epespad

La santa inquisicion.

¿Qué fue la santa Inquisición?

Este post no quiere crear polémica solo un poco de información para q se conozca como y porque. No creo que dure mucho ya que alguno lo va a denunciar

El informe es un poco largo pero vale la pena para saber porque hay quien cree y quienes no creen (o sea los herejes como Yo).-


Este informe es viejo pero es uno de los mejore q he leído:
La santa inquisicion.

Como se ve en la trama policial de El nombre de la rosa, de Umberto Eco, la Biblioteca del Vaticano esconde los mayores secretos del mundo. Cada tanto, sus puertas cerradas bajo siete llaves se abren y una elite de teólogos y expertos analizan los documentos archivados desde que San Pedro puso en Roma la piedra fundamental de la Iglesia Católica; única institución que sobrevivió a casi veinte siglos de historia de Occidente.

La tarea es tan gigantesca y tantos los bienes celestiales y terrenales a cuidar, que los dictámenes vienen demorados algunos siglos. Hace unas semanas el Vaticano presentó un libro, La Inquisición, con las ponencias de un simposio celebrado en 1998, advirtiendo que, como todavía no habían terminado de ver todo, proseguirían las investigaciones sobre los libros prohibidos que en 1559 el Santo Oficio retiró de la Biblioteca Vaticana. Con las conclusiones del simposio en sus manos, el papa Juan Pablo II tuvo oportunidad de volver a pedir perdón por "los errores cometidos en el servicio a la verdad recurriendo a métodos no evangélicos", aunque afirmó que su acto de contricción no se extendía a "ciertas imágenes difundidas en la opinión pública, con más mito que realidad". Y para desvirtuar lo que consideró "exageraciones" y "lugares comunes" que alteraron la supuesta verdad histórica, la Santa Sede, a través de su experto Agostino Borromeo, dio cifras espeluznantes: los procesados por herejía o brujería quemados vivos en los autos de fe fueron 50.000, "la mayor parte condenados por tribunales civiles". Señaló que en España, donde funcionaban los tribunales de fama más siniestra, entre 1540 y 1700, la época más intensa, se realizaron 44.674 juicios inquisitoriales, de los que 800 (sólo el 1,8%), terminaron con la ejecución del reo. ¿Qué fue entonces el Santo Oficio o Tribunal de la Santa Inquisición, que surgió en el siglo XIII para combatir herejías, se extendió por toda Europa llegando a América a través del imperio español y fue abolido formalmente el 10 de junio de 1820?

El Santo Oficio comenzó en el siglo XIII, en plena Edad Media, un mundo con hambrunas enormes, sacudido por profesías apocalípticas y convulsionado por las luchas políticas, religiosas y de fronteras que defendían los enormes bienes terrenales de la Iglesia Católica, de las monarquías y de una incipiente burguesía de señores feudales enriquecidos justamente por su condición de soldados. En ese mundo donde siempre se podía ser tentado para un pacto con el Diablo, tanto el poder secular como el religioso consideraban diabólicos a todos los disidentes en ideas políticas y concepciones religiosas que el Cristianismo no había logrado sofocar, ni siquiera con las armas de los Cruzados.


Herejes y brujas

Poco a poco, toda la disidencia de la época fue englobándose bajo el nombre de herejía que, literalmente, significa selección. Porque el mayor pecado en el siglo XII era seleccionar y descartar algunos de los principios que integraban el conjunto de la fe católica, considerada una verdad indiscutida y la única garantía de la supervivencia no sólo de la misma Iglesia, sino también del Estado, del orden público y de las autoridades constituidas. Aunque la Iglesia prefería referirse a la necesidad de custodiar la moral y las buenas costumbres, y defender las almas de los creyentes del peligro que significaban los herejes para su salvación.

¿Qué decir de la caza de brujas?

Las hogueras ardían calcinando los cuerpos femeninos, mientras el público medieval miraba con alivio y terror el incendio que garantizaba el triunfo del Bien sobre el Mal. Eran mujeres a las que se acusaba de pactar con el Diablo y de mantener relaciones carnales con él, de comerse a los niños, de protagonizar orgías (aquelarres) y de proceder como sanadoras, es decir, curar a la gente con yerbas que sólo ellas conocían. ¿Cuántas viejas matronas fueron quemadas por brujas?

