Esta historia la tuve hace 2 anios mas o menos. Yo estaba viviendo en Mallorca, en una pension con 3 personas mas. Me fui para alla sin ningun plan en especial, con la esperanza de conseguir un laburo que me mantenga y poder vivir algunos anios. siempre me atraian esas aventuras de viajar a lo desconocido. Tuve un percance, posiblemente el error mas grande mi vida. Me traiciono alguien que yo crei que era mi amigo, en fin, me encarcelaron por trafico de sustancias prohibidas. Me costo mucho recuperarme de esos tiempos vividos. No voy a dar mas detalles sobre mi causa por razones obvias.




La carcel o servicio penitenciario, como prefieran llamarlo, era bastante grande. Cabian unos 400 presos mas o menos. Yo compartia celda con un marroqui y un peruano. Los primeros dias fueron dificiles, insoportables. Mis abogados me decian que me sacarian lo antes posible, pero la causa estaba muy trabada. El ambiente de la carcel era por momentos tenebroso, sobretodo a la noche. Los primeros dias no cerre un ojo, estaba pendiente de todo, tenia panico a que viniera algun loco y me apunialara por la espalda. Luego al relacionarme mas con los otros presos, de los cuales varios eran latinos, me tranquilizaron un poco y pude sobrellevar un poco mejor la situacion. La comida no era tan mala como yo esperaba. Mi celda tenia 3 camas y una pequenia ventana donde por las noches observaba una luna resplandeciente, un lavatorio y un inodoro. Los dias se me hacian eternos, por momentos sentia mucha bronca, y por otros simplemente tristeza de haber cometido semejanet estupidez. Haciamos trabajos como pintar paredes, muebles, sillas, o moldear cosas, lavar ropa, cocer, algunos otros se la pasaban leyendo... Pase momentos de tension, de algunas insinuaciones a pelear, pero siempre me trate de abstener a todo tipo de conflictos a pesar de las provocaciones que recibia los primeros dias, como una manera de pagar derecho de piso.

No los voy a aburrir mas, a pesar de que tengo miles de anecdotas que me pasaron, pero les voy a contar como logre escaparme de la carcel luego de haber estado 43 días.


Inspirado en Prison Break, decidi que debía escaparme, no soportaba un solo día mas ahi adentro. Lo hable con el peruano de mi celda, y un colombiano que no era de mi celda pero me habia hecho amigo. No llegue a entablar una amistad con el marroqui, por cuestiones de lenguaje, y cultura, directamente casi que no hablaba con nadie el tipo. Eso lo complicaba aun mas, porque debiamos planear todo a espaldas de el, con la incertidumbre de que pudiera delatarnos.

Cuando les comente sobre mi idea de fugarme, ellos me miraron con cara de ''estas loco vos?'' me querian convencer de que era algo imposible, que lo olvide. De todas maneras cuando me surgue una idea dificilmente la abandone por mas obstaculos que esta tenga. Esa misma noche ya estaba pensando en un buen plan de escape. Estuve al menos 3 o 4 días pensando como podía escaparme de la manera mas discreta y silenciosa. Los pasillos estaban permanentemente custodiados, por las noches escuchabas los pasos de los guardias vigilando y controlando cada una de las celdas. Dentro en la planta baja (mi celda se ubicaba en la segunda planta) habia mas efectivos, con ametralladoras automaticas, camaras de seguridad por todos lados. Afuera del servicio penitenciario habia 2 torres de control, rejas de 8 metros con alambres de pua, y mas y mas efectivos. A pesar de que no lo era, parecia una carcel de maxima seguridad.

