No vengo a hacer un post sobre el estigma comunmente reconocido por la gente como marcas paranormales. En su escencia, el estigma es más que una marca física.

En 1963 el sociólogo estadounidense Erving Goffman publicó "Estigma. La identidad deteriorada". En esta obra, él analizaba la identidad social de los estigmatizados y los problemas que debían afrontar.

Estigma. La identidad deteriorada es un estudio donde Goffman desmenuza la condición de individuos social e históricamente marcados por el estigma social y los mecanismos de aceptación y exclusión a los que están sometidos

Sobre Goffman, Erving:


link: http://www.youtube.com/watch?v=dxPu6axeq2E



El espíritu de la obra queda contundentemente plasmado en el siguiente epigrafe:

"Tengo dieciséis años y estoy desorientada; le agradecería que me aconsejara. Cuando pequeña estaba acostumbrada a que los chicos que vivían en la cuadra se burlaran de mí y no era tan terrible, pero ahora me gustaría tener amigos con quienes salir los sábados a la noche como las demás chicas, pero ningún muchacho me va a invitar, porque aunque bailo muy bien, tengo una linda figura y mi padre me compra lindos vestidos, nací sin nariz.

Me siento y me observo todo el día y lloro. Tengo un gran agujero en medio de la cara que asusta a la gente y también a mí; por eso no puedo culpar a los muchachos de que no quieran invitarme a salir con ellos. Mi madre me quiere pero se pone a llorar desconsoladamente cuando me mira. ¿Qué hice yo para merecer esta terrible desgracia? Aunque hubiera hecho algo malo, nada malo hice antes de cumplir un año, y sin embargo nací así. Le pregunté a mí papá me dijo que no sabía; pero tal vez algo hice en el otro mundo antes de nacer, o quizá me castigaron por sus pecados. Eso no lo puedo creer porque él es un hombre muy bueno. ¿Debo suicidarme? "


Estigma social [Discriminación]


Una breve reseña escrita por mi:

El estigma hace referencia a características descalificadoras sobre un individuo.
Para Goffman, hay varios tipos de estigma: los defectos corporales, defectos del carácter y estigmas de carácter más étnico.
Las características con las que dotamos la descripción de un individuo, subjetivamente, construyen su identidad social virtual, independientemente de aquellas que realmente le pertenecen, que constituyen su identidad real.
La internalización por parte del individuo de sus estigmas del tipo visibles (como deformidades) puede causarle auto rechazo, aislamiento, hostilidad contra si mismo, etc.
A pesar de su descalificada identidad, el estigmatizado puede sentirse a salvo con dos tipos de personas, unos son los iguales y otros los sabios. Los primeros son los individuos también descalificados socialmente que comparten el mismo estigma, mientras que, los sabios son personas “normales” no estigmatizadas que están informadas acerca de la “inferioridad” del individuo y saben cómo tratarlo.
Goffman reconoce un período al que denomina “carrera moral” en el que el individuo estigmatizado llega a un momento en el que adopta el punto de vista de los “normales”, es decir, internaliza y aprende a vivir con su defecto.
Este tipo de situaciones se da en la interacción con la sociedad cuando deja de ser cobijado por la familia, en la mayoría de los casos, cuando ingresa a la escuela, donde el estigmatizado es objeto de burlas, desprecio, ostracismo, etc. El tipo de concientización sobre si mismo va a variar dependiendo el tipo de estigma, la clase social del individuo, el contexto donde se desarrolle su vida, también su forma de abordarlo.
Goffman describe formas en las que un estigmatizado puede hacer control de la información sobre si mismo. Aquellos que son estigmatizados por individuos “normales”, aún sin conocerlo o interactuar con él, comprenderán el grupo de “desacreditados”, porque poseen un estigma reconocible a simple vista; mientras que aquellos que poseen un estigma que no se manifiesta en forma inmediata y el que no puede conocerse sin información previa, será un individuo del grupo de los “desacreditables”. La pertenencia al grupo de los desacreditables dependerá de cómo exhibe u oculta información sobre si mismo.
La información social se transmite a través de los gestos corporales. Goffman denomina simbolos de estigma a aquellas atribuciones negativas que constituyen el estereotipo de estigmatizado, distingue de estos a los simbolos de prestigio, que son los que completan una imagen positiva y los símbolos desentificadores son los que rompen con un estereotipo estigmatizado.
Las personas que interactúan o se relacionan muy frecuentemente con un estigmatizado suelen rechazo por el estigmatizado, por ejemplo, una familia a la que le molesta cuidar de una abuela vieja y enferma. El manejo del estigma influye en el hecho de conocer o no conocer al estigmatizado. Goffman desarrolla el concepto de identidad personal, definiéndola como la verdadera identidad única del individuo, que combina aspectos de su historia; eso compone su biografía.
Los normales actúan como biógrafos al dotar de atribuciones (negativas o positivas) al individuo.
Goffman sostiene que el individuo puede ocultar información de si mismo desacreditable, pero que en algún momento esa situación derivará a la inversa cuando éste se relaciona con sus íntimos.