Los expertos del Vaticano acaban de difundir algunas cifras para demostrar que la quema de brujas fue mucho más frecuente en los países protestantes: si en Italia, sobre 13 millones de habitantes, terminaron en la pira 1.000 mujeres; y en Francia, con 20 millones, sólo hubo 4.000 mujeres quemadas; en la Alemania de los protestantes, con 16 millones de habitantes, murieron en la hoguera 25.000 brujas. Es que los protestantes -que junto con la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa son una de las tres confesiones del Cristianismo- también tuvieron su propia Inquisición, con los mismos métodos que el Santo Oficio. Es un error concebir la persecución de los herejes como algo impuesto por la Iglesia al estado laico, que la miraría con repugnancia e indiferencia. No fue así. La Inquisición fue un tribunal mixto, del Estado y de la Iglesia, que se ocupaba de juzgar los delitos relacionados con la Fe y la moral y las buenas costumbres, englobados bajo el nombre de herejía. Y, como buena sociedad mixta, repartieron las tareas: los religiosos se ocupaban de inquirir, investigar y dictaminar la magnitud del pecado y los tribunales civiles aplicaban los códigos para las penas merecidas. No podía haber sido de otra forma, porque la participación de la Iglesia era crucial a la hora de determinar si la herejía se debía a un error, producto de la ignorancia o si escondía aviesos motivos, porque aportaba el conocimiento técnico necesario. Por eso la búsqueda y el enjuiciamiento de los herejes fue, en un principio, competencia de los obispos.

Pronto se vio que el obispo no podría con su tarea. Porque sólo alcanzaba a su diócesis y por tanto, era muy limitado como para hacer frente a un problema internacional. Y porque no tendría tiempo para realizarla. En una bula de abril de 1233, el papa Gregorio IX fundamenta la necesidad de crear un cuerpo especial en el hecho de que los obispos están "oprimidos por un torbellino de vigilancias" y por unas "inquietudes abrumadoras" y afirma que, por tanto, ha decidido enviar a los frailes dominicos y a los franciscanos para que libren la batalla contra los herejes de Francia. Esta carta, que se considera el origen fundacional de la Santa Inquisición, introduce en la escena a los dominicos, una orden idónea para la tarea porque estaban libres de lazos monásticos o parroquiales, porque tenían elevados y aún inmaculados ideales de veneración hacia el espíritu de sus fundadores, celo misionero y grandes dotes intelectuales, especialmente entre sus predicadores.

De acuerdo con lo dispuesto por el Papa, los frailes, como expertos, colaborarían con los obispos en la investigación y enjuiciamiento de casos de perversión herética. Y en principio, su autoridad se consideró como coordinada con la de los obispos, pero antes de que pasara mucho tiempo, los obispos fueron relegados a un segundo plano, a pesar de las protestas contra la usurpación de poderes. De hecho, en los nuevos tribunales de la Inquisición, la figura central no era la del obispo sino la del fraile inquisidor. Si algo faltaba para terminar de delinear la cara siniestra de la Inquisición fue la bula Ad extirpanda, del papa Inocencio IV que en 1252 justificó la tortura para "aportar a la luz la verdad".

Así el Santo Oficio fue conocido como la Santa Inquisición porque el inquisidor era el personaje más importante en la caza de herejes. Además de actuar como juez, fuera de las paredes del tribunal actuaba como investigador, de modo tal que él y sus auxiliares también tenían a su cargo la función policial de llevar a los tribunales al delincuente que luego iba a ser juzgado. Los rasgos del método inquisitorial -que recuerdan los procedimientos de los grupos de tarea de la dictadura militar de Argentina entre 1976 y 1984- chocan con las más elementales concepciones modernas de justicia y equidad.

Todo el peso de la prueba recaía sobre el acusado quien, al mismo tiempo, estaba privado de medios para defenderse con eficacia. La atmósfera llena de secreto, la prohibición de todo contacto entre el procesado y sus familiares y amigos; la supresión de los nombres de los testigos; la ausencia de un defensor probo y de oportunidad para las repreguntas; la tortura y la lentitud agotadora del proceso, se combinaban para que el acusado no pudiera demostrar su inocencia. La detención podía caer como un rayo. Podía tener lugar a medianoche, despertando al acusado y conduciéndolo a la prisión secreta de la Inquisición en un estado de confusión y aturdimiento. En ningún caso el detenido sabía el delito preciso que se le imputaba ni quiénes eran sus delatores. Se apropiaban de todos sus documentos y, si el delito imputado era grave, se le confiscaban inmediatamente sus bienes en vista de que, en caso de condena -cosa que podía ocurrir después de meses y aún años, si es que ocurría-, le serían confiscados.