Un día de insomnio, de los tantos que tuve, eran las 5:30 de la noche y miraba por la ventana cuando vi un camión, no muy grande ingresar a la carcel y salir a la media hora mas o menos. Me llamo la atención, y entonces decidí averiguar que transportaba o que función cumplia. Luego de investigar un poco, me entero que ese camión ingresaba a la carcel, mas precisamente al stock de la cocina (un galpon de 10 metros por 10 metros) una vez por semana y su función era llevar la mercadería (alimentos) para toda la semana, con un poco mas de informacion logre averiguar que al retirarse le camión transportaba cajas de basura. Dentro del comedor principal, habia un pequenio lugar donde podia caber una persona mas o menos delgada sin ser visto, estaba entre las mesas apiladas en forma horizontal y las sillas sobrantes que hacian un buen escondite. Decidi que debia permanecer allí el día que entraba el camión para luego ingresar a la cocina con la precaucion de no ser visto por los guardias del area. Una vez en la cocina, ingresar al vagón del camión por detrás e intentar camuflarme de la mejor manera entre los residuos de allí adentro.

Afortundamente decidi comentarles sobre el plan al peruano y al colombiano. Su primera reaccion fue una fuerte risa, luego me explicaron el motivo. El colombiano, que estaba hace mas de 8 meses alli adentro, me dijo, que a las 9:30 los guardias comienzan a inspeccionar las celdas y controlar que esten todos dentro. Es decir que antes de las 10:00 ya sabrian que no me encuentro dentro de mi celda. También me dijo que cuando falta un preso en una celda, hacen sonar la alarma, durante ese período el camión no tiene permiso de salir de la carcel, y se inicia la busqueda dentro del serivicio penitenciario y sus alrededores. Es decir para las 10:10 minutos ya me habrían encontrado.


Me decepciono mucho saber eso, y al mismo tiempo me senti un boludo, de haber sido tan ingenuo.. y no haber pensado todo eso.

Me escape de una carcel en Mallorca


Pero no abandone la idea, y esa misma noche continúe pensando planes de fuga. Habrán pasado unos 5 o 6 noches mas, cuando se me ocurrio el plan que finalmente sería el que me sacaría de allí. Luego de tantos días allí adentro, conocia cada rincón de la carcel. También me entere que habia una especie de vestuario en donde los guardías que entraban para su turno de vigilancia se cambiaban. Ese vestuario se ubicaba a unos 12-15 metros del pabellon de planta baja. Para ingresar al pasillo que conduciria al vestuaria, habia una puerta de hierro, que se abre llave, la cual, la tiene el guardia del area. Se me ocurrió que la mejor o quizas unica manera de escaparme de allí no seria como un preso, sino como un gendarme mas. El tema era como llegar a ese vestuario, traspasar esa puerta de hierro sin llamar la atencion ni ser visto, y conseguir un uniforme.

Nuevamente le planteo la idea a mis amigos latinos. Esta vez su reaccion no fue de burla, sino de cierto esceptisismo, trate de convencerlos, de motivarlos, que porfavor me ayuden en esta. Que ellos tambien podría escaparse. El colombiano me dijo que me iba a ayudar hasta donde pueda, pero no iba a intentar fugarse, ya que tenia esperanzas de que antes de fin de anio lo liberarían. No queria comprometerse, le agradeci desde ya su voluntad de ayudarme. El peruano estaba en una situacion similar, si bien su causa estaba estancada, tambien creia que en poco tiempo saldría de allí. Muy diferente era mi situacion dado no aguantaba ni una hora mas alli adentro.

Esa noche con el peruano estuvimos analizando las maneras de que pudiera llegar al vestuario sin ser visto. El marroqui estaba presente en la mayoria de las charlas, pero ya me habia asegurado que no entendia un pomo el castellano.

En una de esas conversaciones, se me ocurre que para traspasar la famosa puerta numero 5 que llevaria al pasillo que conduce al vestuario seria mediante la colocación de un alambre resistente en el lugar donde cierra la cerradura. Conseguir el alambre no era algo dificultoso, ya que estabamos rodeados de alambres en las afueras del lugar.

De todas maneras, sabia que faltaba algo que desvie la atencion de los gendarmes. Habia que despistarlos de alguna manera, para poder llegar al objetivo sin ser vistos. Ese objeto serian hojas secas. Las prenderiamos fuego, las tirariamos de la plaza central por una de las ventanas que llega al pasillo. El colombiano se propuso lanzar las hojas incendiadas, mientras que el peruano dijo que se encargaría de poner el alambre en la cerradura de la puerta 5, en un contexto de distraccion del gendarme que vigila la puerta.

