticados por distintas corrientes de la doctrina penal en su aplicación para los mayores, han sido recordados con cariño para los menores. Por supuesto, el proyecto no ha olvidado reglar las condiciones de alojamiento de los menores, en cuanto a la separación entre condenados y procesados que aguardan la realización del juicio...

Amplio es también el acápite de “medios alternativos de solución del conflicto”, que habilita institutos como la mediación penal o la conciliación, pero sólo en los casos que no sea procedente la aplicación de la privación de la libertad como sanción. Por supuesto, no ha quedado afuera la suspensión del proceso a prueba, que también tiene sus bemoles en relación al tipo de pena que establezca cada delito en particular. “Progres”, pero no tanto. Los señores legisladores han acudido también a la fórmula más ultraconservadora del derecho civil: la teoría de los actos propios, que desconoce completamente los factores sociales de comisión del delito.

El garantismo de salón

Todo este denso detalle legal, buena parte del cual hemos omitido en honor a la brevedad, para volver al enunciado inicial: “En ningún caso una persona menor de dieciocho (18) años (…) podrá ser juzgada por el sistema penal general, ni podrán atribuírsele las consecuencias previstas para las personas mayores de dieciocho (18) años de edad”. Sin embargo, el proyecto de ley regulador del régimen penal juvenil es un catálogo de garantías y procedimientos establecidos para los casos llevados contra mayores.

Cabe recordar que, al inicio del debate sobre la reducción de edad de imputabilidad, el Ministro de Interior, Florencio Randazzo declaró: “que no sea imputable no implica que pueda estar en la calle, caminando como si no hubiera pasado nada, lo importante es que hoy existen todas las herramientas legales para los jueces”.(2) Al mismo tiempo, la Ministra de Seguridad, Nilda Garré, expresó que “los jueces tienen herramientas necesarias para combatir el delito.” Agregó que con la legislación vigente “hay mecanismos adecuados para aplicar sanciones.”(3) Entonces, no se trata de la aplicación de garantías, ni de su catálogo, se trata de cómo exterminar a los molestos menores que cometen delitos al menor costo posible y con la mejor apariencia garantista. Los jueces penales no tienen mecanismos para combatir el delito. De hecho, no es una función del sistema penal hacerlo. Eso sólo muestra la sapiencia jurídica de Garré. En todo caso, tendrán mecanismos para sancionar la comisión de delitos. Pero la polémica no termina aquí. La posición del oficialismo fue variando con el pasar de los días hasta que Cristina Fernández aseguró que “la verdadera política de seguridad pasa por tener buenas instituciones policiales y buenos jueces”.(4) Sería interesante preguntarse qué significará para la presidente tener buenos policías y buenos jueces. Pero de lo que los ministros y la presidenta señalaron se desprende, con claridad, que de ninguna manera resulta necesario bajar la edad de imputabilidad para combatir el delito.

El 30 de enero, oportunamente, Horacio Verbitsky publicó una nota en Página 12, en la que relata con bastante detalle el caso del homicidio de Fabián Esquivel, mencionando las irregularidades policiales y judiciales, las amenazas policiales que sufren las familias criminalizadas, las artimañas procesales realizadas en el supuesto esclarecimiento del homicidio y demás cuestiones que pintan un cuadro de corrupción interesante -pero conocido- de las agencias punitivas del Estado. Al momento de referirse al proyecto de ley que discutimos, señala que “la ley penal juvenil contiene las garantías de defensa en juicio cuya inexistencia permite estas arbitrariedades”. Y agrega que:

“el proyecto de ley de responsabilidad penal juvenil que cuenta con media sanción del Senado evitaría la discrecionalidad absoluta de la policía y la justicia proveería a los pibes de las mismas garantías de defensa en juicio que tienen los grandes. Ningún adulto podría ser condenado en juicio con la orfandad probatoria que hoy alcanza para que un pibe pase años encerrado en un instituto que no se llama cárcel (…) la baja de edad de imputabilidad no criminalizaría la pobreza: sólo pondría límites legales a la arbitrariedad absoluta que hoy convierte a los pibes pobres en rehenes de las redes de ilegalidad y mano de obra baratísima para el delito.”