Después de pasar la noche solo en un calabozo, se lo conducía a la Cámara de torturas, donde aparecía la horrible figura enmascarada del ejecutor, se le rogaba que se salvase confesando voluntariamente. Si se rehusaba o manifestaba no saber nada, se lo desnudaba dejándole sólo unos calzones y se le volvía a pedir que confesara. Si el acusado se rehusaba, comenzaba la tortura. Además del ejecutor y los frailes especializados en herejía, un notario tomaba nota meticulosa, no sólo de lo que la víctima confesaba sino de sus gritos, llantos, lamentaciones, interjecciones entrecortadas y voces pidiendo misericordia. De ahí que los especialistas aseguran que lo más impresionante de la literatura de la Inquisición no son los relatos de las víctimas acerca de sus sufrimientos, sino los sobrios informes de los funcionarios de los tribunales que angustian y horrorizan precisamente porque no pretenden conmover.

A la ferocidad de sus métodos de tortura se debe la fama de la Inquisición Española, que surgió mucho más tardíamente, en 1478, cuando fue creada por el papa Sixto IV, a pedido de los reyes católicos, Isabel y Fernando que pretendían unificar la península bajo la Fe religiosa, disgregada en comunidades dispersas que, a fuerza de una convivencia de siglos, se había integrado con judíos y musulmanes.

Los inquisidores podían ser nombrados directamente por los reyes católicos, y fue Tomás de Torquemada quien pasó a la historia porque se lo asoció con las matanzas y consiguió la expulsión de los moros de España. De hecho, la Inquisición Española fue el resultado de tres factores: 1) la determinación de lograr la uniformidad religiosa, a pesar de su gran población judía y musulmana; 2) el fracaso de políticas de conversión forzada que impedía saber a ciencia cierta los sentimientos de los marranos; y 3) el miedo a que las medidas incompletas hicieran que los falsos pervirtieran a los auténticos cristianos.

Se expandió, bajo la forma del terror, por toda España y de allí a sus colonias donde tuvo modalidades particulares. La más importante fue la exclusión de los indígenas de la revisión porque, como recién estaban siendo instruidos en la Fe, no podían comprender dogmas y herejías.


Por América

En el Virreinato del Perú -los actuales Perú, Bolivia, Chile, Argentina y Uruguay y Paraguay-, la Inquisición, creada por el rey Felipe II, entró en funcionamiento en 1570 y fue abolida recién en 1820, con la independencia de España. En sus dos siglos y medio de vida sentenció a alrededor de 1.474 personas, aunque sólo 32 recibieron la pena de muerte: la mitad de ellos quemados vivos y el resto condenados al garrote. De los condenados a muerte, 23 lo fueron por judaizantes, 6 por luteranos y 2 por sustentar y difundir públicamente herejías. En México la Inquisición se estableció en 1571 para pesquisar bigamia, blasfemia, seducción y superstición y terminó fusilando, por ejemplo, a dos líderes de la Guerra de la Independencia, de 1808, como fueron los párrocos Hidalgo y Morelos. En el Virreinato de Nueva Granada (Venezuela y Colombia), la sede del Tribunal se radicó definitivamente en Cartagena en 1610.

La gran mayoría de los delitos denunciados en los tribunales de Lima y Cartagena procedían, en su mayoría, de la exigua población europea y hasta que tuvo lugar la inmigración de judíos portugueses, los herejes no fueron numerosos. Si algo define la brutalidad de la Inquisición Española en la metrópoli y en sus colonias es la palabra marrano.

Así la define Marcos Aguinis en su novela La gesta del marrano: "Es una calificación injuriosa aplicada por el populacho a judíos y musulmanes convertidos al cristianismo y que mantenían lazos con su antigua fe. Marrano es el puerco joven que recién deja de mamar. Evoca la inmundicia y la sordidez (...) Limpio era el que no tenía sangre judía ni mora, aunque fuese delincuente vil y lleno de pecados. Sucio, perro y -sobre todo marrano- quien tenía en sus venas sangre abyecta..."

Lo que sigue ilustra lo que dije al principio

El padre Guillermo Marcó, director de prensa del Arzobispado de Buenos Aires ilustra la dimensión del problema en una sola frase: el enorme peligro de que la fe se convierta en razón de Estado.

"Un juicio objetivo no puede negar que fue un capítulo oscuro de la Iglesia Católica, pero es importante analizarlo en el contexto histórico en que sucedió: una Europa amenazada con los lugares santos en manos de los infieles. Pero pensemos que hoy, cuando hablamos de derechos humanos y hay otros valores, también se puede caer en eso. Como ciertas personas en el Islam, que matan en nombre de Alá, o como el primer ministro israelí, Ariel Sharon quien, al colocar la fe como razón de Estado, justifica la muerte selectiva."

