¿Por qué se pega la lengua a los cubitos de hielo?

Si chupamos un cubito de hielo recién sacado del congelador la lengua se queda pegada. En concreto, tras dejarla reposar un par de segundos sobre la superficie helada comienza una sensación similar a pellizcos minúsculos y constantes sobre la lengua.

En realidad, lo que está sucediendo es que la superficie de la lengua, rica en agua, se está congelando. Esos pellizcos son cristales de agua y saliva.

Esto sucede porque nuestro cuerpo no es capaz de reponer el calor en nuestra lengua igual o más rápido que lo extrae el hielo. Cuando la lengua toca la superficie helada del cubito, este extrae calor y la enfría rápidamente.

Nuestro cuerpo intenta reponer en esa parte del cuerpo el calor perdido, necesario para su buen funcionamiento, pero el cubito lo disipa más rápido. De esta forma, la humedad de la lengua se congela y se queda pegada.

El mismo efecto pero más acusado sucede con un trozo de metal, como un poste de una valla en un día helado, por ejemplo. Si lo chupamos, la lengua se quedará pegada rápidamente y con fuerza.

El metal conduce muy bien el calor. Si está muy frío y entra en contacto con la lengua ‘caliente’, extraerá su calor con eficacia.

"La solución para despegar la lengua es verter agua caliente"

solucion

Por este mismo motivo, cuando tocamos un metal en un día templado o cálido nos da la impresión de que está frío. Es porque extrae el calor de nuestra mano con suma rapidez.

Para liberar la lengua, nada de tirones, porque dañarían el músculo. La solución es verter agua caliente sobre la lengua y el cubito o el metal. En un santiamén se descongelará la saliva y la lengua se despegará.
Chasquidos en el hielo

Respecto a la segunda pregunta, los cubitos de hielo crujen cuando los añadimos a una bebida a temperatura ambiente por las tensiones en su estructura.

Al introducir los cubitos en la bebida, el calor fluye hacia el hielo. El hielo tiene huecos en su estructura, que están rellenos de aire. Cuando la temperatura aumenta, el aire se expande (ocupa más, aumenta su volumen) y empuja las paredes de hielo que lo contiene.

Por otra parte el hielo, como consecuencia del aumento de temperatura, se deshace poco a poco (se hace líquido) y su estructura se debilita. Los crujidos son el resultado de esta lucha de tensiones.

Hielo


fuente
http://www.rtve.es/noticias/20110817/se-pega-lengua-cubitos-hielo/455342.shtml?utm_term=Ciencia+y+Tecnolog%C3%ADa&utm_content=Ciencia&utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter