Bueno , hoy les traigo este post con un par de historias Conmovedoras , espero que les guste


Historias Motivadoras y Conmovedoras

historias


El soldado

Esta es una historia que fue contada por un soldado que pudo regresar a casa, después de haber peleado en la guerra de Vietnam.Le habló a sus padres desde San Francisco: "Mamá, Papá, voy de regreso a casa, pero les tengo que pedir un favor.

Traigo a un amigo que me gustaría que se quedara con nosotros."

"Claro," le contestaron, "nos encantaría conocerlo".

"Hay algo que deben de saber", el hijo siguió diciendo..., "él fue herido en la guerra. En el piso había una mina de tierra y perdió un brazo y una pierna él no tiene a donde ir, y quiero que él se venga a vivir con nosotros a casa".

"Siento mucho el escuchar eso hijo, a lo mejor podemos encontrar un lugar en donde él se pueda quedar."

"No mamá y papá, yo quiero que él viva con nosotros..."

"Hijo," le dijo el padre, " tú no sabes lo que estás pidiendo. Alguien que está tan limitado físicamente puede ser un gran peso para nosotros...

Nosotros tenemos nuestras propias vidas que vivir, y no podemos dejar que algo como esto interfiera con nuestras vidas. Yo pienso que tú deberías de regresar a casa y olvidarte de esta persona. El encontrará una manera en la que pueda vivir el solo."

En ese momento el hijo colgó la bocina del teléfono... Los padres ya no volvieron a escuchar de él. Unos cuantos días después, los padres recibieron una llamada telefónica de la policía de San Francisco. Su hijo había muerto después de que se había caído de un edificio, fue lo que les dijeron. La policía creía que se trataba de un suicidio. Los padres destrozados por la noticia volaron a San Francisco y fueron llevados a la morgue de la ciudad a que identificaran a su hijo. Ellos lo reconocieron y para su horror, descubrieron algo que no sabían, su hijo tan solo tenía un brazo y una pierna.


soldado

Mi perro Fiel...
Una pareja de jóvenes tenía
varios años de casados y nunca
pudieron tener hijos. Para no sentirse solos, compraron un
cachorro pastor alemán y lo amaron como si fuera su propio hijo.

El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso pastor alemán.

El perro salvo, en mas de una ocasión, a la pareja de ser atacada
por ladrones. Siempre fue muy fiel, quería y defendía a sus dueños
contra cualquier peligro.

Luego de siete años de tener al perro, la pareja logro tener el hijo
tan ansiado.

La pareja estaba muy contenta con su nuevo hijo y disminuyeron
las atenciones que tenían con el perro.

Este se sintió relegado y comenzó a sentir celos del bebe y no era
el perro cariñoso y fiel que tuvieron durante siete anos.

Un día la pareja dejo al bebe plácidamente durmiendo en la cuna
y fueron a la terraza a preparar una carne asada.

Cual no fue su sorpresa cuando se dirigían al cuarto del bebe
y ven al perro en el pasillo con la boca ensangrentada,
moviéndoles la cola.

El dueño del perro pensó lo peor, saco un arma que llevaba
y en el acto mato al perro.

Corre al cuarto del bebe y encuentra una gran serpiente degollada.

El dueño comienza a llorar y exclama: he matado a mi perro fiel!

Cuantas veces no hemos juzgado injustamente a las personas?.
Lo que es peor, las juzgamos y condenamos sin investigar a que
se debe su comportamiento, cuales son sus pensamientos y sentimientos.

Muchas veces las cosas no son tan malas como parecen,
sino todo lo contrario.

La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar
a alguien recordemos la historia del perro fiel, así aprenderemos
a no levantar falsos contra una persona hasta el punto de dañar
su imagen ante los demás.

pensar

Y la que más me conmovio:

El diario de un Perro...

1ª. semana. Hoy cumplí una semana de nacido. ¡Que alegría haber llegado a este mundo!!!

1ºmes. Mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar.

2 meses. Hoy me separaron de mi mamá. Ella estaba muy inquieta, y con sus ojos, me dijo adiós, como esperando que mi nueva "familia humana" me cuidara tan bien como ella lo había hecho...

4 meses. He crecido rápido; todo me llama la atención. Hay varios niños en la casa que para mí son como "hermanitos". Somos muy inquietos, ellos me jalan la cola y yo los muerdo jugando.

5 meses. Hoy me regañaron, mi ama se molestó porque me hice " pipí" adentro de la casa... pero nunca me habían dicho dónde debía hacerlo.
Además, duermo en el dormitorio y... ¡Ya no me aguantaba!!!

8 meses. Soy un perro feliz. Tengo el calor de un hogar; me siento tan seguro, tan protegido... Creo que mi familia humana me quiere y me consiente mucho... Cuando están comiendo me convidan, el patio es para mi solito y me doy vuelo escarbando como mis antepasados los lobos cuando esconden la comida. Pero nunca me educan, seguramente ha de estar bien todo lo que hago.

12 meses. Hoy cumplí un año. Soy un perro adulto y mis amos dicen que crecí más de lo que ellos pensaban. Qué orgullosos se deben sentir de mí!!!

13 meses. Qué mal me sentí hoy... Mi "hermanito" me quitó la pelota. Como yo nunca agarro sus juguetes fui y se la quité. Pero como mis mandíbulas se han hecho muy fuertes lo lastimé sin querer. Después del susto me encadenaron casi sin poderme mover al rayo del sol. Dicen que van a tenerme en observación y que soy muy ingrato... no entiendo nada de lo que pasa.

15 meses. Ya nada es igual... vivo en la terraza... me siento muy solo... mi familia ya no me quiere. A veces hasta se olvidan que tengo hambre y sed y cuando llueve no tengo techo con que taparme...

16 meses. Hoy me bajaron de la terraza. Pensé que seguramente mi familia me había perdonado... Me puse tan contento que daba saltos de gusto y mi cola parece un molinete. Hasta parece que me van a llevar con ellos de paseo. Subimos al auto, enfilamos hacia la ruta y anduvimos un largo trecho hasta que de repente pararon. Abrieron la puerta y yo me bajé feliz creyendo que haríamos nuestro "día de campo". No comprendo porqué cerraron la puerta y se fueron... "¡Oigan, esperen!!!" - ladré... "se olvidan de mi...!!!" Corrí detrás del coche con todas mis fuerzas... mi angustia crecía al darme cuenta que casi me desvanecía y ellos no se detendrían: Me habían abandonado...

17 meses. He tratado en vano de buscar el camino de regreso a casa. Me siento y estoy perdido, en mi sendero hay gente de buen corazón que me vé con tristeza y me dá algo de comer... Yo les agradezco con mi mirada y desde el fondo con mi alma... quisiera que me adoptaran y sería leal como ninguno. Pero tan sólo dicen "pobre perrito", se debe haber perdido.

18 meses. El otro día pasé por una escuela y vi a muchos niños y jóvenes como mis "viejos hermanitos". Me acerqué y un grupo de ellos, riéndose, me lanzó piedras "para ver quién tenía mejor puntería"... una de esas piedras me lastimó el ojo y desde entonces ya no veo bien .

19 meses. Parece mentira, cuando estaba más bonito se querían ... Ahora estoy muy flaco, mi aspecto ha cambiado... perdí mi ojo y la gente más bien me saca a escobazos cuando pretendo echarme en una pequeña sombra...

20 meses. Casi no puedo moverme. Hoy al tratar de cruzar la calle por donde pasan los coches, uno me arrolló. Según yo, me encontraba en un lugar seguro llamado "cuneta", pero nunca olvidaré la mirada de satisfacción del conductor, que hasta se ladeó con tal de centrarme. Ojalá me hubiera matado... pero sólo me dislocó la cadera. El dolor es terrible, mis patas traseras no me responden y con dificultades me arrastré hacia un poco de hierba al costado del camino... Llevo ya 10 días bajo el sol, la lluvia y el frío, sin comer. No me puedo mover, el dolor es insoportable. Me siento muy mal; quedé en un lugar húmedo y parece que hasta mi pelo se está cayendo. Alguna gente pasa y ni me ve; otras dicen: "No te acerques". Ya casi estoy inconsciente, pero alguna fuerza extraña me hizo abrir los ojos. La dulzura de su voz me hizo reaccionar. "Pobre perrito, mira como te han dejado", decía... junto a ella venía un señor de bata blanca, empezó a tocarme y dijo: "Lo siento señora, pero este perro ya no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir."
A la gentil dama se le salieron las lágrimas y asintió. Como pude, moví el rabo y la miré agradeciéndole que me ayudara a descansar... Sólo sentí un pinchazo y me dormí para siempre, pensando en porqué tuve que nacer si nadie me quería...

La solución no es echar un perro a la calle, sino educarlo.
No conviertas en problema una grata compañía.
Ayuda a abrir la conciencia y así poder acabar con el problema de los perros callejeros.


perro

Bueno , aca termina mi post , espero que les halla gustado y les halla dejado alguna enseñanza , bueno Chau , y HASTA SIEMPRE TARINGA!