Fuente: http://www.clarin.com/diario/2004/07/04/sociedad/s-788573.htm
god


Lo que sigue no es un texto necesariamente ateo. La complicidad de la Iglesia Católica Argentina con las dictaduras de este país no prueban la no existencia de Dios, pero hacen algo mucho más importante. Son una muestra viva de a que nos exponemos cuando aceptamos una afirmación simplemente por venir de determinada autoridad.
Las frases siguientes fueron expresadas por señores de una institución que pretende ser una guía moral, enseñándonos como debemos convivir en pareja, como tener sexo, como morir, como llevar a delante un embarazo, que películas ver y cuales no, etc. Hacerles caso hoy sin debatir con argumentos racionales es tan peligroso como haber aceptado en aquel momento estas afirmaciones simplemente por venir de ellos.
Tampoco este texto intenta insinuar que toda la iglesia tuvo la misma nefasta actitud. Y vaya de paso un recuerdo a aquellos que supieron separarse de sus cúpulas, pagando incluso con la vida su defensa de los Derechos Humanos.

23-9-75 - Mons. Victorio Bonamín (Vicario General del Ejército)
Homilía ante el Ejército.
“¿No querrá Cristo que algún día las FF.AA. estén más allá de su función? El Ejército está expiando la impureza de nuestro país… los militares han sido purificados en el Jordán de la sangre para ponerse al frente de todo el país…”

29-12-75 - Mons. Tortolo (Pte. C. E. A. Vicario FF.AA.)
Almuerzo en el Plaza Hotel ante la Cámara Argentina de Anunciantes.
“… se avecina un proceso de purificación… “

5-1-76 - Mons. Bonamín
Homilía Iglesia Stella Maris.
“La Patria rescató en Tucumán su grandeza mancillada en otros ambientes, renegada en muchos sitiales, y la grandeza se salvó en Tucumán por el Ejército Argentino. Estaba escrito, estaba en los planes de Dios que la Argentina no podía perder su grandeza y la salvó su natural custodio: el Ejército…”

24-3-76 - Mons. Tortolo
Declaraciones luego de entrevistarse con el General Videla y el Almirante Massera
“… si bien la Iglesia tiene una misión específica, hay circunstancias en las cuales no puede dejar de participar así cuando se trate de problemas que hacen al orden específico del Estado…”

10-4-76 - Cnel. Juan Bautista Sassiain
“… el Ejército valora al hombre como tal porque el Ejército es cristiano…”

11-5-76 - Mons. Bonamín (bendición de las armas)
Acto de ascenso a generales de brigada de Arturo Corbetta, Rodolfo Reinoso y Juan Bautista Sassiain, en presencia del Gral. Videla
” Señor Dios de los ejércitos en cuyas manos está el destino de los pueblos: escucha la oración que te dirigimos implorando Tú bendición sobre estos sables y estas insignias y, en especial, sobre los nuevos generales del Ejército que las reciben como signo de la función y el poder que hoy asumen. Saben que su vida de soldado en cumplimiento de sus funciones específicas no está ni debe estar separada de Tu Santa Religión. Estos hombres comparten la misma fe de Tu Iglesia y la quieren vivir a través de la actividad y el servicio propio de la vocación militar que les enseñaste. Como soldados del Evangelio están dispuestos a sacrificarse dando la vida por los hermanos a ejemplo de Cristo, están de parte de la justicia y de la paz, comprometidos por Tu gracia y Tu fuerza a restablecer la armonía del amor, esa armonía quebrantada en nuestro suelo patrio por quienes, según lamentaba el salmista, gritan ‘guerra’ cuando todos decimos ‘paz’…”

15-5-76 - Documento de ta Conferencia Episcopal Argentina
“… hay que recordar que sería fácil errar con buena voluntad entre el bien común si se pretendiera que los organismos de seguridad actuaran con pureza química de tiempos de paz, mientras corre sangre cada día, que se arreglaran desórdenes, cuya profundidad todos conocemos, sin aceptar los cortes drásticos que la situación exige; o no aceptar el sacrificio, en aras del bien común, de aquella cuota de libertad que la coyuntura pide, o que se buscara con pretendidas razones evangélicas implantar soluciones marxistas…”

17-6-76 - Mons. Pío Laghi (Nuncio Papal)
“… Hay una coincidencia muy singular y alentadora entre lo que dice el Gral. Videla de ganar la paz y el deseo del Santo Padre para que la Argentina viva y gane la paz…”

27-6-76 - Mons. Pío Laghi (Nuncio Papal)
Declaraciones en Tucumán.
“… el país tiene una ideología tradicional y cuando alguien pretende imponer otro ideario diferente y extraño, la nación reacciona como un organismo con anticuerpos frente a los gérmenes, generándose así la violencia… en este caso habrá de respetarse el derecho hasta donde se pueda…”
“… los valores cristianos están amenazados por la agresión de una ideología que es rechazada por el pueblo. Por eso cada uno tiene su cuota de responsabilidad, la Iglesia y las FF.AA.; la primera está insertada en el Proceso y acompaña a la segunda, no solamente con sus oraciones, sino con acciones en defensa y promoción de los derechos humanos y la patria…”