En una primera lectura la afirmación podría parecer bien intencionada. Pero esconde el viejo truco de las garantías constitucionales. Cierto es que, si de poner límites al avance del poder punitivo del Estado se trata, bien se podría velar por el cumplimiento de las garantías sin reducir la edad de imputabilidad de los chicos. Pero aun yendo más allá, no nos olvidemos que bajo el velo de las garantías constitucionales y de la igualdad ante la ley es que se cometen las atrocidades más grandes en el sistema penal. No es cierto que la existencia de garantías constitucionales en la ley evite las arbitrariedades que se cometen en el sistema penal. Las garantías constitucionales son parte y producto de un sistema de explotación, de sometimiento, de opresión y de control que las utiliza para sus propios fines y a su gusto. La discrecionalidad judicial y de la policía se da en el marco del “respeto” a la Constitución en las causas en que se investigan delitos cometidos por mayores. No me explico por qué debería ser distinto para los menores.

Si hay algo con lo que acuerdo con Verbitsky, es que el proyecto proveerá a los chicos de las mismas garantías de defensa en juicio que tienen los grandes. Ahora tendrán derecho a ser detenidos, a tener un procedimiento sumarísimo en caso de flagrancia, a ser parte de un proceso penal, con operadores judiciales a quienes poco o nada les importa el destino de un “pibe chorro” que “por algo será” que lo detuvo la policía. Podrán sentarse delante de un juez, que les leerá el hecho que se les imputa de manera clara y precisa, por supuesto, frente a su defensor, que seguramente será oficial, pues su familia no tendrá dinero para pagar uno particular. También podrán reclamar que su proceso se realice en el tiempo que la ley establece y que se respeten sus garantías constitucionales. Reclamos todos que ya podían hacer, en tanto se ven abarcados por la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales que nuestro país ha suscripto, que tienen carácter operativo. No necesitan que la ley repita sus derechos.

Hipocresía sustantiva la de Verbitsky, quien repentinamente entiende que igualar el sistema de los menores al de los mayores no criminalizará la pobreza y proveerá de altos beneficios a los chicos. Se olvida del recurso de habeas corpus correctivo y colectivo que interpuso hace unos años, en nombre del CELS, reclamando la aplicación, respeto y cumplimiento de la ley de ejecución penal en las cárceles de la provincia de Buenos Aires y quejándose del sistema penal completamente ineficiente, cruel y asesino del Estado argentino. Parece que ahora el sistema penal que abarca a los mayores es bondadoso y conviene reproducirlo para los menores...

Es cierto que el régimen penal de menores existente en nuestro país es aberrante. Es cierto que las penas no se cuantifican y que los chicos quedan detenidos sin pruebas que los condenen o ni siquiera los relacionen con los hechos que se les imputan. Es cierto que quedan detenidos, olvidados, en manos de jueces durísimos, que dispondrán de sus vidas hasta que cumplan la mayoría de edad, para luego, en el mejor de los casos, quedar en libertad, empobrecidos, violados, golpeados y maltratados, para ingresar nuevamente en el sistema penal para mayores. Pero esto no quiere decir que la reiteración de garantías en una ley, garantías que ya se encuentran en vigor en nuestro país y cuyo cumplimiento es simplemente un mito, vaya a cambiar esta realidad. La pobreza se criminaliza con esas garantías. La opresión y la violencia del capital se ejecuta con esas mismas garantías a través de su bastión más reaccionario: el poder judicial.

Las conciencias progres se tranquilizan con el discurso de las políticas “re”. Los menores irán “presos” o quedarán “alojados en institutos especializados”, que es lo mismo, en nombre de la “re”habilitación y la “re”socialización. El sistema que los capta, los margina, los reprime, los oculta, va a utilizar el sistema penal para rehabilitarlos y resocializarlos... El sistema penal, no fue, es, ni será una respuesta. Al menos no una respuesta que rescate a las clases oprimidas y explotadas. Menos aun lo será para los chicos de esas mismas clases.


Notas

(1) Artículo 1 del expediente nº 734/08, texto definitivo (senado) completo. Buenos Aires, 25 de noviembre de 2009.
(2) Cecchi, Horacio: “Vacío legal o incumplimiento de las leyes”, Página/12, 21/1/2011.
(3) “Imputar o no imputar, ésa es la cuestión”, Página/12, 22/1/2011.
(4) Cecchi, Horacio: “La de la edad es una polémica estéril”, Página/12, 25/1/2011.