Goffman sostiene que no existen en si, personas estigmatizadas naturalmente o personas normales naturalmente, todos podemos ser desacreditables en función de cómo utilicemos las estrategias de control de información sobre nosotros mismos.



estigma


Encontré este video que comparte una organización (http://soyborderline.com) que realiza campañas de concientización social, contra la estigmatización:



link: http://www.youtube.com/watch?v=6ZJiI1Gh8sY


La persona con enfermedad mental debe afrontar una doble dificultad para recuperarse: la enfermedad en sí y los prejuicios y discriminaciones que recibe por padecerla. Es el estigma social, una carga de sufrimiento que incrementa innecesariamente los problemas de la enfermedad y constituye uno de los principales obstáculos para el éxito del tratamiento y de la recuperación.

El origen del estigma está en estereotipos y mitos injustos heredados de siglos de incomprensión hacia la enfermedad mental. El silencio que la rodea y que la ha convertido en tabú ha mantenido el estereotipo, que es una idea o imagen aceptada de común acuerdo por la sociedad y que permanece invariable. La reiteración de esos estereotipos ha creado sólidos prejuicios, que se ven reflejados en pensamientos y actitudes arbitrarias o parciales respecto de la enfermedad o las personas que la padecen, sin analizar si existe alguna razón que lo justifique.

Finalmente, el prejuicio se plasma en la discriminación, por la cual individuos o grupos de una sociedad privan a otros de sus derechos o beneficios y les dan un trato de inferioridad. En un principio, la estigmatización tendría un carácter originariamente moral, pero con serias consecuencias, ya que se identifica al grupo segregado con el estigma mismo. Al tratar a la persona con enfermedad mental, se hace exclusivamente según su enfermedad, no como una persona como otra cualquiera.

Los medios de comunicación tienen un papel relevante para contribuir a eliminar la discriminación y el estigma que padecen las personas con enfermedad mental, ofreciendo una información objetiva, rigurosa y desestigmatizante. En la mayoría de casos, no se trata de cambiar, omitir o crear noticias: es la forma y el lenguaje con que se publican o emiten lo que puede ayudar a cambiar la vida de millones de personas.

La discriminación de las personas con enfermedad mental está todavía presente en nuestra sociedad y es una de las asignaturas pendientes en el logro efectivo de los derechos humanos. Afortunadamente, la sensibilización hacia cuestiones como la sexualidad, la raza o diversas discapacidades crece progresivamente y sin marcha atrás. Sin embargo, muchas personas con enfermedad mental no notan esa progresiva sensibilización porque todavía encuentran cada día motivos para sentirse discriminadas. Eliminar el estigma es una prioridad para mejorar su calidad de vida y darles la oportunidad de alcanzar una existencia plena.


http://www.soyborderline.com/
Fuente: http://sociologiac.net/2009/11/18/descarga-del-dia-estigma-la-identidad-deteriorada-erving-goffman/
El libro está para descargar gratis en esta pág.: http://bibliotecasociologia.blogspot.com/search/label/Goffman