25-4-76 - Mons. Tortolo
“… ruego a Dios que infunda a los integrantes del Arrna de Caballería pasión por el bien y odio por el mal… “

7-7-76 - La Comisión Ejecutiva de la C.E.A. (Primatesta, Aramburu, Zaspe) en carta a la Junta por el asesinato de los palotinos.
“… sabemos que la palabra del ministro de Interior y la presencia en las exequias del Sr. ministro de Relaciones Exteriores y Culto y de altos jefes militares, como el gobierno de las FF.AA. participa de nuestro dolor y, nos atreveríamos a decir, de nuestro estupor”.

9-9-76 - Mons. Olimpo Maresma (Mendoza)
Acto por el 65 Aniversario de la coronación pontificia de la Virgen del Carmen de Cuyo.
“… el enemigo vive en nuestro interior y lo que es más grave, está alojado en el interior de muchos argentinos. Por eso nuestro trabajo debe ser total: debe abarcar el cuerpo y el espíritu… estamos en una guerra casi civil que no hemos declarado y que nos han declarado…”

5-10-76 - Mons. Aramburu - Cardenal (Pte. C.E.A. Arzobispo de Bs. As)
“… hay que defenderse tanto contra la violencia de los enemigos del orden y del país, como de la impaciencia y presión de otras fuerzas o factores de influencia…”

10-10-76 - Mons. Bonamín (En Tucumán, junto al Gral. Bussi)
“… La Providencia puso a disposición del Ejército el deber de gobernar, desde la presidencia hasta la intervención de un sindicato…”

14-10-76 - Mons. Tortolo (declaraciones)
“… yo no conozco, no tengo pruebas fehacientes que los derechos humanos sean conculcados en nuestro país. Lo oigo, lo escucho, hay voces, pero no me consta …”

17-10-76 - Mons. Tortolo
Palabras de clausura de la “Semana de religión y moral”, donde se otorgaron premios a la “virtud militar”.
“… soldados, hay dos altemativas: ser fieles o traidores a Dios y a la Patria. Los paños tibios o los medios términos no corren en esta hora del mundo…”

29-10-76 - Mons. Tortolo
Declaraciones.
“… hay gente católica que ha recibido la confirmación, que se alza contra la Nación argentina, destruyéndola. Cuando quienes la defienden reaccionan contra esa actitud destructiva, dicen que ellos son los perseguidos, tergiversan el espíritu y la mentalidad de Cristo…. Dios habita el alma del soldado que va con Cristo y por Cristo a cumplir con su deber, rechazando a quienes se alzan contra el país…”

12-11-76 - Mons. Antonio J. Plaza (La Plata)
Acto junto al Gral. Camps donde se lo nombra capellán de la Policía de la Prov. de Bs. As.
“… la Iglesia brindará fortaleza espiritual a los integrantes de los cuadros policiales y a sus familias para templarlos ante la adversidad…”

12-76 - Carta de Navidad de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) al General Videla
“… con motivo de las próximas fiestas navideñas y para expresar nuestros férvidos y cordiales votos de una feliásima Navidad… unidos pues a su Excelencia y a quienes le acompañan en la dura y riesgosa tarea de servir a la patria aun a costa de la propia vida, esta Comisión Permanente saluda a su Excelencia con la más distinguida consideración y la promesa de humildes y diarias oraciones al Señor..”

1977 - Mons Tortolo
Declaraciones.
“… La Iglesia piensa que el gobierno de las FF.M. es una exigencia de la coyuntura. Por lo tanto se tiene la convicción de que las FF.AA., aceptando la responsabilidad tan grave y seria de esta hora, cumplen con su deber…”

13-3-77 - Alm. Emilio E. Massera
Declaraciones a la revista “Familia Cristiana” reproducidas por “Clarín”.
“Nosotros cuando actuamos como poder político seguimos siendo católicos… todos obramos a partir del amor, que es el sustento de nuestra religión, no tenemos problemas y nuestras relaciones son óptimas, tal como corresponde a cristianos…”

17-3-77 - Carta de la Conferencia Episcopal Argentina a la Junta Militar
“Vuestras Excelencias… conocen y han valorado nuestra actitud, desde su papel de gobernantes y de cristianos convencidos. Por eso mismo es que sin temor al riesgo de ser mal interpretados queremos hoy transmitirles las inquietudes que de todas partes nos llegan desde hace tiempo…”

4-77 - Anexo S de la Directiva Mayor del Ejército 504/77 (Documento Secreto DS-77- Comando del Ejército, firmado por el Gral. Roberto Viola)
“… si bien no hay una activa participación de la Iglesia, la misma se manifiesta mediante la comprensión y aceptación de los principios básicos enunciados…”

5-77 - Mons. Plaza
Discurso.
“Los malos argentinos que salen del país se organizan desde el exterior contra la patria, apoyados por fuerzas oscuras difunden noticias y realizan desde afuera campañas en combinación con quienes trabajan en la sombra dentro de nuestro territorio. Roguemos por el feliz resultado de la ardua tarea de quienes espiritualmente y temporalmente nos gobiernan. Seamos hijos de una Nación en la cual la Iglesia goza de un respeto desconocido en todos los países condenadamente marxistas…”

5-77 - Mons. Ildefonso SansSerra (San Juan)
Por iniciativa del presidente Videla, la C. E. A recibió a los generales Viola jefe de Estado Mayor del Ejército, Jáuregui y Martínez (responsables de los servicios de inteligencia). Al finalizar la reunión Monseñor informó a la prensa.
“… los señores militares nos informaron con amplitud sobre la situación actual del país en el marco de la actividad defensiva y ofensiva contra la guerrilla subversiva que se nos ha impuesto desde adentro y afuera de nuestro territorio… al término de la exposición de los generales hubo un intercambio de ideas en un clima verdaderamente cristiano y patriótico…”

20-11-77 - Mons. Bonamín
Declaraciones.
“… si pudiera hablar con el gobierno le diría que debemos permanecer firmes en las posiciones que estamos tomando: hay que desestimar las denuncias extranjeras sobre desapariciones…”

3-12-77 - Mons. Bonamín
Declaraciones en Santa Fe.
“… la mejor defensa es el ataque, en lugar de la paciencia y la tolerancia…”

6-12-77 - Mons. Bonamín
Conferencia en la Universidad Nacional del Litoral.
“La lucha antiguerrillera es una lucha por la República Argentina, por su integridad, pero también por sus altares… esta lucha es una lucha en defensa de la moral, de la dignidad del hombre, es una lucha en defensa de Dios… por ello pido la protección divina en esta guerra sucia en que estamos empeñados…”

31-1-78 - Mons. Sansierra
Declaraciones.
“… yo voy a la cárcel y me dejan salir siempre. Nunca me quedo adentro…”

26-5-78 - Mons. Rómulo García (Mar del Plata)
“… las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos son campañas improvisadas y organizadas por quienes niegan la libertad…”

5-70 - Documento Secreto -DS 79 -Comando del Ejército-firmado por el Gral Cristino Nicolaides.
” la Iglesia es una fuerza amiga que continua aceptando los principios básicos enunciados por el Proceso de Reorganización Nacional…”

7-8-79 - Mons. Sansierra
Declaraciones a propósito de la llegada de la Comisión Interamericana de Derechos Humano de la OEA
“… la CIDH tiene intención política… debemos defender nuestra soberanía y si la comisión excede sus funciones, el gobierno, haciendo uso de sus facultades soberanas, debe dar por terminada su misión… los derechos humanos son suspendidos en tiempos de guerra…”

11-9-79 - Mons. Octavio N Densi (Obispo auxiliar La Plata. Rector Universidad Católica Argentina)
“… la CIDH no debería haber venido, el gobierno con gran generosidad la ha aceptado… una comisión extranjera no debería venir a tomarnos examen… pero, en fin, ya que han venido pido a Dios que sean objetivos y no se dejen influenciar por aquella gente que ha creado este problema en la Argentina: las familias de aquellos guerrilleros que mataron, secuestraron y robaron…”
“… la Argentina es uno de los países donde hay más tranquilidad y donde los derechos humanos están más respetados. No veo que en este momento en la Argentina se encarcele, se mate, se atropellen los derechos humanos… “

13-9-79 - Mons. Guillermo Bolaffl (Rosario)
“… cada país debe regular los derechos humanos, no deben ser los extranjeros (la CIDH) los que nos vengan a indicar lo que tenemos que hacer…”

2- 79 - Mons. Parodio (destinado en el Vaticano, de visita en Mar del Plata)
Declaraciones.
“… ahora se comprende mejor a la Argentina… en Europa hay quienes siempre buscan lo negativo… aquí el rostro de la Argentina se ve más positivamente…”

24-12-79 - Declaración de la CEA (Conferencia Episcopal Argentina)
” Desaparecidos: si bien es cierto que el gobierno nacional ha aclarado y publicado la situación de muchos y que la ley 22068 regula la ausencia con presunción de fallecimiento, intentando así resolver algunos problemas jurídicospatrimoniales, sin embargo todavía subsiste el problema de personas desaparecidas, sea por la subversión o por la represión o también por libre determinación…”