Para dejar comentarios a RyR: Link


-------------------------------


Razón y Revolución
Organización cultural


mentiras

verbitsky


El Aromo
Periódico Cultural Piquetero
Año IX - Número 59 - Marzo/Abril de 2011


"Cuando digo futuro..."

rehabilitación

Razón y Revolución
Organización Cultural

imputabilidad

ÍNDICE


Editorial
Despertares
Sebastián Cominiello

Plantados.
Los trabajadores forestales de Entre Ríos
Gonzalo Folco

El problema de los obreros de la vid en La Pampa.
Una de esas batallas que se libran para que todo siga como está…
Rodolfo Leyes

La misión militar francesa en la escuela superior de Guerra y los orígenes de la Guerra Sucia, 1957-1962
Daniel H. Mazzei

Ojos que no ven…
Las debilidades subjetivas de la fuerza social revolucionaria ante el golpe de 1976
Guido Lissandrello

Mentirosos.
Cristina, Macri y la continuidad del Proceso militar
Mauro Cristeche

Marche preso.
Sobre la ley de reducción de la edad de imputabilidad de los menores
Valeria A. Sleiman

“En los proceso revolucionarios, hay una tendencia a la centralización”.
Una charla con Juan Carlos Torre
Eduardo Sartelli

A mucha honra…
Un nuevo ataque del Partido Obrero contra RyR
Eduardo Sartelli

Noticias de la Biblioteca Militante
Ediciones ryr

Un libro imprescindible.
Del Moncada a Chiapas. Historia de la lucha armada en América Latina, de Daniel Pereyra.(1)
Stella Grenat

Un balance imprescindible de nuestro pasado.
Extractos del prólogo a "La lucha de clases en el apogeo de la Revolución Francesa", de Daniel Guerin
Fabián Harari

Las razones de la adaptación.
Entrevista a Diego Lerman, director de la película "La mirada invisible"
Natalia Álvarez

De la complicidad a la resistencia.
Reseña de "La mirada invisible", de Diego Lerman
Romina De Luca

Clasico:
La revolución española y la táctica de los comunistas - León Trotski
Leon Trotsky


SUPLEMENTOS


Taller de Estudios Sociales - TES

Una lucha federal.
La movilización los tercerizados en el interior de país (2003-2010)
Cristian Morua

Al natural…
Las luchas de los obreros rurales del Alto Valle
Julia Egan

En las chacras chicas, es peor.
Entrevista a un obrero frutícola de Cipolletti, sobre las condiciones laborales
Julia Egan

De las aceiteras a los portuarios ¿y de ahí al campo?
La huelga de los obreros de Rosario
Diego Ghigliazza



Laboratorio de Análisis Político - LAP

Sangre y arena.
La revolución en el Magreb
Fabián Harari

Cómo mantener aliados.
Informe de la CIA sobre la pérdida de apoyo norteamericano a la guerra en Afganistán, en Francia y Alemania, y las formas para revertirlo*
Documentos

Una izquierda explotadora.
Análisis de Chacareros Federados
Roxana Telechea



Observatorio Marxista de Economía - OME

El norte de África en el epicentro de la crisis mundial
Juan Kornblihtt y Bruno Magro

Viajando a ninguna parte.
Los subsidios al transporte como expresión de los límites del bonapartismo K
Emiliano Mussi

Obama cumple
Osvaldo Regina



Gabinete de Educación Socialista - GES

¿Se viene el estallido?
La lucha obrera en Wisconsin
Romina De Luca

Carta desde Madison: El wisconsinazo
Jessica Kirstein

Las pruebas de la discordia.
Rendimiento, calidad y otras yerbas educativas a propósito de los resultados de los test PISA
Romina De Luca

Docentes a destajo.
La política macrista para la formación docente y el vaciamiento del CePA
Natalia Álvarez Prieto



cels

Razón y Revolución

CEICS

Barrilete Libros

Fuentes de Información - Sobre La ley de reducción de la edad de imputabilidad

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 2 Seguidores
  • 1.801 Visitas
  • 1 Favoritos

Comentarios Destacados

@fede_corrientes Hace más de 3 años +6
Un ejemplo a seguir, si alguien rompe algo de la vía pública que lo metan 3 días en cana sin comunicación, van a ver como se aprende.

21 comentarios - Sobre La ley de reducción de la edad de imputabilidad

@fede_corrientes Hace más de 3 años +6
Un ejemplo a seguir, si alguien rompe algo de la vía pública que lo metan 3 días en cana sin comunicación, van a ver como se aprende.
@leansoft2020 Hace más de 3 años +4
zurdos defendiendo a los chorros en 3..2...1
@tusfrases123 Hace más de 3 años
fede_corrientes dijo:Un ejemplo a seguir, si alguien rompe algo de la vía pública que lo metan 3 días en cana sin comunicación, van a ver como se aprende.

si, encima no se dan cuenta que (algunos) sus viejos pagan los impuestos
@claudio8804 Hace más de 3 años
Fíjense que muchos países "de primer mundo" (algo a lo que este país pareciera aspirar) la edad esta en 11, 12, 13, años , sin embargo acá que la delincuencia es mucho mayor esta en ¿¿¿¿ 17 ???!!!!
@dyvnep Hace más de 3 años
esta bien
@eiguer Hace más de 3 años +4
fede_corrientes dijo:Un ejemplo a seguir, si alguien rompe algo de la vía pública que lo metan 3 días en cana sin comunicación, van a ver como se aprende.


si alguien comete un crimen por mas que sea menor de edad tiene que tener una condena. no puede ser que un chico de 14 o 16 drogado o borracho mate a un padre de famila y lo dejen libre como si nada. y que los jueces y abogados garantistas dejen de sacar a los chorros libres en ves de protejer a la gente
@aceleraotematan Hace más de 3 años
mmm pero van a salir a robar mas chicos en mi barrio(en jujuy) salen criaturas de 9 a apriedar las casas, a robar, o droganrse y cuando salgo por q me patean la puerta no los puedo cagar a piña por q ya tengo 16 y me llevan en cana
@BisMck Hace más de 3 años
fede_corrientes dijo:Un ejemplo a seguir, si alguien rompe algo de la vía pública que lo metan 3 días en cana sin comunicación, van a ver como se aprende.

agree 100%
@BaldeVerde Hace más de 3 años
a mi casi me chorean el celular tres pibes de entre 14 y 16
@unforgiven888 Hace más de 3 años
fuego, y mucho
@Zorzal1234 Hace más de 3 años +3
Si no los matas de chicos los discriminas de grandes
@tydusjorge Hace más de 3 años +1
carne joven y nueva para la carcel jeje
@Fire_Master Hace más de 3 años
eiguer dijo:
fede_corrientes dijo:Un ejemplo a seguir, si alguien rompe algo de la vía pública que lo metan 3 días en cana sin comunicación, van a ver como se aprende.


si alguien comete un crimen por mas que sea menor de edad tiene que tener una condena. no puede ser que un chico de 14 o 16 drogado o borracho mate a un padre de famila y lo dejen libre como si nada. y que los jueces y abogados garantistas dejen de sacar a los chorros libres en ves de protejer a la gente

y xq un chico de 14 o 16 años esta borracho o drogado?? ese chico tiene que estar en una escuela con educacion. Y no es que los jueces y abogados no protejen a la gente.. no que hace falta aca es EDUCACION, no es ni policias ni carceles, ni jueces ni abogados..
con la educacion se resuelve este problema.
Para mi opinion, a esos chicos de 14 o 16 como bien dice eiguer no hay ni que matarlos, ni ponerlos presos ni nada de esas cosas. La soluciones es mandarlo a una escuela. La escuela es OBLIGATORIA
@agus_nqn Hace más de 3 años
garantismo
@BaldeVerde Hace más de 3 años +1
Fire_Master dijo:y xq un chico de 14 o 16 años esta borracho o drogado?? ese chico tiene que estar en una escuela con educacion. Y no es que los jueces y abogados no protejen a la gente.. no que hace falta aca es EDUCACION, no es ni policias ni carceles, ni jueces ni abogados..
con la educacion se resuelve este problema.
Para mi opinion, a esos chicos de 14 o 16 como bien dice eiguer no hay ni que matarlos, ni ponerlos presos ni nada de esas cosas. La soluciones es mandarlo a una escuela. La escuela es OBLIGATORIA


La escuela en este momento no funciona, por eso mismo están las cosas así. Conozco dos personas cercanas que trabajan en escuelas públicas, tienen pibes con mas de 40 ausencias que no pueden dejar libres, ni hablar de amonestaciones. Aparecen por el colegio solamente para que les llenen los certificados de regularidad para cobrar la asignación universal y aparecieron hace poco para recibir las netbooks. Por otra parte, no hay un día que no se agarren a piñas a la salida o caguen a piedrazos los vidrios del colegio que hace poco fue asaltado por alumnos que creían que habían llegado las netbooks.
Hay pibes que van realmente porque quieren aprender...que pasa con esos? les interrumpen la clase, joden o chorean los pibes que van para no estar en su casa al pedo por unas horas.
@eiguer Hace más de 3 años
Fire_Master dijo:
eiguer dijo:
fede_corrientes dijo:Un ejemplo a seguir, si alguien rompe algo de la vía pública que lo metan 3 días en cana sin comunicación, van a ver como se aprende.


si alguien comete un crimen por mas que sea menor de edad tiene que tener una condena. no puede ser que un chico de 14 o 16 drogado o borracho mate a un padre de famila y lo dejen libre como si nada. y que los jueces y abogados garantistas dejen de sacar a los chorros libres en ves de protejer a la gente

y xq un chico de 14 o 16 años esta borracho o drogado?? ese chico tiene que estar en una escuela con educacion. Y no es que los jueces y abogados no protejen a la gente.. no que hace falta aca es EDUCACION, no es ni policias ni carceles, ni jueces ni abogados..
con la educacion se resuelve este problema.
Para mi opinion, a esos chicos de 14 o 16 como bien dice eiguer no hay ni que matarlos, ni ponerlos presos ni nada de esas cosas. La soluciones es mandarlo a una escuela. La escuela es OBLIGATORIA



todo sabemos que esos pibes no quieren agarar un libro ni que le pongas un arma en la cabeza prefieren ganar plata facil y vivir en joda antes que trabajar y levantarse a las 7 de la mañana para trabajar y ganarse la vida como cualquier persona.. la educacion en la argentina es obligatoria hasta el secundiario y cuando estan en la escuela se escapan de el, no quieren estar en clase y si estan no permiten enseñar y no se puede poner la policia o a alguien a perseguirlos
@SantiaS Hace más de 3 años
Edad de imputabilidad
@javierelpianista Hace más de 3 años
SantiaS dijo:edad de imputabilidad de los men

Excelente comentario.
@GomezJose7 Hace más de 3 años
Los menores irán “presos” o quedarán “alojados en institutos especializados”, que es lo mismo, en nombre de la “re”habilitación y la “re”socialización. El sistema que los capta, los margina, los reprime, los oculta, va a utilizar el sistema penal para rehabilitarlos y resocializarlos... El sistema penal, no fue, es, ni será una respuesta. Al menos no una respuesta que rescate a las clases oprimidas y explotadas. Menos aun lo será para los chicos de esas mismas clases.


CLARISIMO. +10
@dexito Hace más de 1 año
Nadie logro controlar el paco. El discurso oficialista fue siempre tutelar. Ahora cuando se queman los papeles la mejor opcion es encanar. Claro otra cosa seria reconocer el fracaso contra las drogas y la "inclusion social" por ende ¿donde esta "la decada ganada"?. Que le dieron en estos 10 años a los pibes que tenian 3 y 4 hace diez años?. Como los inclu7yeron y como los protegieron del paco?. Quizas habria que preguntarle a la esposa de Alperovich (tercera en sucesin de mandato) que tiene unos conceptos muy interesantes sobre la marginalidad y la exclusion
http://www.lagaceta.com.ar/nota/489021/policiales/senadora-rojkes-alperovich-responsabilizo-padres-mercedes.html

http://www.youtube.com/watch?v=GY3jmupIdrk

http://www.contextotucuman.com/nota/110039/Alberto_Lebbos_"Lo_único_que_le_falta_decir_a_Betty_Rojkés_es_que_‘por_algo_será’_el_crimen_de_Paulina".html

http://www.perfil.com/contenidos/2012/05/03/noticia_0003.html

Es un fracaso rotundo bajar la imputabilidad. Mas alla si es bueno o malo. Algo fallo.