Ojo con Moyano

Ojo con Moyano



Reflexión

Comparto con ustedes una pequeña reflexión que surgió espontáneamente esta tarde acerca de lo que puede llegar a estar pasando en esto llamado Argentina.
Si van a comentar como corresponde a unos respetuosos seres humanos, sin importar del palo que sean, se respetarán las opiniones. El que no sepa comportarse no se que hace acá.

elecciones
Sí, ojo con Moyano...
Hace unos días escuché ciertos rumores acerca de que este Jimmy Hoffa argento puede que tenga grandes posibilidades de ser considerado un candidato fuerte a las aspiraciones que el sector oficialista K posee acerca de “perpetuar el legado del pingüino” en el sacro trono de don Bernardino, con lo que mis malcriadas neuronas se inquietaron un poco y enseguida comenzaron a elucubrar el posible cuadro de situación para las próximas elecciones presidenciales.
Personalmente no creo que sea un candidato “presentable”; razones sobran, pero objetivamente no me sorprendería en lo más mínimo, menos viniendo de un sector político que utiliza la sorpresa como una excelente estrategia. No se bien a quien quieren distraer con dichas “maniobras furtivas”, si al pueblo o a los sectores opositores (o ambos), pero algo es seguro: han asimilado demasiado bien las reglas de juego cuasi mafiosas que imperan en la política argentina desde que unos vecinos medio empapados “apretaron” (esa vez creo que para el bien de todos) a un triste funcionario real cansados más que nada a la ineptitud que dicho lacayo de la corona profesaba; eran otros tiempos...
Y no inventaron la pólvora, como muchos creen. Que es probable que la modernizaron es casi un hecho y ahí es donde podremos entender como viene la cosa.
Por eso, ojo con Moyano.

política
Históricamente en nuestro país ha permeado casi como una constante que los que cortan el bacalao son casi siempre los mismos; cambiarán algunos nombres, algunas fachadas pero en esencia los sectores más propensos al statu quo son los que han regido nuestros destinos; a veces desde el gobierno, a veces con el gobierno y últimamente en contra del gobierno. Si algo poseen como virtud es que con el tiemop aprendieron a dejar en parte el personalismo a convertirse en pequeños leviatanes. Prácticamente en los últimos cien años no han tenido grandes desafíos genuinos, salvo algún que otro roce interno, siempre a costilla del pueblo como corresponde. El único intento (y algunos dudan de que lo fue) fue el surgimiento del peronismo como expresión cabal del populismo made in Argentina que supo algutinar a actores que hasta el momento habían sido desconocidos en el gran juego llamado República Argentina. Pero lo que comenzó -ahí está la duda de muchos- como una patada al tablero terminó convirtiéndose con una religiosidad casi beata en algunos aspectos en otro agente más del “eterno milagro”. Y esto sigue hasta hoy
Y ahí hay que tener ojo con Moyano.

análisis

Argentina

No por la figura en sí, sino por que es una buena muestra de cómo funciona esta “otra mafia”.
Hay días que me causan gracia porque le encuentro muchos parecidos con las pelis de gánsgter, El Padrino, etc. Esta nueva gente que se identifican con una simple letra parece que interpretaron que el “que se vayan todos” significaba echar a los viejos corleones y reemplazar por otros. Un poco era el cambiar de amo. Y han comprendido muy bien que hay que atacar por dos frentes poderosísimos como es el transporte de los bienes del Estado, ya sean materiales (Moyano) como los inmateriales (telecomunicaciones, por ejemplo).
Aclaro por qué son los bienes del Estado, porque el mismo somos cada uno de los 40 millones de delirantes que vivimos en esta bendita tierra olvidada en el culo del mundo.
moyano
El rollo como siempre es que los nuevos “buenos muchachos” como los dinosaurios también pretenden quedarse con dichos bienes, olvidándose que todo lo que robes del Estado te lo estás robando a vos mismo, pero este es un pensamiento que lamentablemente la mayoría lo toma como utópico, irreal hasta irresponsable. Así estamos.
Ojo con Moyano
Reflexión
elecciones


política
De esta manera ambos bandos mafiosos se trenzan en serias y tragicómicas escaramuzas para ver quien es el perro que se queda con el hueso, incluso llegando a considerar destrozarlo con tal de el otro can no le propine un generoso mordisco. Hacia el interior de nuestra sociedad ocurre algo similar; por algo tenemos los gobiernos que nos merecemos.
Habrá que ver también como termina esta historieta, pero por lo visto hasta ahora han sabido desgastar muy bien las fuerzas de sus rivales.
análisis

Teniendo un toque de optimismo, y siendo burdamente hegeliano, al sector más conservador a partir del 2002/3 le surgió su propia antitesis, pero sin cambiar la esencia -ni la calaña- de los actores.
Espero colisionen en una síntesis en algo nuevo, juntando las cenizas de su propia ruina.
Quizás barrerlas sea la tarea de los que estamos cansados de este circo.
Titanes en el Ring era más creíble...



Fuente: Mi propia autoría

Argentina
moyano