12-79 - Mons. Antonio Quarradno (Avellaneda, futuro presidente CEA y cardenal de Bs. As)
“… en una situación de guerra, los argumentos y los límites éticos entran en un cono de sombra y oscuridad…”

3 - 81 - Mons. Bonamín (Casa Rosada, junto a Videla)
“… los miembros de la Junta Militar serán glorificados por las generaciones futuras…”

4-82 - Mons. Miguel Medina (vicario General de las FF.AA.)
Declaraciones.
“… Algunas veces la represión física es necesaria, es obligatoria y como tal, lícita…”

11-8-82 - Mons. Medina
Declaraciones.
“… es un honor para la Argentina tener la calidad de estas FF.AA….”

19-11-82 - Mons. Juan Carlos Aramburu (arzobispo de Bs. As. -cardenal)
Declaraciones a “Il Messagero” de Roma.
“… en Argentina no hay fosas comunes y a cada cadáver le corresponde un ataúd. Todo se registró regularmente en los correspondientes libros…”
“… ¿Desaparecidos? No hay que confundir las cosas. Usted sabe que hay desaparecidos que viven tranquilamente en Europa…”

22-12-82 - Gral. Cristino Nicolaides
Discurso de despedida ante el pase a retiro de Mons. Bonamín.
“… Cuadros y tropas lo recibían sedientos de su prédica, sustento imprescindible para afrontar los esfuerzos y superar las incomprensiones… su consejo aseguraba definitivamente el buen rumbo de la espada… es un auténtico soldado de Cristo y de la Patria…”

12-4-83 - Mons Quarradno
Declaraciones.
“… es necesaria una ley que yo llamo de olvido, porque sino, no le veo solución. Si no es así, se envenenará más la sociedad argentina…”

15-4-83 - Mons. Quarradno
Declaraciones.
“… no hay que dejarse engañar, hay supuestos desaparecidos que están fuera del país…. hay gente que no figura en las listas, que están en otros lugares de América Latina indocumentados y pasan para mucha gente como si fueran desaparecidos… si son indocumentados y están fuera del país, por algo será, pero me consta que los hay..”

2-5-83 - Mons. Quarradno
Declaraciones ante la ley de autoamnistia.
“… es valiente y está bien hecha… las protestas individuales de algunos obispos argentinos sobre el contenido del documento son individuales y en consecuencia no pueden ser tomadas en cuenta como la opinión de la CEA…”

23-1-84 - Mons. Carlos Mariano Pérez (Salta)
“… hay que erradicar a las Madres de Plaza de Mayo y a los organismos de derechos humanos que pertenecen a una organización internacional, lo mismo hay que terminar con la exhumación de cadáveres NN que es una infamia para la sociedad…”
30-7-84 - P. Christian Von Wernich (capellán de la Policía de Bs. As, actual párroco en Bragado) Declaraciones a la revista “Siete Días”.
“… que me digan que Camps torturó a un negrito que nadie conoce, vaya y pase, pero cómo iba a torturar a Jacobo Timerman, un periodista sobre el cual hubo una constante y decisiva presión mundial… que si no fuera por eso!…”

21-5-85 - Mons. Plaza
Declaraciones sobre el juicio a los excomandantes.
“… es una revancha de la subversión y una porquería. Se trata de un Nuremberg al revés, en el cual los criminales están juzgando a los que vencieron al terrorismo…”
5-7-86 - Misa de FAMUS, en Córdoba.
“… los seudohéroes que encarnan la revolución francesa en nuestra patria desintegran la tradición hispanoamericana; la trilogía francesa de igualdad, libertad, fraternidad es totalmente subversiva…”

2-8-86 - P. Manuel Beltrán
Misa de FAMUS.
“… con la democracia llegó el destape anticlerical, el auge de la droga, la delincuencia y la pornografía…”

23-10-91 - Crónica de “La Nación”
“Todos se sintieron llamados por el Papa. Festejo en la Nunciatura.”
“El presidente Menem y el nuncio apostólico Ubaldo Calabresi brindaron con champaña por los trece años del papado de Karol Wojtyla. A cincuenta metros del sillón Luis XV en el que hablaban los dos, los ex preisdentes Videla y Viola mantenían un diálogo junto a los ventanales de la Nunciatura. En el mismo salón conversaban Leopoldo Galtieri, Basilio Lami Dozo y Emilio Massera. La senadora Saadi conversaba con el obispo Jorge Casaretto y después con Gerardo Sofovich…”

7-3-95 - Mons. Emilio Bianchi di Cárcano - Vicepresidente CEA
Declaraciones.
“… si algún capellán aprobó la desaparición física de personas o sostuvo que la Iglesia la apoyaba, pecó gravemente…”