Ya teniamos todo planeado, llego el dia clave. Teniamos el encendedor, el colombiano habia conseguido algunos residuos inflamables, que producirían un humo mas negro y enceguecedor. El peruano ya se habia encargado de ubicar el alambre con exito, la puerta numero 5 no se habia cerrado completamente. Con nervios, y una gran adrenalina. No llegaba a verla porque estaba a la vuelta, para que el guardia no me vea. Teniamos calculado el momento preciso en que el colombiano tiraría los objetos inflamables, que era el momento en el cual los gendarmes se cambiaban y que era el unico momento en el cual la puerta del vestuario permanecia abierta por un lapso corto de tiempo. Una pequenia falla seria catastrofico. Ya habian pasado 5 minutos mas del tiempo que habiamos estipulado para que el colombiano arroje los artefactos inflamables. Ya me habia anticipado que si tardaba mas era porque debia asegurarse de no ser visto y posiblemente habría guardias observandolo. (vale aclarar que el colombiano se habia tapado la cara con un par de remeras para no ser visto por la camara de seguridad, y se sacaría las remeras dentro de uno de los lugares muertos, (esos que no llega la camara de seguridad) y volveria a su celda como cualquier otro preso, no se enteraria que fue el.

Comienzo a sentir olor a quemado. El guardia se comunica por radio avisando del problema, el humo se expande y es mas negro de lo que creiamos, el guardia no puede respirar con normalidad, y debe retirarse... Con las certitud de que no se encotnraba el guardia me dirijo a la puerta 5, con una remera tapandome la boca y la nariz para respirar lo menos posible el humo asfixiante. Logro abrir la puerta, el humo negro me tapaba la vision completamente, escuchaba las voces de los gendarmes dentro del vestuario que se retiraban para el otro lado, hacia afuera de la carcel... Me saco la ropa, de modo que al ingresar al vestuario interpreten que soy un gendarme que no llego a cambiarse. Habia unos 5 gendarmes, el humo era mas soportable en el vestuario. Nadie parecio sospechar sobre mi aparicion en el vestuario. Habia varios uniformes colgados, casi al azar agarro uno y me cambio lo mas rapido posible. Ya era un gendarme mas. Sali con la mayor normalidad posible, el humo se habia apaciguado. Sali hacia afuera, me dirigí hacia el primer alambrado de salida, el corazon me latia mas fuerte que nunca.. Habia dos guardias de seguridad, los saludo, me devuelven el saludo, me abren la puerta. Me dirijo al segundo alambrado, siempre habia al menos 4 guardias, esta vez, habia solamente 2 de ellos. Suponía que era por el desorden que causo el humo. Estos si que me miran con cierta curiosidad, tadaron como 2 horas en devolverme el saludo (asi lo senti yo..). Me preguntan que cargo ocupaba. En ese momento me empezaron a transpirar las manos, sentía que me desmayaba. Lo primero que se me ocurrio fue decirles que estaba a cargo de la puerta numero 5 en horario diurno. Sin emitir una palabra, me abrieron la puerta a la libertad. Senti una emocion inexplicable. Me aleje de los alrededores de la carcel de la manera mas normal que pude, aunque no pude evitar caminar a pasos ligeros. Finalmente llego a una ruta, que estaba a unos 200 metros de la carcel. Seguia con el uniforme de gendarme. Por suerte consegui que un automovilista parara, para llevarme lejos de allí. En ese preciso momento en que me estoy subiendo al auto, escucho la sirena de que se escapo un preso. Le digo al conductor que estaba en apuros. Todo habia salido con exito, la emocion era enorme.

Hasta el dia de hoy, que le estoy agradecido al colombiano y peruano que tanto me ayudaron, lamentablemente perdi el rastro de ellos, ojala que este disfrutando de su tan merecida libertad.


Estoy un poco cansado para seguir escribiendo, si quieren hacerme preguntas, intentare responderas hasta donde pueda.


saludos a todos.