8-3-95 - Declaración de la CEA
“… si algún miembro de la Iglesia hubiera avalado con su recomendación o alguno de esos hechos, habría actuado bajo su responsabilidad personal, errando o pecando gravemente contra Dios, la humanidad y su conciencia…”

25-4-95 - Mons. Carmelo Giaquinta (Resistencia)
“Cuando ni una mosca se movía en la Argentina y los partidos políticos estaban todos silenciados, la Iglesia tuvo documentos vehementes… aunque faltaron gestos concretos que acompañaran esas palabras…”

27-4-95 - Mons. Pío Laghi
Declaraciones desde EE.UU.
¿Cómo iba a suponer que estaba tratando con monstruos, capaces de arrojar personas desde los aviones y otras atrocidades semejantes? Se me acusa de delitos espantosos por omisión de ayuda y de denuncia cuando mi único pecado era la ignorancia de lo que realmente sucedía…”
“…Cuando la muerte del obispo Angelelli, le hablé al general Suárez Mason pidiendo un avión para ir a La Rioja, diciéndole que quería saber la verdad, si eran ellos los que lo habían matado. Me dijo que no, que era un accidente y lo mismo me repitió el cardenal Primatesta, que fue conmigo a La Rioja…”

2-5-95 - Mons. Edgardo Storni (Sante Fe)
Declaraciones.
“… La Iglesia no necesita hacer ningún exámen de conciencia, y mucho menos pedir perdón a la sociedad argentina…”


Digitalizado y editado por el Equipo Nizkor en Madrid a 20 de julio de 1997, del folleto editado en Buenos Aires en 1996 y titulado “La Iglesia cómplice y la Iglesia del Pueblo” por organismos de Derechos Humanos.Documento

Fuente: http://ateomilitante.com.ar/?p=71
vas a cobrar

5 razones para saber lo que es la santa iglesia:

1-El vaticano es el conglomerado inmobiliario más grande del mundo.
2-la iglesia refuta la ciencia (ya lo dijo Benedicto) o sea si no fuera por su santa inquisición hoy por hoy estaríamos décadas adelantados.
3-la iglesia solo saco a la luz los evangelios q a esta le conviene y oculta bajo siete llaves los que realmente dicen la verdad.
4-la iglesia promueve terminar con el hambre: si claro entonces porque no subastan todas la riquezas materiales q esta tiene?, y acá volvemos al punto 3, a caso Dios mando a su hijo a morir por ellos para que la iglesia se llene los bolsillos?
5-tal vez sea el punto por el cual me borren el post. Así que no lo pongo.

2 comentarios - La santa inquisicion.

Euskadi -2
Este tipo de post solamente sirve para polemizar y ofender.

¿Qué nuevo aporte trae?

Ya todos conocemos estos hechos…

Por tal motivo me parece que si más del 50% de la población argentina adhiere a este credo, un post así generara si ó si discusión y conflicto.



Por otro lado

La iglesia Católica Apostólica Romana – y aclaro que quien te escribe esta excomulgado – es uno de los credos más TOLERANTES, aunque te suene disparatado.



Trata de levantar un post sobre Alá y su profeta Mahoma, ofende al Islam de la misma manera y verás en el lío que te metes.

Hace lo mismo con la religión Judía y verás cuanto dura tu post…



Esto que te escribo en nada le empaña a lo verdadero de tus denuncias, son ciertas del principio al final. Pero son recortadas y mostradas en verdades secuenciales, descontextualizadas del hecho social que se vivía en cada momento histórico, al descontextualizar los acontecimientos estas juzgando con la lupa de la contemporaneidad, y cuando ellos ocurrieron era muy normal cortar miembros por nimiedades.



En cuanto a las 5 razones:

El punto 4 es un mito popular, todas las Iglesias de cualquier credo para sostenerse requieren de un caudal cotidiano de dinero enorme, además, muchos monasterios en silencio, han conservado por medio de sus restauradores la cultura occidental.

Cuando observas entre los iconos de la Iglesia el arca con la cruz, se refiere a que: al igual que Noe, rescataron todos los valores culturales del mundo grecolatino. Toda esta obra cultural gigantesca que hoy te resulta tan cotidiana se la debemos a esta gente.
Albertino
La gente puede cambiar, es necesario reconciliarse, hay que saber perdonar, etc.



Pero antes los culpables deben pasar por la justicia, hacerse cargo de sus crímenes y arrepentirse de haberlos cometido, un pequeño detalle que suele olvidarse cuando se profieren las frases citadas mas arriba. Buen post, saludos.
Los comentarios se encuentran cerrados